Inicio > Libros > Narrativa > Acaba en un hilo empieza con una madeja

Acaba en un hilo empieza con una madeja

Acaba en un hilo empieza con una madeja

Siempre empiezo a escribir las novelas por el final, y en el caso de La Revelación no ha sido diferente: lo primero que anoto es la última frase, el hilo con el que acaba. Es entonces cuando doy un salto al inicio y vuelo a esa madeja de entresijos, incógnitas, intrigas y altas dosis de misterio. Llego así al momento clave en la creación de la novela, cuando, para construir la historia, me aíslo, doy personalidad propia a los personajes y convivo con ellos. He estado meses profundizando en sus vidas y en la mía, pues, de alguna manera, mi mente está fundida con las suyas mientras mis dedos teclean el ordenador. Al tiempo que escribo, visualizo cada escena y la vivo intensamente.

La idea de escribir esta novela no me vino de repente, como en las anteriores. Eso sí, tuve un pálpito que me hizo ponerla en marcha. Tres constantes pensamientos revoloteaban por mi cabeza desde hace tiempo.

  1. Iniciar una saga cuya protagonista fuese una mujer empoderada, una investigadora privada con un rasgo distintivo que va más allá de su inteligencia.
  2. Relatar unos hechos reales acontecidos en el pasado.
  3. Hacer justicia mediante la literatura.

Hallé la fórmula a través de una novela de ficción, un thriller inspirado en algunos hechos reales, que entrelaza dos épocas y está escrito en dos voces. Y es en la protagonista, la investigadora Minerva Nàcher, en quien reflejo la impotencia que siento ante las injusticias, utilizando su personaje para resarcirlas.

"En general todos los personajes, tanto los masculinos como los femeninos, tienen una gran carga psicológica y tiran de la madeja"

Al escribir esta novela he querido resaltar un tema del todo intolerable: la pederastia, así como generar conciencia social sobre el desamparo que viven las mujeres víctimas de violación.

Hago un inciso para rememorar a los clásicos y a su sabiduría:

Venciste, mujer, con no dejarte vencer.

Calderón de la Barca

Una gran frase que refleja la fuerza de algunos personajes femeninos de mi novela. Mujeres fuertes de un pasado que se remonta a 1933 y a los años de la posguerra, y mujeres fuertes que viven en el presente.

En general todos los personajes, tanto los masculinos como los femeninos, tienen una gran carga psicológica y tiran de la madeja. Unos lo hacen de manera sutil, otros son más bruscos y algunos agazapados tras el misterio, pero sin soltar el hilo de esta novela que no es solo un thriller, es también una historia de familia, de vida, de amor.

"Con el poder de la literatura persistiré en el reto de ser una escritora justiciera"

Reconozco que la fase de documentación me ha resultado dura, al darme cuenta del sinsentido de algunas leyes, de la absurda ¿evolución? que han tenido durante el periodo de tiempo en el que acontecen los hechos. Se ha pasado de un extremo a otro. Antes se criminalizaba hasta por robar una manzana y los castigos llegaban a la tortura. Ahora todo se enfoca en los programas de reinserción y resocialización, sin tener en cuenta que poquísimos violadores y asesinos se pueden reinsertar verdaderamente en la sociedad.

Con el poder de la literatura persistiré en el reto de ser una escritora justiciera.

—————————————

Autora: Trinidad Fuentes. Título: La Revelación. Editorial: Samarcanda. Venta: Todos tus librosAmazonFnac y Casa del Libro.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios