Inicio > Blogs > Ruritania > 50 tuiteos sobre literatura (58): ‘La piel del tambor’

50 tuiteos sobre literatura (58): ‘La piel del tambor’

50 tuiteos sobre literatura (58): ‘La piel del tambor’

Tuiteos de @perezreverte sobre su novela ‘La piel del tambor’:

—peposaez: Dígame, si no es molestia, algo sobre lo que le transmite mi ciudad. Sevilla.
—Dediqué toda una novela a eso, amigo mío. ‘La piel del tambor’. Lo dejé todo dicho allí. Un abrazo.

—javiermiguez: ¿Está al tanto de cuántos de los bares de Triana de ‘La piel del tambor’ quedan hoy?
—Creo que queda la mitad, o menos. Son los años, y la vida. Pero Sevilla sigue ahí. Hermosa como ella sola.

—spoocky68: ¿Para cuándo otra novela de Quart y Macarena? Esa ambientación sevillana me hizo redescubrir esa ciudad. Gracias.
—A ese cura le perdí la pista. Creo que anda por América del Sur, o por ahí. A Macarena Bruner sí la veo de vez en cuando. No habrá más. Quart y Macarena están muy lejos uno del otro, ya. Pero siempre usted puede leer la novela otra vez.

—juanggfrings: ¿Has leído ‘Los días de gloria’ de Mario Conde?
—No la he leído. A Conde lo usé como referencia lejana del banquero Pencho Gavira en ‘La piel del tambor’. Pero de eso hace mucho.

—jorgemolongui: ¿Alguna anécdota que te haya pasado en tus años de escritor? Tengo un trabajo tuyo de lengua y quiero impresionar a mi profe.
—Una vez creí que me estaba ligando a una señora, y era una monja de paisano que había leído ‘La piel del tambor’. ¿Vale esa?

—ToniRajo: Si la monja tenía el salero de la Niña Puñales, a mí me vale.
—Tuvo todo el arte del mundo. Siguió la corriente hasta que le pregunté lo de “¿estudias o trabajas?”

—Alquimia68: ¿Nunca te he leído nada acerca de la iglesia católica. Es mucho pedir una opinión al respecto? Gracias.
—¿Que no me ha leído nada sobre la iglesia católica?… Pues me ha leído poco. Pruebe con ‘La piel del tambor’, que tiene 589 páginas.

—Alquimia68: Seguí su recomendación y me enamoró Quart, pero al cibernauta misterioso “no lo veo”. Lo que sí voy a hacer es viajar a Sevilla.
—Tenga en cuenta que los cibernautas de entonces no eran los de ahora. En cuanto a Quart, la comprendo. Le sorprendería saber la de monjas que se enamoraron del padre Quart. ‘La piel del tambor’ fue “best seller” también en conventos. Una vez una monja me dijo que sus compañeras clasificaban a los sacerdotes como “padres Quart” y “padres Ferro”.

—El_Insano: ¿La monja de los vaqueros está buena?
—Al padre Quart, el cazador de cabelleras guapo, le hace cierto tilín. Es cosa de él, no mía. Yo sólo lo escribí. Reconozca que tiene su puntito. Esa monja con esos tejanos y el pelo corto. Gris Marsala.

—flxndn: La descripción del ambiente sevillano que haces es espectacular.
—Fui muy feliz en esa ciudad mientras preparaba la novela. Supongo que esas cosas se notan.

—PelotasTermicas: ‘La piel del tambor’ me trajo los mejores momentos de camino a la universidad hace ya más de 10 años. Gran libro. Gracias.
—Gracias a usted. Celebro que le gustara.

—missjunglejulia: ‘La piel del tambor’ me ha dado unas ganas tremendas de ir a Sevilla y pasear por Santa Cruz de noche. Gracias, maestro.
—Gracias por contármelo, amiga mía, Si va a Sevilla y ve al padre Quart, ya sabe. Dígale algo.

—missjunglejulia: Mejor seducirle que las palabras. ¿Y en Sintra podré encontrarme con Corso?
—Los personajes los lleva el buen lector consigo. De él depende poblar el mundo con ellos. Se lo dice un lector.

—Adele_T1809: ¿Cree que existen curas como Quart? Me refiero a lo atormentado por dentro.
—Claro. Y más atormentados todavía.

—tipalka: Después de releer ‘La piel del tambor’, ¿por qué no rescata usted a Quart?
—Quart cerró su historia. Se perdió como un zoom que se aleja. Pero siempre puede usted releer la novela. Un abrazo. No es mi mejor novela, pero me lo pasé muy bien escribiéndola. Y además, Sevilla.

—Alguno podría ahorrarme trabajo esta tarde si se leyera ‘La piel del tambor’. Salen curas con fe y sin ella, e incluso una monja casi guapa. Ahí lo expliqué, hace tiempo. Lo mucho que respeto a la infantería honrada de la Iglesia católica y lo mucho que desprecio a sus generales.

—aLRoJas_: ¡La historia épica de Lorenzo y Macarena, excelente libro, maestro!
—Disfruté mucho escribiendo esa novela. Y con esa Sevilla.

—JoseAngelTwit: Da usted una de anticleri-cal y otra de admiración por la cultura cristiana, a la que pertenecemos. ¿Me equivoco?
—Es que una cosa es reconocer de dónde vengo y otra que me guste. O que los confesores sigan diciéndole al rey a quién quemar.

—cmaltexe: Lástima no explique la razón de su, para mí, sinrazón. ¿Qué le va a usted o le viene?
—Me va porque leo Historia y conozco la mía. Y tengo sentido común. Y sé que nos equivocamos de Dios en el concilio de Trento. Sé que esta infeliz España tuvo durante siglos a cardenales y obispos señalando a quién quemar. Sé que hasta científicos sabios como Jorge Juan, ya en el XVIII, tenían que camuflar sus hallazgos para no tener problemas. Sé que España olió a sacristía cerrada durante demasiados siglos, y que todavía hay quien no nos deja abrir las ventanas. Sé que millones de vidas se truncaron bajo la mirada ceñuda y las palabras de quienes no besaban sino ornamentos, madera y metal. Como español tengo una vieja cuenta que ajustar, no con los católicos, sino los manipuladores canallas que nos reventaron la vida. No sé si me explico. Rediós.

—cmaltexe: Sin mencionar a los millones también que ayudaron, que dieron de comer, que prestaron oídos. Hombres como usted y como yo.
—Pues claro, hombre. Si estamos de acuerdo. Por eso le recomiendo que conozca al padre Príamo Ferro, en ‘La piel del tambor’. Es de ésos.

—joseraulgt: “Gente como usted y yo somos la piel del tambor sobre la que aún redobla la gloria de Dios”. O algo parecido, no recuerdo.
—Exactamente eso. Gracias por la cita. El que quiera entender, que lea. Un abrazo. Quizá no sea mi mejor novela, pero es una novela que me alegra muchísimo haber escrito. Y que se siga leyendo todavía.

—alphafran87: La verdad es que sí, en ese libro se refleja tu “afecto” hacia ciertas jerarquías de la iglesia. Libro genial, por cierto.
—Ya han pasado años. La parte técnica del hacker quedó vieja, claro. Pero tengo buen recuerdo. Sí.

—ffdezalcaide: Me recordó al jesuita José María Castillo, a quien conocí en Granada. Ratzinger se lo cepilló por sus ideas.
—Me mandó una carta amabilísima, por mencionarlo en ‘La piel del tambor’. Víctima de un Ratzinger de ficción que no era ficticio.

—PerveGarca: Ahora que lo comenta @perezreverte, ‘La piel del tambor’ es un gran libro, pero para mí más grande es su trasfondo.
—Le agradezco el detalle de decirlo así. Un saludo.

—Udeis_: La charla de hoy me interesa. Estoy leyendo ‘Pepita Jiménez’. Interesante coincidencia. Leí su ‘Piel del tambor’ y me enamoré de Quart.
—’Pepita Jiménez’ es una novela deliciosa. Espero que la disfrute.

—carloscontinua: Estimado maestro, voy a Sevilla, a la Feria. He leído su ‘Piel del tambor’ y a Alatriste. ¿Qué lectura previa me recomienda?
—Pruebe ‘Statio orbis’, de mi compadre Juan Eslava. Se partirá de risa.

—sev_alex92: Tú mismo hace un tiempo escribiste esto: “Nadie podría inventarse una ciudad como Sevilla” ¿Qué hizo cambiar tu pensamiento?
—No ha cambiado. Sigo amando a Sevilla con locura. Por eso me gustaría que fuese perfecta. Que rentabilizara su belleza y sus posibilidades culturales en vez de vivir ensimismada en lo fácil y ajena al mundo.

—Escritor_en_red: Buenas tardes, señor Reverte. ¿Tras las JMJ, qué cree que sería de Lorenzo Quart? Le admiramos. Un abrazo.
—Me temo que, tal y como están de progres el Vaticano y el amigo Ratzinger, Lorenzo Quart habría colgado ya la sotana.

—ebaei: Felicidades, señor Pérez-Reverte. Los 60 son una cifra redonda que espero que celebre como merece.
—Los 60 los celebré (a mi manera) en el bar Las Teresas de Sevilla. Donde fueron el padre Quart y Macarena Bruner.

—GMHDRYMALLORCA: ¿Lorenzo Quart firmaría las palabras de Reig?
—Eso debería hacer alguno. Leer ‘La piel del tambor’, que es una novela de curas. Me ahorraría muchos teclazos superfluos.

—gustavo_rodrigu: Hasta ahora he comprendido señor, y me disculpo. Es necesario que se denuncien a personas así.
—Quizá yo no llego a explicarme bien. No sabe cómo respeto a los honrados curas de infantería. Hasta escribí una novela sobre esos curas. Vieja y parcheada piel del tambor sobre la que aún resuena la gloria de Dios.

—voladizogolsur: Sevilla real la de su ‘Piel del tambor’. Aún recorro los bares de Triana.
—Echo de menos alguno de esos bares trianeros. Cerraron varios. Pero queda Casa Cuesta, cuartel general de los tres malvados. Don Ibrahim, la Niña Puñales y el Potro del Mantelete. Y Macarena Bruner. Amé esa Sevilla con locura, amigo mío.

—Goyi_64: Sí, pero empezar metiéndose con la Iglesia no. He preferido no seguir leyendo. Otro día.
—Esa tendencia a identificar a un obispo con la Iglesia equivale a identificar a un payaso con la totalidad del circo. Hay Iglesia absolutamente respetable, señora mía. Y algunos conspicuos miembros que no lo son. Cuando tenga un rato, si le gusta leer, eche un ojo a una novela mía llamada ‘La piel del tambor’. Va sobre eso mismo. Quizá me meta con esos obispos porque hace tiempo leí a los teólogos Küng, Boff y Castillo. Como todo católico, imagino.

—JoseGlezMartin: El otro día me imaginé a Alfredo Landa como el padre Ferro. ¿Puede ser?
—Podría. Alfredo. Sí. Yo también puedo imaginarlo. Aunque, lamentablemente, ya no. Está muy mal.

—anderga: Hace un año y medio un amigo casi murió y usted le envió a través mía ‘La piel del tambor’. Ahora lo tengo al lado y le manda un abrazo.
—Otro para él. Celebro que pueda contarlo. O leerlo.

—Rouco me recuerda a un personaje de ‘La piel del tambor’: “Una de esas bocas que no besaron en su vida más que ornamentos, piedra y metal”.

—SexIsViolence: ¿Se refiere usted a Aquilino Corvo? Gran libro, por cierto. Mi primer contacto con su literatura.
—Casi. A su eminencia Jerzy Iwaszkiewicz, entonces inspirado en el inquisidor y después papa Ratzinger. Todo queda en famllia.

—pekekike: Esa película la vi y me impresionó mucho.
—Es difícil que viera una peli de ‘La piel del tambor’, porque no se hizo. Sólo es una novela mía. Pero le agradezco la intención. Quizá se refiera a la horrorosa serie de televisión que se hizo. Pero ésa prefiero olvidarla. Un saludo.

—pekekike: Le repito que la vi en mi época de estudiante en un cine de arte y ensayo versión original, y era polaca.
—Entonces, querida amiga, no era ‘La piel del tambor’. Sería otra novela. Ésa la escribí yo, y por tanto lo sabría. Un saludo.

—rachelgreen20: Pues a mí sí me gustó esa serie. El libro es otra cosa, uno de mis favoritos, pero la serie estuvo bien y Quart muy…
—El padre Quart era lo único bueno de la serie. El actor estaba muy bien. Pero las tramas eran un disparate.

—Dr_Redons: Opino como Arturo. Roberto Enríquez es un gran actor. Estaba muy bien en ‘Doña Perfecta’, del Centro Dramático.
—Unas monjas (juro por mis perros que es cierto) dijeron que también a ellas. Que dividían a los curas en padres Quart y Ferro.

—rachelgreen20: Ja, ja. No me extraña. Mujeres son, ¿no?
—Ocurrió en la plaza de Salamanca. Padres Quart y padres Ferro. Mis acompañantes no se lo podían creer, oyéndolas. Yo, tampoco.

—julenrobles: Hostia, pues yo la hice como ayudante de dirección. Nunca supimos si te había gustado. Hasta ahora. Y me da que @pekekike se refiere a ‘El tambor de hojalata’. #katakroker
—pekekike: Me refiero a ‘La piel del tambor’, película polaca de un niño que no habia besado nunca ni a su madre.
—’El tambor de hojalata’, me temo. Esa no la escribí yo. Ya me gustaría. O no.

—julenrobles: ¿Pero qué te mosqueó tanto de ‘Quart’? La hicimos en cine, iluminando en condiciones, etc… ¿Muy moñas?
—El desarrollo era insostenible. Y grotesco. Hasta salía un monje con bigote. En la parte técnica no me meto.

—inmanuelsan: Milenio: De ‘La piel del tambor’.
—(Arturo Pérez-Reverte ha retwitteado)

—noquedasinoleer: A punto de recorrer Sevilla con una guía literaria escrita por @perezreverte. Esto es perfecto.
—(Arturo Pérez-Reverte ha retwitteado)

Hablando de Sevilla y ‘La piel del tambor’, en Argentina, hace 22 años. Me lo resucita un amigo.

—rtve: Hoy en la ruta literaria de @PaginaDosRTVE la Sevilla de ‘La piel del tambor’ de @perezreverte.
—(Arturo Pérez-Reverte ha retwitteado)

—Mariasinhipotec: ¿Tienes algo que hacer en los próximos dos años? ¡Te invito a escribir un libro, de amor, política, banqueros, desahucios y negocios interminables que siempre ganan los mismos! ¡Por falta de material no va a ser!
—Ya lo escribí hace veintitantos años. Transcurre en Sevilla y se titula ‘La piel del tambor’.

(Esta serie está ilustrada con fotos de las bibliotecas de los lectores junto al logo de Zenda. Si alguien quiere colaborar con la suya, y van a hacer falta muchas, puede enviarlas por Twitter a la cuenta @Rogorn o a este hilo del foro Zendalibros, donde también se puede comentar)

Todas las entregas de ’50 tuiteos sobre literatura’