Inicio > Libros > Adelantos editoriales > Prólogo de Enrique Bunbury a «Estado incivil / Concierto de alcaudones»

Prólogo de Enrique Bunbury a «Estado incivil / Concierto de alcaudones»

Prólogo de Enrique Bunbury a «Estado incivil / Concierto de alcaudones»

Zenda adelanta el prólogo de Enrique Bunbury Estado incivil / Concierto de alcaudones (Huerga y Fierro ed.), la última obra del periodista y escritor Jesús Fernández Úbeda.

***

Permítanme recapitular algunos recuerdos para explicar mi presencia en estas páginas introductorias a la nueva obra de Jesús Fernández Úbeda. Nos conocimos hace siete años, y siete años dan para mucho, aunque menos de lo que nos hubiera gustado, creo, a ambos. Nos hemos portado bien mal, pero no perdimos el tiempo y, entre abrazos y algo de nocturnidad, nos dio tiempo a dejar algo de obra por el camino. En Jesús siempre cohabitaron el periodista y el poeta, el entrevistador y el escritor en busca de la palabra adecuada, como encaje de bolillos o puzle de catedral de Notre Damme. Siempre quiso hacer lo que actualmente hace con reconocimiento y talento incuestionable.

Hace ya casi una década, ganó un concursito que organizaba no-sé-quién, quizás mi compañía discográfica de entonces o quizás mi management, para ejercer de cronista de la gira del álbum Palosanto, que publiqué en el 2013. Allí se plantó con su desparpajo juvenil, sabedor de merecerlo y dispuesto a no perderse una, por mucho que intentáramos esquivar su ojo inquisidor y su morro de experto catador, en cada oportunidad que se le antojaba. Pero, su talante natural y encanto de otro planeta se hicieron, poco a poco y paso a paso, con cada uno de los miembros de la cofradía: técnicos, músicos, producción y managers. Como Pedro por su casa, aparecía en fiestas, camerinos y habitaciones, jurando contar sólo lo que debe contar una persona de fiar y discreta. Así se hizo con nuestra confianza y escribió un relato musical y serio sobre nuestro quehacer en los escenarios, esquivando algunas de nuestras fechorías. Supongo que no hay mejor forma de ganarse la confianza de una banda de rock (o de una persona cualquiera) que cumpliendo con tu palabra y no dejando con el culo al aire a quien bien te quiso y abrió las puertas de su casa.

"Mirando tanto a la generación de los maestros como a la de los pupilos avanzados, en mi opinión, inyectó sangre fresca a la apolillada crítica literaria habitual de la prensa generalista"

Terminado el periplo español, nosotros continuamos gira por América y seguimos con interés sus pasos en Acordes Modernos, la plataforma donde dejaba constancia escrita de sus intereses musicales, literarios y culturales, por lo que entre nosotros pasó a ser Jesús “a-eme” Úbeda, por las iniciales de su blog y por el disco con el que los Arctic Monkeys conquistaban el globo terráqueo y que a todos nos fascinaba. Siguiendo sus textos en Acordes Modernos, descubrimos a un escritor de verdad, con conocimiento académico de sus autores favoritos y de los músicos en los que coincidíamos todos y por los que nos partiríamos la cara, sea Bowie, Cohen, Dylan, Sabina, Robe o Calamaro.

Recuerdo la tristeza que me causó cuando me escribió comunicando que dejaba de ser “a-eme” y pasaba a escribir para Zenda, la revista literaria de Arturo Pérez-Reverte. Aunque era consciente del honor que suponía ser aprobado y seleccionado para escribir de literatura en la revista de uno de los autores hoy en día más leídos y respetados de la lengua española, me costaba pensar que una parte de nuestro querido y juvenil amigo desaparecía para siempre. Afortunadamente, creo que aportó a Zenda todo su acervo y erudición, apostando no solo por la entrevista y la crítica literaria, sino también sumando artículos enfocados en aquellos músicos por los que sentía pasión y que demostraban, en sus canciones y álbumes, verdadero interés por la palabra y cuidado en los textos. Mirando tanto a la generación de los maestros como a la de los pupilos avanzados, en mi opinión, inyectó sangre fresca a la apolillada crítica literaria habitual de la prensa generalista.

"No le des más whisky a la perrita revitaliza el género biográfico, un texto que reúne pasión por el biografiado y sus columnas, libros y hazañas vitales"

Como no era de extrañar, en algún momento tenía que ser, en 2017 publicó su primer poemario, Aterrizaje Forzoso. Tuvo la confianza, que agradecí infinitamente, de mandarme una copia antes de publicarlo y quedé gratamente sorprendido con su conocimiento y fluidez en la palabra rimada y el verso. Es el mundo de la poesía, caída libre para los verdaderos amantes del vértigo y los deportes de riesgo y los embebidos por la bohemia literaria, que no esperan nada a cambio y se complacen al encuentro de las musas en musarañas y bares y que no esperan ni recompensa en parné para llegar a fin de mes (mucho menos un Masserati, aunque lo merezcan y le sacarían buen partido).

Su siguiente libro lo escribió en mancuerna gloriosa con mi también querido Julio Valdeón Blanco y versó, en prosa esta vez, sobre la vida y milagros —literarios y literales— de Raúl del Pozo. No le des más whisky a la perrita revitaliza el género biográfico, un texto que reúne pasión por el biografiado y sus columnas, libros y hazañas vitales que, personalmente, me provocaron infinitas ganas de conocer personalmente al mítico periodista conquense, sentarme a su mesa y escuchar.

¡Qué maravilla, volver a leer a mi querido Jesús Fernández Úbeda! Su nuevo y segundo poemario, Estado incivil / Concierto de alcaudones, que ahora tienes entre las manos, es un magnífico y equilibrado encuentro entre la poesía tradicional, la que ya ni se lleva ni se publica, y las temáticas y el trasfondo de la modernidad de nuestro tiempo. La palabra de académico riguroso y el vocabulario suelto y libre de la calle y la realidad virtual. Poemas escritos con ritmo musical y frenético, que beben las veces —muchas— de formas clásicas (el soneto, la décima, el quinteto…) y, otras, se desmadran libremente, como caballos desbocados, cabalgando al encuentro de la rima y el recitado en alta voz. Dividido en dos partes, además de un “anexo” con poemas dedicados a personas reconocibles y públicas y un final emocional, hermoso y esperanzado. Versos personales y autobiográficos, como no podría ser de otra forma (toda poesía lo es), con el trasfondo de la sociedad que nos ha tocado vivir en los meses más estrambóticos que pudiéramos imaginar. Estrofas que no dejan indiferente a nadie, y que avanzan con paso firme e imparable en el destino que desde siempre espera a Jesús: el panteón de los nuevos clásicos de nuestro tiempo.

—————————————

Autora: Jesús Fernández Úbeda. Título: Estado incivil / Concierto de alcaudones. Editorial: Huerga y Fierro. Venta: Amazon y Librerías Troa.

4.9/5 (32 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios