Inicio > Blogs > A favor del nordeste > No vamos a poder con «Eso»
No vamos a poder con «Eso»

Eso es real, sin duda, pero no todos vemos al monstruo de la misma manera. Eso ha despertado, algo que suele hacer cada cierto tiempo, y mantiene su estrategia de presentarse ante cada uno de nosotros como un espejo de nuestros propios miedos.

La victoria de Eso se completa cuando nos dejamos arrastrar por nuestros temores, cuando le damos absoluta credibilidad a la forma en la que se nos acerca. Eso quiere convencernos, atraparnos en su telaraña, hacernos sentir cómodos flotando a la deriva junto a gente con la que compartimos pánico.

Eso promete la gloria a cambio de la supervivencia o la eliminación del adversario. Su poder, anclado en nuestra irracionalidad, resulta difícil de superar si no nos ponemos de acuerdo y cerramos un círculo entre todos para hacerle frente.

Con motivo del estreno de la última versión cinematográfica de It me dio por releer la novela, algo que no hacía desde hace más de 20 años. En su momento me pareció una historia entretenidísima de terror adolescente, ahora me ha dado miedo de verdad.

Pennywise, el payaso, se me aparece con distintas caras cada vez que pongo la tele. En la radio es capaz de hacer más voces que Richie y en los periódicos firma largas columnas de opinión. Payasos, payasos y más payasos, por todas partes. Twitter, por ejemplo, está lleno.

Me aterra la precisión con la que Stephen King escribió sobre España y Cataluña en 1986, nuestras cloacas son iguales que las de Derry, con la diferencia de que me temo que aquí no vamos a acabar con Eso esta vez.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)