Inicio > Actualidad > Bajo el volcán > Óscar Oliva, poeta en la tierra

Óscar Oliva, poeta en la tierra

Óscar Oliva, poeta en la tierra

La piel del poeta le estorba y no quiere tenerla. Quiere “bajar al poeta del pedestal”. Y si no quiere hacerlo, “pues ahí a que se quede para que lo caguen los pajaritos”, dice el escritor chiapaneco Óscar Oliva, quien a sus 85 años prefiere que le identifiquen como alguien común y corriente, un hombre que se despierta, desayuna, va al baño, realiza sus tareas y se sienta en la computadora a escribir, a investigar y averiguar las crisis de la civilización que existen desde hace mucho. Ganador del Premio Nacional de Artes y Literatura 2021 en la modalidad de Lingüística y Literatura, Oliva acaba de publicar dos obras: una antología personal titulada Poesía de la perseverancia (UNAM) y Escrito en Tuxtla (Aldous Editores), en los cuales su obra poética, como él mismo afirma, “está llena de ecos y de resonancias de otras poesías, de una tradición, desde el primer canto que se escribió en esto que llamamos español”. Miembro del grupo llamado La Espiga Amotinada (Juan Bañuelos, Jaime Labastida, Eraclio Zepeda y Jaime Augusto Shelley), Oliva afirma ser heredero de la poesía medieval castellana mística, del Renacimiento y el Barroco. También le debe mucho, admite, al modernismo que encabezó Rubén Darío, para Oliva uno de los grandes poetas que ha tenido nuestra lengua. “El trabajo de un poeta es lo mismo que el de un químico, un matemático o un hombre de ciencia”, dijo don Óscar tras conocer la noticia de su merecido galardón, “porque seguramente”, agregó, “la poesía también capta estas crisis”. Ahí están sus libros: Estado de sitio (1972), Trabajo ilegal (1985), Escuchar el mundo (2000), Estratos (2010) y Lascas (2017). Palabra de poeta.

GRANO DE SAL

"Para celebrar su primer lustro de vida, el sello editorial Grano de Sal púbica tres potentes apuestas"

Su granito de sal son más de 50, con libros que han logrado incidir en el debate público mexicano. Y para celebrar su primer lustro de vida, el sello editorial Grano de Sal publica tres potentes apuestas. Defender el agua, de Robin Broad y John Cavanagh, es una obra coeditada con el Institute for Policy Studies y la Alianza Centroamericana frente a la Minería, que trata sobre la lucha de los salvadoreños que lograron derrotar a las corporaciones mineras internacionales haciendo uso del ingenio político y la creatividad de las organizaciones comunitarias, así como el apoyo de aliados inesperados tanto fuera como dentro del pequeño país centroamericano. El segundo libro es Cómo ganar el premio Nobel, de Peter Doherty, el cual narra la historia de este científico del mundo de la inmunología y es una celebración de toda una vida de investigaciones. En tercer lugar se reedita la celebrada Vida de fray Servando, de Christopher Domínguez Michael, ganador del premio Xavier Villaurrutia en 2004, cuyo monumental libro sobre uno de los padres de la patria, considerado la obra maestra del crítico y escritor nacido en 1962, vuelve en una nueva edición corregida y aumentada y coeditada por Grano de Sal, El Colegio Nacional, la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Fundación Arte & Cultura. Nacido oficialmente el 24 de febrero de 2017 con el objetivo de “poner al alcance de los lectores en lengua española obras de vanguardia sobre temas de actualidad en ciencias sociales y naturales, humanidades y artes”, Grano de Sal espera seguir manteniendo la respuesta de sus lectores. Buena suerte.

4.9/5 (7 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios