Inicio > Libros > No ficción > Zenda recomienda: La tiranía del mérito, de Michael J. Sandel

Zenda recomienda: La tiranía del mérito, de Michael J. Sandel

Zenda recomienda: La tiranía del mérito, de Michael J. Sandel

Sábado en Zenda. Sábado de clásicos y contemporáneos. Sábado, en este caso, de La tiranía del mérito (DeBolsillo), de Michael J. Sandel, premio princesa de Asturias de Ciencias Sociales y uno de los filósofos más prestigiosos de nuestra época, sostiene que para superar las crisis que asedian nuestras sociedades hemos de repensar las ideas de éxito y fracaso que han acompañado la globalización y el aumento de la desigualdad. La meritocracia genera una complacencia nociva entre los ganadores e impone una sentencia muy dura sobre los perdedores.

En palabras de la editorial: «Las sociedades occidentales padecen dos males relacionados, la desigualdad económica y la polarización política. En el marasmo resultante, parece que hemos perdido de vista la noción clave del bien común. En esta obra fundamental, Michael J. Sandel se plantea cómo recuperarla. Cuando solo hay ganadores y perdedores y la movilidad social se ha atascado, resulta inevitable la combinación de ira y frustración que alimenta la polarización y la protesta populista, además de reducir la confianza en las instituciones y en nuestros conciudadanos. Así no podemos hacer frente moralmente a los retos actuales».

—————————————

Autor: Michael J. Sandel. Título: La tiranía del mérito. Editorial: DeBolsillo. Venta: Todostuslibros

4.2/5 (10 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Ricarrob
Ricarrob
7 meses hace

Razón completa al resaltar esta tiranía, origen de traumas, insatisfacciones, desigualdad, ansiedades y ansiolíticos, etc. Porque, además, la valoración de lo que es y no es mérito es restrictiva y sesgada. Son de mérito los grandes conocimientos financieros y no lo son los históricos, literarios y de humanidades en general, por poner un ejemplo.

Pero, curiosamente hay una profesión o antiprofesión en España, en la que nadie demanda méritos: la de político. Ni los partidos, ni los votantes, ni la sociedad, analiza el curriculum de méritos de estos personajes; ni sus estudios, ni su experiencia, ni sus trabajos anteriores para la sociedad, ni sus valores éticos, nada. Precisamente en la profesión en la que más falta haría una meritocracia.

Asi, llega lo que llega…