Inicio > Libros > Poesía > Remembranzas, de Juan Ramón Jiménez

Remembranzas, de Juan Ramón Jiménez

Remembranzas, de Juan Ramón Jiménez

Enlazado tardíamente a la Generación del 98, fue el padre poético de muchos de los miembros de la Generación del 27. Se hizo con el Nobel y sus versos atestiguan su condición: la de uno de los más grandes poetas españoles de la historia. Hoy reproduzco Remembranzas, de Juan Ramón Jiménez.

Remembranzas, de Juan Ramón Jiménez

Recuerdo que cuando niño
me parecía mi pueblo
una blanca maravilla,
un mundo mágico, inmenso;
las casas eran palacios
y catedrales los templos;
y por las verdes campiñas
iba yo siempre contento,
inundado de ventura
al mirar el limpio cielo,
celeste como mi alma,
como mi alma sereno,
creyendo que el horizonte
era de la tierra el término.
No veía en su ignorancia
mi inocente pensamiento,
otro mundo más hermoso
que aquel mundo de mi pueblo;
¡qué blanco, qué blanco todo!,
¡todo qué grande, qué bello!

Recuerdo también que un día
en que regresé a mi pueblo
después de largos viajes,
me pareció un cementerio;
en su mezquina presencia
se agigantaba mi cuerpo;
las casas no eran palacios
ni catedrales los templos,
y en todas partes reinaban
la soledad y el silencio.
Extraña impresión sentía
buscando en mi pensamiento
la memoria melancólica
de aquellos felices tiempos
en que no soñaba un mundo
como el mundo de mi pueblo.

¡Cuántas veces, entre lágrimas
con mis blancos días sueño,
y reconstruyo en mi mente
la visión de aquellos tiempos!

¡Ay!, ¡quién de nuevo pudiera
encerrar el pensamiento
en su cárcel de ignorancia!,
¡quién pudiera ver de nuevo
el mundo más sonriente
en el mundo de mi pueblo!

4.6/5 (16 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)