Inicio > Actualidad > Amor apache y del bueno

Amor apache y del bueno

Amor apache y del bueno

“Tus palabras son más fuertes que tus puños”. No sé si Wittgenstein hubiera firmado un aforismo así pero cuando lo leo por primera vez pienso en ese otro atribuido a Robert Burton que decía que una palabra hiere más profundamente que una espada. Toda una declaración de intenciones. Brillante y eficaz.

"Del apremio surge la creatividad más feroz, la inteligencia más afilada"

Hace tres años que descubrí LuchaLibro, una iniciativa creada en 2011 por el publicista y escritor peruano Christopher Vásquez. Desde entonces han caído unos cuantos golpes. No sé si Vásquez imaginó que su idea saltaría después a otros cuadriláteros literarios del planeta cuando todavía no proliferaban las veladas de escritura en vivo, y si lo hizo, fue un visionario. En España tomaron buena nota en Canarias Criserey Oropez y Daniel Medina, los decanos en nuestro país, que habían asistido a las noches de escritura de Lima y se quedaron prendados de inmediato; ahora celebran LuchaLibro en Gran Canaria y Tenerife desde 2012. En 2017 se sumó Valladolid con el equipo de Pencil Ilustradores al mando; la edición vallisoletana no sólo enfrentó a escritores sino también a ilustradores por primera vez en el mundo.

Del apremio surge la creatividad más feroz, la inteligencia más afilada: Vásquez buscaba una editorial para sus textos y desde esa necesidad surgió LuchaLibro, como una forma de encontrar, y publicar, nuevo talento literario.

Resulta fácil imaginar las noches de la capital peruana entre cervezas y pisco sours mientras los carnales disfrutan de un enfrentamiento en un ring en el que cubres tu rostro con una máscara de lucha libre. En esta batalla no puedes usar los puños, sino las palabras. Te enfrentas a alguien que se oculta tras otra máscara y que ha cuidado todos los detalles, el nombre de luchador con el que competirá incluido; un nombre inolvidable y legendario para la pelea. Dos personajes que saltan al cuadrilátero. En el centro del espacio hay una mesa, y en la mesa un ordenador portátil conectado a una pantalla gigante. El público ruge. Un presentador hace las veces de árbitro. Un DJ se encarga de la ambientación musical y un jurado formado por especialistas en literatura decidirá quién pasa a la siguiente ronda.

"La importancia de la máscara lo es todo en un combate de lucha libre, así que no podía ser menos en LuchaLibro"

Las reglas del combate son sencillas: se trata de escribir en cinco minutos una historia a partir de tres palabras que la organización desvela justo antes de cada combate. Después el jurado decide. La palabra como epicentro, la palabra como protagonista absoluta, la palabra como arma mortífera, tan denostada y tan descuidada a veces.

La importancia de la máscara lo es todo en un combate de lucha libre, así que no podía ser menos en LuchaLibro. “Póngale una máscara a un hombre y dirá la verdad”, dijo Juan Villoro sobre la lucha libre, en claro homenaje a Wilde. Si en una arena mexicana un luchador pierde su máscara, lo pierde todo. Y en muchos casos, ahí termina su carrera. En LuchaLibro, los perdedores tendrán que mostrar su rostro y bajarse del escenario. Pero hay otros paralelismos que encajan a la perfección con la lucha mexicana: el enfrentamiento entre rudos contra técnicos, por ejemplo, al igual que sucede en la arena, porque la literatura y los autores también se pueden acoger a uno y a otro bando.

"Y como lo que más nos gusta es inocular al público joven del veneno de la literatura, hemos apostado por un formato de doble competición: juvenil y absoluta"

Digresión. Mis amigos escritores me preguntan cuándo volveré a escribir. Qué pasa con todas esas novelas que tengo casi terminadas en un cajón, me dicen. Quizás ese es el motivo por el que cada vez quedo menos con amigos escritores. Mi respuesta suele ser siempre la misma: me encojo de hombros y les digo que en estos momentos estoy más centrado en Atrapavientos y en conseguir que la gente joven cuente sus propias historias. Ese momento dura casi 10 años, tengo que escucharme alguna que otra vez. Pero entonces les explico que no hay nada más alucinante que ver a unos cuantos jóvenes y adolescentes enganchados a la lectura de un libro o a la escritura de algo que podría ser su primera novela o su primer libro de cuentos. Un verdadero subidón. Ya le quitaré el polvo a las novelas del cajón cuando toque, pienso, y entonces les hablo de proyectos como el Laboratorio de Jóvenes Novelistas o como LuchaLibro.

Vuelvo. Los aragoneses tenemos fama de tozudos, hermosa palabra por cierto, y después de más de dos años de idas y venidas por fin hemos conseguido que LuchaLibro aterrice en Zaragoza. Viajamos bien acompañados por amigos e instituciones que se han volcado en el proyecto con un entusiasmo feroz. Contamos con el apoyo del Ministerio de Cultura, Fundación Ibercaja, el ayuntamiento de la ciudad, la editorial Raspabook, Tigersuit Estudio o la televisión y la radio autonómicas. Y como lo que más nos gusta es inocular al público joven del veneno de la literatura, hemos apostado por un formato de doble competición: juvenil y absoluta.

"Participar es sencillo y audaz como caminar sin zapatos por la jungla"

LuchaLibro Zaragoza discurre ahora por su primer tramo. En esta primera fase del concurso literario y hasta el 1 de marzo queremos recibir los relatos de los aspirantes a escritores luchadores. Solo 8 llegarán a cada una de las dos finales: una para jóvenes entre 12 y 18 años residentes en Aragón; y otra para mayores de 18 que vivan en cualquier punto del país. Quizás leas estas líneas y de repente te entran unas ganas locas de formar parte de la primera edición zaragozana. Te espera el cinturón del campeón o campeona de LuchaLibro y la publicación de un libro con los relatos de los finalistas a cargo de la editorial Raspabook.

Participar es sencillo y audaz como caminar sin zapatos por la jungla. Envíanos 2 relatos de temática libre antes del 1 de marzo a las 13 horas. Durante la segunda quincena de mes sabremos quiénes son los finalistas de las dos galas que se celebrarán los días 3 y 4 de mayo. Será entonces cuando conozcamos a los 2 primeros ganadores de LuchaLibro Zaragoza después de sendas veladas de puro amor apache, donde los únicos golpes serán las palabras. Cierra los ojos. Aprieta los puños. LuchaLibro ha llegado a la ciudad.

Más información: www.luchalibrozaragoza.com

Bases del concurso: www.luchalibrozaragoza.com/bases

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)