Inicio > Blogs > A favor del nordeste > Balas de fogueo
Balas de fogueo

Nos hemos vuelto demasiado civilizados para captar lo obvio. Porque la verdad es muy simple: para sobrevivir, a menudo debemos pelear, y para hacerlo hay que ensuciarse.

George Orwell en Recuerdos de la guerra de España

Está de moda citar a Orwell, buscar en Google frases contra el Gran Hermano para luego compartirlas en una red social a la que también hemos facilitado nuestra vigilancia. Otorgar sentido a las palabras equivale a ensuciarse en una plaza pública en la que el personal, parafraseando a José Luis Cuerda en Amanece que no es poco, quiere presentarse como intelectual porque no tiene nada mejor que hacer.

Las palabras despojadas de cualquier intencionalidad son balas de fogueo: No manchan, no hacen daño, nos instalan en una cómoda apatía. Orwell debería haber entrecomillado la palabra «civilizados», en realidad nos hemos vuelto idiotas. Cuando significante y significado se encuentran, cuando alguien usa las palabras para captar lo obvio, llega el famoso Trending Topic. Reaccionamos escandalosamente ante quien otorga intención a lo que escribe, estemos o no de acuerdo. Nos sorprendemos de que exista gente capaz de utilizar las palabras para romper la paz de lo políticamente correcto.

Volviendo a la película de Cuerda, pocas cosas hay peores que estropear una novela al leerla mal. Se publican millones de citas literarias al día en las redes sociales, casi ninguna lleva a la acción, acaban sepultadas todas juntas en interminables líneas de tiempo. Quienes las escribieron lo hicieron con una intención, querían que sus palabras tuvieran un efecto, pero la higiene social nos lleva a lo contrario. Leer bien es un acto de valentía, citar por citar no es más que un alivio momentáneo para cobardes.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios