Inicio > Poesía > 3 poemas de 19 puntos suspensivos, de Javier Casado

3 poemas de 19 puntos suspensivos, de Javier Casado

3 poemas de 19 puntos suspensivos, de Javier Casado

Estos 19 puntos suspensivos son, precisamente, 19 poemas que se adentran en los rincones más sombríos del ser humano. Cada poema es una ventana hacia la mente atormentada del autor, quien vierte su dolor, su ira y su angustia en cada verso como si fueran gotas de sangre sobre el papel.

En Zenda reproducimos tres poemas de 19 puntos suspensivos (Averso), de Javier Casado.

*** 

[6/6/23, 14:08:31]

Yo, y mis 19 puntos suspensivos,
te conminamos
en este contrato inverosímil,
a que abandones este poema de inmediato.
Si sigues por este camino,
te vamos a engañar, defraudar y timar
o las siete cosas a la vez.

Te puedes encontrar:
será que
sigo siendo tu herida.
O darte de bruces con:
me he cepillado los ojos
con los ojos
de un cepillo de dientes roto.

Que no te embauquen.
Robo palabras a los muertos
y te las muestro como originales.
Soy un cleptómano semántico.
Tergiversaré tu sueño,
te impediré dormir.
Todo porque has seguido lee que lee.

Este poema
se apellida ripio
y se llama etcétera.
Solo puede escucharse
aunque tú lo leas ahora.

Mira que mira
que ni quiero que rime.

Haznos caso,
huye de aquí.
Busca un divertimento decente,
cásate, enviúdate, sé infiel,
alquila un divorcio o tres
o suicídate cada vez
que resucites al tercer día.

Haz algo de provecho, joder.
Mata al editor de poesía
que se atrevió a publicar
este óxido venenoso
en unos renglones cortos.
Acomódate en el libro de Planeta
que te regalaron y que está por empezar.

Te hemos avisado, lector, mon frère.
Luego no se admiten
ni quejas ni devoluciones.
Puede que, incluso, te lleves la contraria
y acabes leyendo enterito
un libro de poemas. Como este.
Comenzamos.

***

1. [25/5/23, 10:30:05]

Follar
se escribe con hache.
Es una hache huérfana
alguien que por fin lo adoptan.
De habitación de hotel hueca,
con una hache de hospital
que desenferma pandemias.

Follar
se escribe con hache.
Es una hache de mi hocico
en tu hocico húmedo,
de huelga de las huelgas
de todas las herrumbres heridas,
de todas las caricias, arañazos y mordiscos.

Follar
se escribe con hache.
Es una hache que lleva hambre y sed
de hambruna hambrienta.
Con hache de harto
de no estar harto,
porque no logro saciarme de ti.

Follar
se escribe con hache.
Es una hache de historia
que hiberno e invento
al final de cada hilera
en el borde de la cama
que sigue aún deshecha.

Follar
se escribe con hache.
Es una hache de hipnosis,
haz de luz que me mantiene en trance.
Es la hache de tu hangar,
donde habita,
atraca y se refugia mi velero.

Follar
se escribe con hache.
Es una hache de hiato
que se busca, se encuentra
y se transforma,
contra toda gramática,
en un inesperado diptongo.
Follar
se escribe con hache.
Con hache intercalada,
con hache muda,
con hache antes y después
de varios signos de admiración,
que son todos nuestros gemidos.

***

2. [2/12/22, 9:47:11]

Yo la trato de usted
y la llamo, educadamente,
señora.
A pesar de ser
un nombre propio,
siempre lo pronuncio
en minúscula.

Vino conmigo
cuando me mudé
a esta casa que soy.
Mi mujer y mis hijos toleran,
cada uno a su modo,
la forma peculiar
que destila.

No le gusta compartir
vida familiar con nosotros.
Se recluye en su cuarto
donde se ocupa
de la limpieza y el orden
de viejas ideas,
de cosas importantes que guardar.

Hay días que se hace notar
y altera el orden cotidiano.
No sabemos muy bien los motivos.
Después vuelve
como si nada hubiera ocurrido
a su mutismo
y a su habitación.

Quise darle de alta
en la Seguridad Social
y establecer algún tipo
de relación contractual,
pero se negó
a firmar los papeles
y a percibir un salario.

Esta semana
se ha dejado ver
más veces.
Ha salido furiosa del cuarto
como si la televisión
estuviera muy alta
y saliera a quejarse.

Hoy me ha pedido
que la nombre,
que haga pública
su presencia.
Su anonimato invisible
se convierte así
en la raíz de este poema.

—————————————

Autor: Javier Casado. Título: 19 puntos suspensivosEditorial: Averso. Venta: Todostuslibros.

BIO

Javier Casado ejerce como profesor de universidad en el Máster de Profesorado de Secundaria, en la especialidad de Lengua y Literatura. Es un apasionado del cine, la docencia, la música y el teatro. Su poesía es sincera, original, fresca y creativa, donde la reflexión, el humor y los juegos de palabras son una constante. Organiza conciertos-recitales con frecuencia, propios y ajenos. Colabora con diferentes salas de Madrid. Se deja ver en micros abiertos como los que tienen lugar en el Café Libertad 8. Es autor de tres poemarios: fedeherratas (2023), 35 poemas en Libertad vigilada, Volumen 2 (Cuadranta, 2023) y 19 puntos suspensivos (Averso Poesía, 2024).

3.3/5 (74 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

4 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Francisco
Francisco
1 mes hace

Pues no ha sido para tanto. Aquí seguimos.

Esteban
Esteban
1 mes hace

Me parece muy interesante el desafio del poeta
Bravo desde las antipodas

Iliana
Iliana
1 mes hace

Interesante y desafiante! Original, te lleva rápido de la mano por su interior.
Gracias!

Zutano
Zutano
28 ddís hace

«Hypocrite lecteur, – mon semblable, – mon frère !», lo único bueno, y no es suyo.