Inicio > Blogs > Ruritania > Ven como quiera que seas

Ven como quiera que seas

Ven como quiera que seas

Reconozco que soy adicta a la ficción. Desde siempre la literatura me acerca a la comprensión de la verdad, más allá del espejo que decía Stendhal, es el filtro que el autor elabora para sí y los demás. Las cadenas de conexiones infinitas unen unas obras con otras para, incluso, actuar, empujar, trasformar. Como en: Hetero tú serás, un documental de Caroline Benarroch. En una reciente entrevista esta periodista me cuenta que sintió un profundo estremecimiento (como yo con su documental), cuando vio una película: Come as you are. The miseducation of Cameron Post de Desiree Akhavan, basada en una novela de Emily Danforth. Esta ficción le impulsó a investigar ciertos centros donde a jóvenes homosexuales quieren “cambiarles”.

"Hetero tú serás, un título que explica la imposición al tú, al individuo, indaga en las terapias forzosas en EEUU para “cambiar” la orientación sexual de los homosexuales"

Las voces quebradas de los jóvenes que valientemente testimonian en Hetero tú serás, se unen en un coro a los miles de víctimas de hoy y ayer que van perturbando la comodidad simple de nuestra vida cotidiana. Si nos preguntábamos cómo una parte de Varsovia vivía junto al gueto sin alterar su vida cotidiana ni “salvar” a quienes vivían al otro lado, basta con ver el documental para hablarnos de quiénes somos: Homo indiferente. Esta actitud por supervivencia, miedo o simplemente, el deseo de seguir, de fiesta, de normalidad, es a la vez tanto fuerza motora como cómplice necesario para los totalitarismos. Lo inquietante es cuando las situaciones perturbadoras, abusivas, violentas conviven en la democracia, desde un niño que es acosado en un colegio a quien es perseguido o simplemente criminalizado por sus preferencias sexuales.

Hetero tú serás, un título que explica la imposición al tú, al individuo, indaga en las terapias forzosas en EEUU para “cambiar” la orientación sexual de los homosexuales. Se calcula que más de 700.000 estadounidenses han sido sometidos a estas prácticas en muchos casos peligrosas y violentas, hoy prohibidas. El documental nos va mostrando la vida de varios jóvenes que ha sufrido estas terapias, sus relaciones familiares y sus heridas.

"Los totalitarismos de izquierda y derechas han perseguido, no ya reeducado, sino asesinado a quienes consideran fuera del sistema que ellos imponen"

Es lo que nos cuenta: La (des)educación  una película  “oscura, triste e irritante” (Anaís Berdié), la vida en una institución religiosa dedicada a “sanar” a adolescentes que se sienten atraídos por personas de su mismo sexo. Si bien la religión es en ocasiones la excusa para esta (des)educación, no olvidemos que los totalitarismos de izquierda y derechas han perseguido, no ya reeducado, sino asesinado a quienes consideran fuera del sistema que ellos imponen.

Así en esta “era del testigo”, como llama a nuestro tiempo post Shoah Annete Wieviorka, estos jóvenes nos descubren lugares donde han sido recluidos; familiares, padres, madres que han consentido en la creencia de hacer lo correcto, a pesar del sufrimiento ocasionado; vecinos que no-ven. La ficción (una vía para romper el silencio) en este caso impulsa una muy seria investigación que deja una brecha absoluta en nuestras conciencias. Caroline al decirme el nombre de la película que le influyó le añade al título, no sé si estaba en el original: Come as you are como la canción de Nirvana. Un acierto: ¡Ven como eres, como eras!

5/5 (3 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios