Inicio > Actualidad > Maktaba: biblioteca árabe de nuevas voces literarias

Maktaba: biblioteca árabe de nuevas voces literarias

Maktaba: biblioteca árabe de nuevas voces literarias

En pocas ocasiones la literatura árabe traspasa nuestras fronteras con la rotundidad y exquisitez de la propuesta que nos trae la editorial Relee: Maktaba. Maktaba es un sello literario dedicado a rescatar jóvenes y consolidadas voces de las letras árabes para presentarlas en nuestro país, en un cuidado catálogo que poco a poco va engrosando sus páginas.

Tras las primeras publicaciones, Maktaba se asienta como una referencia literaria de interés, como un faro de las letras que aún hoy siguen siendo desconocidas, pero que poco a poco van formando parte de nuestro universo literario. Maktaba (que en árabe significa «biblioteca») está dirigida por Covadonga Baratech, traductora y editora, con la que mantenemos una conversación telefónica para Zenda:

—¿Qué es Maktaba?

"Maktaba es una colección especializada en literatura árabe contemporánea"

—Maktaba es una colección especializada en literatura árabe contemporánea. Pertenece a la editorial Relee. Nuestro objetivo es traer a autores relativamente jóvenes, desconocidos para el público español, árabes, que están ahora mismo escribiendo la nueva literatura.

—¿Cómo surgió esta colección literaria dentro de la editorial Relee?

—La editorial Relee siempre ha apostado por nuevas voces, colecciones un poco distintas. Tenemos una colección especializada en los inicios de la ecología, todo según el movimiento centrado en Walt Whitman y en la naturaleza. Apostamos mucho por nuevas voces que salían de talleres literarios, autores que empezaban a escribir. Surgió la idea de traer, en este caso, nuevas voces del mundo árabe que no estaban llegando al mercado español.

—¿Qué rol desempeña Covadonga Baratech en una aventura como Maktaba?

—Tengo un papel un poco importante. Por un lado soy la editora, o coordinadora del proyecto. En este sentido me encargo de buscar autores, contactar con ellos y llevar la parte de gestión en las distintas etapas del proceso editorial. También tengo el papel de traductora, que es un papel que me apasiona. 

—Resúmanos en pocas palabras qué debe tener una obra literaria para ser publicada en Maktaba, es decir, qué busca la editora en una obra para que forme parte de su catálogo.

—Para ser publicada en el sello lo que nos interesa principalmente es que el autor sea relativamente joven, que, aun así, tenga una carrera literaria que ya esté establecida dentro del mercado árabe, que sea un autor reconocido y, sobre todo, nos interesa que pueda aportar una visión distinta sobre la literatura árabe de lo que normalmente se considera, más centrado en temas como la inmigración, la primavera árabe, el tema palestino. En Maktaba queremos ofrecer otro abanico de temas que normalmente no llega al mercado español.

—En Maktaba encuentran su espacio títulos de autores que hasta ahora no habían tenido la oportunidad de ser publicados traducidos al castellano. En ese sentido, ¿es Maktaba un descubridor de talentos?

"A la gente le interesa mucho que se traten temas distintos a los que normalmente llegan"

—Bueno, es cierto que hemos tenido ese rol de descubrir autores que no estaban llegando de ninguna forma al mundo español. Ahora contamos con otras ventajas, otras herramientas. Por ejemplo ha surgido la Lista Banipal que nos trae algunos autores traducidos al español (fragmentos de sus novelas o cuentos)  para que el público pueda conocerlos un poco más. Pero sí que es cierto que hasta ahora era muy complicado descubrir nuevos autores y traerlos. Personalmente me siento bastante orgullosa de haber descubierto a estos autores que hasta ahora no habían sido publicados.

—La colección ya ha publicado varios títulos. ¿Qué recepción están percibiendo sobre estas publicaciones?

—En general estamos recibiendo bastantes comentarios positivos. A la gente le interesa mucho que se traten temas distintos a los que normalmente llegan. Por ejemplo, en nuestra primera novela, La fortaleza del polvo, se trataba el tema de los moriscos, pero asimilándolo a lo que estaba sucediendo a los coptos en Egipto. Este es un tema que quizás no se trata mucho. La segunda novela que hemos publicado, Mercurio (basada en la revolución egipcia) va un poco más allá: a imaginar un futuro distópico, que es un tema que en la literatura árabe está gustando mucho (la distopía, los futuros distópicos), pero que a España no había llegado aún nada parecido. En general hay una acogida muy buena a los títulos que ya hemos publicado y a los temas que tratan (y cómo se tratan).

—Usted ha trabajado como traductora de obras literarias de origen árabe, y además ha traducido las obras que componen esta colección. ¿Qué vamos a encontrar los lectores en estos títulos?

"Vamos a encontrar una visión distinta sobre temas, sobre los que hayan o no leído, como la revolución árabe"

—Vamos a encontrar una visión distinta sobre temas, sobre los que hayan o no leído, como la revolución árabe en Mercurio, que se ve con mucha negatividad. Siempre nos llega la idea de que la revolución árabe trajo la democracia. pero en Egipto trajo una nueva dictadura. Esta obra presenta una visión distinta. La fortaleza del polvo, que trata el tema de los moriscos, lo hace también de manera diversa. Creo que en Maktaba van a encontrar una nueva forma de tratar temas que son universales y un nuevo estilo literario.

—La literatura árabe contemporánea es, salvo excepciones, una gran desconocida. ¿Qué papel cree que juegan los medios de comunicación a la hora de acercarla a los lectores?

—Los medios de comunicación tienen un papel fundamental. He conseguido llegar a muchísima gente que, gracias a los medios de comunicación y a las redes sociales, ha descubierto en Maktaba un nuevo mundo. Si ya no sólo tuviéramos la opción de alcanzar a la gente a través de nuestras redes sociales, sino que pudiéramos realmente comunicarnos con ellos a través de los medios de comunicación, creo que la literatura árabe tendría una explosión, porque se están publicando cosas muy buenas, muy interesantes, pero es cierto que cuesta que lleguen al gran público. Creo que ese es el último empujón que le falta a la literatura árabe para alcanzar el estatus que merece en el mercado español, como otras literaturas (la japonesa, la nórdica…). Creo que los medios juegan aquí un papel muy importante.

4.9/5 (44 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)