Inicio > Blogs > Entre roles anda el juego > El ajedrez del Dragón (y algunos ajedreces más)

El ajedrez del Dragón (y algunos ajedreces más)

El ajedrez del Dragón (y algunos ajedreces más)

Una colleja bien merecida a los que, a esta altura de la película, no sepan que Gary Gygax fue, junto con Dave Arneson, el creador de Dungeons and Dragons, el primer juego de rol…

Lo que ya no tienen por qué saber es que el señor Gygax era un gran aficionado a los wargames y a los juegos de tablero, y que en el número 100 de la revista Dragon (agosto de 1985) publicó las reglas de su propia variante del ajedrez: el Dragonchess, es decir, el ajedrez del Dragón. El juego consiste en tres tableros de ajedrez colocados uno encima del otro: el de arriba, de casillas azules y blancas, representa el cielo. El intermedio, de casillas verde y ámbar, la tierra. Y el inferior, rojo y marrón, es el mundo subterráneo. Las piezas están inspiradas en las criaturas y clases de personajes de D&D (Grifo, Dragón, Héroe, Olifante, Ladrón, Clérigo, Enano, Basilisco, entre otros). Los movimientos recuerdan los del ajedrez clásico, con la variante que se pueden capturar fichas enemigas verticalmente en determinados casos, y el objetivo, es el de todos los juegos de ajedrez: matar al rey.

No se me sorprendan mucho ya que lo que podríamos llamar el ajedrez primigenio u original es el “Chaturanga”, que según referencias escritas se jugaba ya en el siglo III ¡antes de Cristo! Por desgracia las reglas que han llegado hasta nuestros días son “solo” del año 600 de nuestra era. Cuatro jugadores, en el tablero de casillas blancas y negras, resuelven una batalla de todos contra todos (aunque hay variante para jugar con parejas) con ocho fichas que representan su ejército: Cuatro peones, un rey, un elefante, un carruaje y un caballero. Pronto se popularizó una variante para dos jugadores en los que cada “ejército” estaba representado por ocho peones, un rey, un general (o consejero), dos elefantes, dos carruajes y dos caballeros. Las figuras no se movían exactamente igual, pero tenemos, a grandes rasgos, el ajedrez que ha llegado hasta nosotros.

Y es que todos tenemos, olvidado en un cajón, un tablero y las fichas. Y todos sabemos cómo se mueven estas, aunque pocos sabemos jugar realmente al ajedrez. Una de esas tardes aburridas en las que no sepa qué hacer… ¿se anima a sacarle el polvo a su viejo tablero y jugar con reglas diferentes? Aunque hay variantes de ajedrez con tres tableros (como el Dragón Chess) o para jugar en tableros redondos, verticales, en tres dimensiones y muchas marcianadas más, nos limitaremos a algunas variantes que se pueden jugar con lo que tenemos en casa:

Chaturanga

Llamaremos “elefantes” a los alfiles, “carruajes” a las torres y “consejero” a la reina.

El peón mueve y mata igual que en el ajedrez, pero no puede mover dos casillas en el movimiento inicial.

El carruaje tiene movimiento idéntico al de la torre del ajedrez.

El caballero (o caballo) idéntico movimiento al ajedrez

El elefante mueve en diagonal dos casillas (y sólo dos) tanto adelante como atrás. Como el caballo, puede saltar sobre fichas propias y contrarias

El consejero mueve una única casilla hacia delante o hacia atrás

El rey mueve igual que en el ajedrez PERO una sola vez en la partida (y si no está en jaque) puede hacer un movimiento como un caballo. Por contra, no puede enrocarse

¿Cómo se gana? Con jaque al rey… o “desnudando” al rey, es decir, dejándole sin las otras fichas.

Makurk (ajedrez tailandés)

Las piezas en el tablero se despliegan de manera diferente: el consejero (reina) se encuentra a la derecha del rey, no a la izquierda. Los peones están avanzados todos una fila respecto al resto de las otras figuras. Es decir, que entre las dos filas de figuras hay una fila de casillas vacía.

El peón mueve y mata igual que en el ajedrez, pero no puede mover dos casillas en el movimiento inicial. Tampoco puede capturar al paso.

El barco tiene movimiento idéntico al de la torre del ajedrez.

El caballero (o caballo) idéntico movimiento al ajedrez

El khon (alfil) puede mover una (y solo una) casilla adelante o en diagonal en cualquier dirección

El met o ministro (la reina) puede mover una casilla en diagonal en cualquier dirección.

El khun (rey) mueve como en el ajedrez tradicional, pero puede mover como un caballo EN SU PRIMER MOVIMIENTO

Ajedrez Marsellés

Recibe su nombre porque fue publicado por primera vez en el periódico marsellés “Le Soleil” en 1925. Los jugadores pueden mover en su turno una misma pieza dos veces o dos piezas a la vez.

El enroque es un único movimiento.

Si un jugador anuncia jaque en su primer movimiento pierde el segundo movimiento (para evitar que la partida se acabe demasiado pronto) En contrapartida, un rey en jaque ha de salir de él en el primer movimiento, nunca en el segundo.

En 1963 Robert Bruce propuso una variante más equilibrada, para evitar la supuesta ventaja inicial de las blancas: El jugador blanco realiza un único movimiento de apertura. Su rival negro le contesta con dos, y a partir de ahí mueven dos veces por vez.

Ajedrez Dunsany (La Horda)

Ideado por el escritor Lord Dunsany en 1942. El bando de las piezas negras se despliega normalmente, pero las blancas ¡despliegan 32 peones! (puede sacar las fichas de damas para sustituirlos si quiere). Y solo peones, sin ningún rey. Las negras han de ganar eliminando a todas las piezas blancas. Las blancas tienen que hacer jaque mate al rey rival… normalmente, tras promocionar el mayor número posible de reinas para “equilibrar” las fuerzas.

Revuelta de campesinos

Variante ideada por R.L.Frey en 1947.

El jugador blanco tiene un rey y 8 peones, y lleva el bando de los campesinos. El jugador negro representa al ejército “noble”: un rey, un peón y cuatro caballos (los dos blancos y los dos negros)

El despliegue es similar al del ajedrez convencional: Los peones delante, el rey en su lugar. Los caballos extra del jugador noble se colocan en el lugar de los peones. El único peón negro se coloca delante de su rey.

Ajedrez aleatorio de Fischer

Variante propuesta por el ajedrecista Bobby Fischer en 1996, para fomentar la creatividad de los jugadores. Las piezas de la segunda fila se colocan de manera aleatoria siguiendo las siguientes reglas:

Cada pieza ha de ponerse enfrentada a otra rival del mismo tipo.

El rey debe estar entre las dos torres

Los dos alfiles han de estar en casillas de diferente color

A la hora de colocar las piezas, el jugador blanco, coloca una pieza en el lugar de su fila de su elección. El jugador negro coloca una pieza del mismo tipo enfrentada a la colocada y a su vez coloca otra donde más le plazca. Y así hasta que se colocan todas las piezas en el tablero respetando las reglas antes indicadas.

Esta variante tiene un talón de Aquiles a la hora de realizar el enroque. De hecho, tal maniobra ha generado muchas discusiones entre los aficionados a esta modalidad de ajedrez.

Ajedrez Jubilado

En esta variante se juega solo con el rey y los peones. Un peón que alcance el otro extremo del tablero promociona a torre, no a reina.

Ajedrez Atómico

Las reglas son básicamente las mismas que en el ajedrez tradicional, pero cuando una ficha elimina a otra se produce una “explosión nuclear” que:

Mata a la pieza capturada

y a la pieza que captura

y a TODAS las piezas adyacentes a la pieza capturada en las casillas horizontal, vertical y diagonal… excepto los peones.

¿Quién gana? El jugador que logra eliminar en una de estas explosiones al rey rival sin que su propio rey perezca el dicha explosión.

Hay muchas variantes más (muchas más de las que pensaba cuando me documenté para el artículo) El ajedrez Schrödinger, ¡en el que los peones hacen movimientos ocultos! O la variante llamada Ajedrez de Andernach, en el que las piezas capturadas no son eliminadas…. sino que cambian de bando. Pero creo que con esta selección ya hemos cumplido.

Anímense a probar alguna de estas variantes… Ya me contarán.

5/5 (1 Puntuación. Valora este artículo, por favor)