Inicio > Libros > No ficción > Adónde nos lleva la transformación digital

Adónde nos lleva la transformación digital

Adónde nos lleva la transformación digital

Son estas cosas que nos pasan a veces a los académicos. Con las lentes del científico, podemos pasarnos años investigando un tema sin darnos cuenta de cuánto de él hay en nosotros. Estamos entrenados para mirar desde la distancia, pero a veces la realidad es tan elocuente que nos salta a la cara. Eso es lo que hay detrás del origen de Desconexión, el reconocimiento de que los problemas que analizaba sobre el uso (y abuso) de los inventos digitales no eran algo externo, sino que estaban relacionados con cierto malestar que yo mismo sentía.

Así este ensayo empieza desde ese lugar que suele obviarse en los libros sesudos: las sensaciones de quien escribe. Tenía claro, después de años de investigación, cuáles eran los elementos problemáticos detrás de las plataformas y apps digitales, pero ser honesto conmigo mismo y poder explicarlos adecuadamente a los demás requería comenzar por reconocer cómo afectaban a mi cotidianidad.

"El origen de este libro no está en la resistencia al cambio o la crítica indiscriminada a lo popular. Al contrario, no escondo el lado espectacular y maravilloso de los avances que nos han llegado en las últimas décadas desde la electrónica"

Por eso suelo decir que este ensayo es en parte un diario, pero escrito a sabiendas de que no es solo personal, sino compartido con una gran mayoría. No es cosa solo mía el sentir cierta pesadumbre después de haber invertido demasiado tiempo en una red social o en un servicio de streaming. Tampoco la incomodidad al descubrirme observado aunque sea por máquinas, ni al sorprenderme con sus recomendaciones no solicitadas, pero que demuestran un inquietante conocimiento de lo que me gusta. Igualmente vi con sorpresa que, como señalaban algunos estudios para un usuario medio, yo también desbloqueaba el móvil más de setenta veces al día y tocaba su pantalla unas seiscientas veces en ese breve tiempo. No podía ser el único que sintiera que algunos hábitos habían cambiado para mal.

El origen de este libro no está en la resistencia al cambio o la crítica indiscriminada a lo popular. Al contrario, no escondo el lado espectacular y maravilloso de los avances que nos han llegado en las últimas décadas desde la electrónica. La mayoría de los dispositivos que manejamos hoy habrían sido inverosímiles hace apenas cincuenta años. Tanto es así que hemos aprendido a no sorprendernos a pesar de las invenciones insospechadas que nos siguen llegando a cada poco.

"No se trata de negarse al cambio, sino de informarnos para comprender mejor por qué hemos integrado tan rápidamente estas tecnologías en nuestras vidas"

El impulso detrás de la escritura de Desconexión está en el convencimiento de que nos debemos muchos debates en torno a la llamada transformación digital. Hoy ya sabemos que lo digital está reemplazando muchas de las formas en las que solíamos comunicarnos, relacionarnos, vivir. Hasta ahora hemos aceptado estos cambios sin visión crítica, seguramente deslumbrados por el brillo de las tecnologías y, por qué no admitirlo, también de su poderío publicitario. Ha llegado el momento de tomarnos el tiempo de reflexionar sobre en qué dirección nos está llevando esta transformación y poner en común qué estamos dispuestos a sacrificar por ella.

Capítulo a capítulo, he ido abriendo en sus páginas la perspectiva desde el contexto más íntimo, el del papel que los teléfonos móviles tienen dentro de nuestros hogares, hasta el más amplio, las repercusiones políticas y medioambientales que está causando la digitalización de nuestras vidas. Lo hago con la ayuda de unas citas tomadas prestadas de clásicos del cine, como homenaje a un invento tecnológico que también revolucionó la comunicación y tuvo —tiene— gran popularidad. Como he comentado, no se trata de negarse al cambio, sino de informarnos para comprender mejor por qué hemos integrado tan rápidamente estas tecnologías en nuestras vidas, con qué mentalidad han sido diseñadas, cómo nos están afectando y qué deberíamos pedir de ellas para que nos ayuden a construir un futuro mejor.

—————————————

Autor: Manuel Alcántara Plá. Título: Desconexión. El gran reemplazo digital. Editorial: Barlin. Venta: Todos tus libros, Amazon, Fnac y Casa del Libro.

4.4/5 (12 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Ricarrob
Ricarrob
25 ddís hace

Mucho que analizar. Muchos millones de horas de terapia psicodigital pendientes. Mucha reflexión. Y, mientras, los grandes poderes, las grandes corporaciones, haciéndose con nuestras vidas. El sueño, por fin cumplido, del gran dictador. ¿Cuántas horas trabajamos al día, gratis, para las grandes corporaciones, pegados como estúpidos a la pantallita? Y saben. Saben donde estamos, como nos movemos, nuestros gustos y apetencias, a quienes admiramos y qué opinamos. Ya saben qué vamos a votar y cómo cambiarnos el voto. Hasta las noticias las diseñan para convencernos.

Y la mayoría se deja llevar. Sin reflexión.

El propio Pérez-Reverte ha escrito esta semana un desesperado canto a la libertad. Hay voces. Voces contrarias. Voces que opinan y se oponen pero no se imponen, porque seguimos pegados al cristalito como estúpidos. Y, tal como demuestra ese escrito de don Arturo y las innumerables respuestas que ha obtenido, cuando se nos hace reflexionar, vemos, más allá de nuestro teclado. Quizás leer este libro nos ayude.

Por favor, pensemos. Refexionemos. Analicemos. Para no ser esclavos.