Inicio > Libros > Narrativa > ¿Por qué una empresa para contar esta historia?

¿Por qué una empresa para contar esta historia?

¿Por qué una empresa para contar esta historia?

Una empresa no suele evocar ambientes literarios sugerentes. Un lugar donde un equipo de personas se enfrenta a la faena diaria y padece los rigores de la acumulación tediosa del trabajo que se repite día tras día no suele ser el mejor escenario para contar una historia que aspire a conquistar al lector, salvo que se trate de una de esas corporaciones de alta capitalización, grandes influencias y donde el poder corrompido adquiere secretas derivadas que generan el misterio más novelesco.

Ulises, de James Joyce, narra un día cualquiera, un simple paseo en la vida de Leopold Bloom. Una jornada que supone un periplo cotidiano pero que Joyce eleva a la categoría de épico al convertirlo en un paralelismo con la Odisea de Homero. La propuesta de La cuarta semilla es hablar de cada uno de esos desafíos cotidianos provocados por un rosario de crisis imprevistas.

¿Qué tipo de desafíos componen esta odisea?

El último de ellos es la COVID-19. Cuando el planeta reacciona a la COVID-19, ya es tarde. Antes de la crisis sanitaria, la sociedad deambulaba en círculos como el pez de un acuario, ilusionado por la luz de algún lugar tras las paredes de cristal y alimentado por una especie de lluvia nutritiva que engullía en movimiento. Se presenta un día en que el pez adquiere consciencia de que el motor que depura su agua está fallando y el oxígeno escasea. Sus círculos se vuelven más veloces y el pez se golpea contra las paredes del acuario. Toma consciencia de lo reducido de su espacio vital, donde comienzan a despertar los monstruos que nunca antes había percibido.

"La cuarta semilla cuenta cómo son esos monstruos que adquieren vida dentro del acuario. Son días aciagos, carentes de brillo, pero en cada pespunte se va tejiendo las hechuras de una aventura épica"

Pero la crisis sanitaria del 2019 fue un fallo más del sistema de depuración. La calidad del agua no se había recuperado tras el colapso financiero de las hipotecas subprime, el desplome de las valoraciones inmobiliarias y el goteo ácido de la implantación de una digitalización global. La sociedad comienza a tener pánico y su flor se cierra, como si hubiera llegado su noche.

La cuarta semilla cuenta cómo son esos monstruos que adquieren vida dentro del acuario. Son días aciagos, carentes de brillo, pero en cada pespunte se va tejiendo las hechuras de una aventura épica. La historia está plagada de grandes proezas que, por escribirse con minúsculas, no suelen trascender.

¿Qué héroes tiene este viaje?

Wolfskinder es un vocablo alemán que significa «niños lobo”. Así se llamaron a los que quedaron vagando por Europa tras la guerra mundial, desprovistos de todas aquellas necesidades vitales que Maslow jerarquizó.

"Un fraude adquiere categoría moral cuando el objetivo es humanitario, algo que no suelen recoger los reglamentos"

Roman y Constanza son dos de estos “niños lobo” que se vieron obligados a emprender el viaje a su particular Ítaca. Igor Ruskus les encontró durante una fría noche para entregarles cuatro semillas de olivo. Así comienza esta novela. Hermann Gmeiner, fundador de Aldeas Infantiles e inspirador del personaje, comenzó a entregar sus particulares semillas tras la participación en la Segunda Guerra Mundial, y hoy su fundación está presente en 85 países. La cuarta de aquellas semillas tenía un fuerte valor simbólico. Walraven Van Hal (Wally), conocido como el banquero de la resistencia, dedicó parte de su vida a tejer un mecanismo fraudulento para estafar al poder nazi y financiar la ayuda y resistencia de todos los sospechosos. Un fraude adquiere categoría moral cuando el objetivo es humanitario, algo que no suelen recoger los reglamentos. El capitán Alesya interpreta en la novela la labor de Wally. Este es uno de los hilos narrativos que entrelazan la trama de La cuarta semilla, el que representa la primera generación de una empresa agrícola familiar y que en realidad es la Odisea que ha inspirado el paralelismo de la trama.

¿Tiene visos de realidad?

Está inspirada en la realidad más actual. La crisis en el campo, la brecha digital, etc., conforman el otro hilo narrativo por el que discurre el relato. Como aquel paseo de Leopold Bloom, el argumento sitúa el foco en el día a día de una empresa actual. En el ámbito laboral el ser humano pasa la mayor parte del tiempo que permanece despierto y conforma un ecosistema que condensa todas esas emociones y sentimientos que lo definen. Ambiciones, traiciones, lealtades, amor y pánico por perder lo conseguido a lo largo de muchos años. Un empresario, lejos de ser alguien bendecido por los dioses, tiene también su Ítaca, y para alcanzarla debe sortear desafíos financieros, digitalizaciones, sanitarios e incluso amorosos.

Mientras Penélope desteje por la noche lo que tejió por el día, Ulises avanza como lo hace Eduardo, tercera generación de la empresa familiar, que bajo la eterna mirada de sus antepasados se bate cada día en su particular epopeya para estar a la altura de un propósito, con la amarga incertidumbre de no saber si Penélope aún le espera.

—————————————

Autor: José Luis Serrano. Título: La cuarta semilla. Editorial: Samarcanda. Venta: Todos tus libros, AmazonFnac.

1/5 (1 Puntuación. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios