Inicio > Blogs > Ruritania > Recreaciones históricas: un fenómeno en alza

Recreaciones históricas: un fenómeno en alza

Recreaciones históricas: un fenómeno en alza

Desde hace varios años el mundo de las recreaciones históricas viene experimentando un auge inusitado. Son muchas las localidades, grandes y pequeñas, que dentro de su programación cultural anual reservan un espacio para este tipo de actos, obteniendo con ello grandes beneficios tanto turísticos como económicos. En un mundo tan globalizado como el actual, parece que el destacar las tradiciones o singularidades de cada localidad tiene sus recompensas.

Los datos no mienten. Se estima que en 2016 el número de empresas dedicadas a esta actividad era de más de 400 y la facturación anual rondaba los 100 millones de euros. Estudios como los realizados por el Grupo de Investigación en Gestión Cultural de la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid estiman que el impacto económico de algunas recreaciones como la Semana Renacentista de Medina del Campo o Las bodas de Isabel en Teruel generan un impacto económico de 5 y 16 millones de euros respectivamente en dichas localidades.

Además, la dilatada historia española hace que en nuestro país se desarrollen numerosas recreaciones que abarcan todas las épocas de la misma: iberas, romanas, medievales, renacentistas, barrocas, napoleónicas, guerra civil…

"La dilatada historia española hace que en nuestro país se desarrollen numerosas recreaciones que abarcan todas las épocas"

Con el ánimo de aunar esfuerzos y emprender proyectos de interés común, en el año 2000 nació la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas (AEFRH), que aglutina más de veinte eventos de este tipo. En ella están representadas fiestas de diversas épocas.

Dentro de la época íbera y romana encontramos la de Cartaghineses y Romanos de Cartagena (Murcia), las Fiestas Ibero Romanas de Cástulo, en Linares (Jaén), la Lakuerter Íbera de Andorra (Teruel), la Festa do Esquecemento en XInzo de Limia (Orense), Las Guerras Cántabras en Los Corrales de Buelna (Cantabria), Astures y Romanos en Astorga (León), Arde Lucus en Lugo, Mercaforum en Calahorra (La Rioja), La Iberfesta de Olocau (Valencia) o la Fiesta Íbera de Barchín del Hoyo (Cuenca).

En lo que a la época medieval se refieren están las Bodas de Isabel de Segura en Teruel, Las Alfonsadas de Calatayud (Zaragoza), el homenaje a Guillem de Mont-Rodón de Monzón (Huesca), Los Exconxuraos de Llanera (Asturias), las Justas Medievales del Passo Honroso en Hospital de Órbigo (León), El Cronicón de Oña (Burgos), el Fin de Semana Cidiano en Burgos capital, el Festival Templario de Jerez de los Caballeros (Badajoz), el Festival medieval Villa de Alburquerque (Badajoz), La Festa da Istoria en Rivadavia (Orense), la Semana medieval de Estella (Navarra), o El Reino de Nájera (La Rioja).

Pasando a época renacentista, podemos hallar El Sinodal de Aguilafuente (Segovia), la Semana Renacentista de Medina del Campo (Valladolid) o el Festival Ducal de Pastrana (Guadalajara).

De época barroca, El regreso del Comendador de Mas de las Matas (Teruel), o el Privilegio de Vara en Noja (Cantabria).

"Estamos ante un fenómeno que está llamado a ocupar un importante lugar en el espacio turístico."

Esta es una lista de las fiestas y recreaciones que están integradas en la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas, pero en la misma no están todas las que son. La lista es amplísima y excedería del límite de estas páginas.

Otros ejemplos destacables son el Primer Desembarco de Carlos V en Tazones (Asturias), que en 2018 celebró su trigésimo octava edición, o El Último Desembarco de Carlos V en Laredo (Cantabria). O las que a nivel internacional se desarrollan en la alternancia de Jaca (Huesca) y Lerma (Burgos).

Este fenómeno no sólo se da en España, pues fuera de nuestras fronteras existen eventos como el celebrado en Grolle (Holanda) o Palmanova (Italia) que acogen a miles de recreadores. Al igual que sucede en España, a nivel europeo existe la Confederación Europea de Fiestas y Manifestaciones Históricas, que recoge asociaciones de Italia, Portugal, Alemania, España, Hungría, Francia, Bélgica, Polonia y Holanda.

Por todo lo dicho, podemos concluir que estamos ante un fenómeno que está llamado a ocupar un importante lugar en el espacio turístico.