Inicio > Poesía > 8 poemas de Michel Gaztambide
8 poemas de Michel Gaztambide

Michel Gaztambide es un guionista y poeta nacido en la Provenza francesa en 1959, hijo de padres emigrantes, que luego regresaron a Pamplona, donde vivió hasta 1983. Desde entonces reside en San Sebastián. Ha publicado libros de poesía Las Aventuras de Máximo Tiratti (Editorial Pamiela, 1989), Ternura Blindada. (Editorial Línea de fuego, 1999) y Moscas en los incunables (Huacanamo, 2011), además de la plaquette Banderín de perversión (Ateneo obrero de Gijón, 1993). Ha participado en los guiones de los largometrajes Chatarra, de Félix Rotaeta, Vacas, de Julio Medem, El idioma imposible, de Rodrigo Rodero, Petra, de Jaime Rosales, La caja 507, La vida mancha y No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu; y en las series de televisión Gigantes y Libertad, de Enrique Urbizu, y La línea invisible de Mariano Barroso. Imparte cursos de guion en distintos centros y escuelas.

***

LA OTRA MAJA

Mi amor
Tu cuerpo arqueándose por el placer
Está clavado en mi cabeza

Como un cuadro en un museo
Puedo verlo cada día
Pero no me lo dejan llevar a casa.

***

REVELACIÓN

¿La vida?

Detrás, el voraz incendio.
Delante, un profundo
mar.

Y no sabes nadar.

***

DISPAROS EN EL VECINDARIO

Con la de olvido
que te está cayendo.
Gaztambide,
y tú todavía te levantas derecho.
Estás forjado
en el templo de tus antepasados,
héroes de la infantería
curtidos en la lucha desigual-
Acostumbrados a derrotas heroicas
y a victorias pírricas.
Esta por ejemplo de levantarte
de un brinco
a escribir este poema-
Como quien solo en la trinchera
pega un tiro al aire.

***

HOTELES

No son los mismos días
Pero son iguales.
La maleta,
La silla,
El televisor.
La ventana.
La cama.
El libro,
Los trabajos pendientes,
El hábito del extrañamiento.
El sopor del insomnio.
La masturbación.

***

POSO

Quedan los amaneceres, queda la luz.
Queda el calor de las sábanas
o su frío intolerable y enfermo.
Quedan los transportes públicos.
Las miradas obscenas
de los desconocidos,
las historias que tal vez
y las que ya jamás.

Quedan los horarios.
Y el tiempo sin tiempo de la nada.
Queda el apetito. Queda la sed.

Quedan las carcajadas.
Los gritos detrás de esa ventana.
Queda la esperanza
y la muerte espantosa. Queda el dolor.
Y la náusea.

Quedan las sirenas de la policía.
Los aullidos de las ambulancias.
Los besos, quedan.

***

ADIÓS (3)

Y fueron barro y ceniza
en zapatos ajenos.

***

JUBILACIÓN

Sol
Paciencia
Un guiso sencillo.
De untar.
Algo de dinero
Un párrafo diáfano
y descreído.
Un café solo
(¡y prohibido!)
Un recuerdo amable
en el duermevela.

Un banco bien orientado
junto a una escuela
de enfermería.

***

TELEGRAMA

Tú estás en tu cama
Yo en la mía
No es la misma
Algo estamos haciendo mal

4.1/5 (17 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios