Inicio > Libros > Juvenil > Un fantasma muy snob

Un fantasma muy snob

Un fantasma muy snob

¡Bu! Mi nombre es Simon de Canterville, aunque todos me conocen como el temible fantasma de Canterville, el único espectro que vaga por este Castillo desde hace siglos y tiene el monopolio de los sustos que en él se producen.

Soy inglés, y un fantasma como dios manda, de los de sábana y candelabro, cadena al tobillo y aspecto terrorífico. Mi cara es de anciano decrépito y mi pelo blanco y largo, como el de Gandalf, pero más sucio y encrespado. Llevo tres siglos asustando y provocando síncopes, infartos y ataques de pánico a todas las familias que han pasado por el Castillo. Mi sonora carcajada es mundialmente temida.

"Creedme si os digo que jamás fantasma alguno fue tratado de esta manera. Sobre todo por los hermanos gemelos que son el mismísimo diablo y me lanzan piedras, y por la gorda de la señora Otis, la mujer del ministro."

Pero, ¡ay amigos!, acaba de comprar el castillo una familia americana, la del primer ministro de Estados Unidos sin ir más lejos, y no hay manera de que se asusten con mi presencia. Lo he intentado rescatando de mi armario mis mejores disfraces, aquellos que hicieron enloquecer e irse casi al otro barrio a lady Canterville. Lo he intentado volviendo a hacer aparecer, aunque la limpien a diario, la mancha de sangre del salón —he tenido que robarle las pinturas a Virginia, la hija pequeña, y pintar la mancha de azul, verde y morado, porque el rojo lo agoté el séptimo día—.

Creedme si os digo que jamás fantasma alguno fue tratado de esta manera. Sobre todo por los hermanos gemelos que son el mismísimo diablo y me lanzan piedras, y por la gorda de la señora Otis, la mujer del ministro. ¡Estos americanos me dan miedo, son tipos duros como los de las pelis del Oeste y de gánsters y no se asustan por nada!, ¡cómo echo de menos a los anteriores y delicados huéspedes ingleses!

Estoy amargado y paso horas y horas encerrado en mi habitación buscando nuevas formas de asustar. He visto la película del exorcista y estoy aprendiendo a girar la cabeza porque hasta ahora yo solo sabía despegármela del cuerpo. He visto REC, Monstruos S.A., The Ring, Saw y el Señor de los anillos. Le he escrito una carta a mi viejo amigo Drácula que tardará varios meses en llegar a Transilvania, y he conseguido también la dirección de un tal Edward Cullen: 

Querido Edward:

Necesito tu ayuda. Hace tiempo que no encuentro sentido a la muerte y me pregunto, ¿acaso, en este tu siglo, ha cambiado la forma de asustar?, ¿podrías hacerme un video tutorial para volver a dar miedo?

Atentamente,

Simon de Canterville.

A todos vosotros, que seguís temiendo a los fantasmas y a los monstruos y a los fenómenos paranormales, os pido que leáis mi historia en el libro de Oscar Wilde, quien fue mi amigo y confidente, y me escribáis una carta al Castillo de Canterville o, como me ha recomendado mi reciente amigo el fantasma de la peli de Paranormal Activity cuyo nombre prefiere mantener en el anonimato, me mandéis un correo electrónico a fantasmadecanterville@miedo.es

Necesito que me contéis vuestras pesadillas y más oscuros temores. Que me mandéis fotos y cacofonías. Quiero volver a dar tanto miedo como daba antes y asustar a la gente mientras duerme, o asustar a vuestro peor enemigo si me echáis un cable.

Que los sustos, queridos amigos, os acompañen siempre.

————————

Para saber más:

El Fantasma de Canterville fue publicado por primera vez en febrero de 1887, en la revista The Court and Society Review, y editado, junto a otros cuentos, en el volumen de 1891 El crimen de lord Arthur Savile y otras historias. Oscar Wilde desarrolla en esta obra, con irónico y sutil sentido del humor, la atmósfera tenebrosa del clásico relato de terror y contrapone el pragmatismo norteamericano con la tradicional aristocracia británica. La rígida era victoriana junto a la cultura estadounidense con sus eficaces productos de consumo. En 1975,  Esther  Tusquets encargó  a  Oscar Conti (Oski) —gran artista y humorista argentino— las ilustraciones para el famoso fantasma de Wilde. Hoy, Libros del Zorro Rojo (www.librosdelzorrorojo.blogspot.com) recupera este libro legendario, descatalogado hace décadas.

—————————

Autor: Oscar Wilde. Título: El Fantasma de Canterville. Editorial: Libros del zorro rojo. Venta: Amazon y Fnac 

Accede al foro de Zenda