Inicio > Actualidad > Noticias > Beethoven, la vida del genio de la música en un cómic

Beethoven, la vida del genio de la música en un cómic

Beethoven, la vida del genio de la música en un cómic

El músico, especialista y presentador Ramon Gener, que acaba de publicar una biografía ilustrada de Beethoven, su «héroe», considera que el compositor de Bonn fue «el primero en convertirse en protagonista de su música», como han hecho tantos en el siglo XX. En una entrevista con EFE, Gener remarca que «Beethoven es el primer músico que consigue el estatus de genio, que su sociedad lo reconoce como un genio, porque aunque antes están Bach y Mozart, que eran geniales, su sociedad no los reconoció como tales». El reconocimiento de Beethoven se produce, precisa Gener, en Viena, donde «un grupo de aristócratas firman con él un contrato en el que le dicen que como eres un genio a partir de ahora te pagaremos una renta vitalicia, para que escribas lo que quieras, como quieras, cuando quieras y si quieres».

En Beethoven: Un músico sobre un mar de nubes (Random Cómics), que ha sido ilustrado por Fernando Vicente, el autor repasa la evolución del concepto de genio, desde los griegos hasta Beethoven, a quien le toca vivir en «un mundo nuevo que no existía antes, que se inicia en 1789 con la toma de la Bastilla». Mozart, que tuvo ocasión de probar la destreza y el genio de un joven Beethoven, que había llegado dentro de una pléyade de virtuosos del piano a Viena, ya advierte de su futuro después de que tocara infinitas variaciones de un tema que le había propuesto el de Salzburgo, porque «Beethoven fue también un niño prodigio, algo que muchos no saben».

Confiesa Gener en un libro «escrito durante la pandemia» que para él «Beethoven es el héroe de mi vida, mi espejo», y la biografía es «más una aproximación a su figura para todas las personas que tengan inquietud en saber quién era y por qué es tan importante». A pesar de que se ha escrito mucho sobre el personaje, con biografías de ochocientas y mil páginas, quedan dos enigmas por descubrir: «No se sabe quién era la «amada inmortal» a la que escribe una carta que nunca envió y que su secretario encontró en un cajón de su escritorio después de su muerte, aunque creo que es más sexy no saberlo». El otro enigma es el testamento de Heiligenstadt, la carta que Beethoven escribió a sus hermanos Kaspar Anton Karl y Nikolaus Johann en Heiligenstadt el 6 de octubre de 1802, en la que reconoce su sordera, pero «deja un espacio en blanco en el nombre de su hermano pequeño, y no se sabe por qué, si es que no sabía su nombre, no sabía cómo se escribía, si estaba enfadado con él…».

Beethoven es hijo de su tiempo, y como tal «se identifica con Napoleón y los ideales de la Revolución Francesa, y su música habla del mensaje de paz, de igualdad, de fraternidad, temas igual de actuales hoy que en su momento». Sin embargo, cuando Napoleón se corona emperador, Beethoven se siente traicionado y pronuncia una famosa frase: «Ahora es un hombre igual que los otros y utilizara el poder como los demás». Esta decepción llega cuando está componiendo la «Tercera Sinfonía», la «Heroica», en la que «decide convertirse en protagonista de su música, en la que, por primera vez en la historia de la música, el compositor se desnuda y cuenta sus miserias, como casi 200 años después lo hace Amy Winehouse en «Rehab», hablando de sus adicciones».

Para Beethoven, que tuvo una educación insuficiente en su infancia, «la música es el único lenguaje que encuentra para comunicarse», y Gener reconoce que se conservan miles de cartas, y «es un drama leerlas, con una sintaxis complicada, escribe mal». Sus problemas de oído agudizarán el aislamiento del compositor y «el malhumor, el misántropo, el eterno cabreo son estrategias para disimular su sordera».

Con su habitual tono divulgador, Gener compara a Beethoven con las estrellas futbolísticas: «Messi siempre hace el mejor pase posible, y Beethoven escribe siempre la mejor nota posible de todas las opciones que tiene». Esa perfección explica también su inmortalidad, su vigencia y que «la «Quinta Sinfonía» fuera utilizada por Walter Murphy en su canción disco «A Fifth of Beethoven», que se incluyó en la banda sonora del filme Fiebre del Sábado Noche, que la Electric Light Orchestra versionara la famosa canción «Roll Over Beethoven», de Chuck Berry, o que inspirara a Johannes Brahms o Serguei Rachmaninov». Beethoven es además «el primer músico que hace titulares con su música» como demuestra en la Quinta con sólo cuatro notas, el tan-tan-tan-taaaaaaaan», tararea Gener.

Incluso en géneros que apenas cultivó, como la ópera, Beethoven muestra su genialidad: «Intentó escribir ópera muchas veces, pero el teatro de la corte no quiso contratarlo porque tenía fama de incumplir sus acuerdos». No obstante, tenía tantas ganas de pasar a la historia de la ópera que la única que consiguió escribir y estrenar, Fidelio, «es sinónimo de perfección —llegó a hacer hasta tres versiones diferentes— y hoy es un título básico del repertorio», concluye Gener.

4.3/5 (9 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)