Inicio > Actualidad > Noticias > Benjamín Prado: «Con la poesía ha ocurrido un milagro, se ha puesto de moda»

Benjamín Prado: «Con la poesía ha ocurrido un milagro, se ha puesto de moda»

Benjamín Prado: «Con la poesía ha ocurrido un milagro, se ha puesto de moda»

El novelista, ensayista y poeta madrileño Benjamín Prado ha considerado que con la poesía en España ha ocurrido «un milagro» al entender que se «ha puesto de moda» y ello ha permitido que se «rejuvenezcan los auditorios de manera increíble y ha salido de los ateneos para ir a los bares», lo cual supone un «momento esplendoroso».

Benjamín Prado (Madrid, 1961) ha realizado esta reflexión en una entrevista con Efe en Ceuta tras presentar la novela Todo lo carga el diablo, la quinta entrega de los casos de Juan Urbano.

El escritor dice que tiene «mucha fe» en la gente joven «que escribe poesía como Elvira Sastre o Loreto Sesma«, porque escriben de una manera que en la él, «aunque quisiera, no podría».

Mirando al pasado, Benjamín Prado no duda en afirmar que cuando empezó a escribir «era un instante muy especial porque convivía con los maestros del 27, era íntimo amigo de Rafael Alberti, estuve varias veces en casa de Dámaso Alonso, conocí a Vicente Aleixandre… y nos hicimos amigos de alguno de los poetas del 36 y era un momento impresionante y esplendoroso pero el tiempo se lo lleva todo y han desaparecido los grandes clásicos de la edad de plata de la literatura».

En relación a la influencia que ha podido tener la pandemia en el ámbito literario, ha afirmado que «influirá para mal ahora y para bien dentro de un tiempo porque la literatura merece maduración y reflexión porque escribir en caliente suele dejar frío al lector».

Y se explica así: «Ahora hay gente que tiene demasiada prisa por ser el primero que escribe un poema o una novela sobre la pandemia, pero intuyo que las mejores será las que se publiquen dentro de cinco o diez años».

Aún así, estima que el confinamiento «ha tenido la ventaja de que hemos tenido más tiempo para darnos cuenta que igual lo que le dábamos a los de fuera se lo quitábamos a lo de dentro. Me pregunto si a lo mejor hemos escrito demasiado«.

Sobre su última novela, el autor dice que cuenta la historia real de las primeras dos deportistas españolas que fueron a unas olimpiadas de invierno celebrados por la Alemania nazi y una tercera inventada que le da la oportunidad de contar una historia que empieza en los años de la República y atraviesa una franja temporal hasta la actualidad.

Su obra, incluida en la denominada Generación del 99 junto a otros autores como Aurora Luque o Amalia Bautista, se mantiene latiendo con fuerza porque, según afirma :»Soy un hombre que se aburre si no escribo y me mantengo así gracias al salto de géneros, no me veo siendo sólo novelista, solo ensayista o solo poeta».

«Tengo una especie de fondo de armario literario —añade— y en octubre o noviembre sacaré un libro de poemas después de seis o siete años, y si no escribo un ensayo o una biografía, es decir, me ayuda mucho ser capaz de cambiar de género para no acomodarme en uno o no repetirme».

Y su principal valedor es la respuesta de la gente: «Estoy muy agradecido porque para mí es tan importante la edición de un libro como sus reedicciones o sus traducciones, es decir, mi idea del éxito no es que cuando saques un libro vendas 40.000 ejemplares sino que de ese mismo libro veinte años más tarde vendas 100, es decir, conseguir cosas que permanezcan».

Ha valorado que su obra haya sido publicada también en Latinoamérica y traducida en numerosos países europeos. «Cada vez que viene alguien a que le firme un libro siento gratitud, ya que mis lectores son mis únicos jefes porque ellos son los que te dicen si vales o no para ésto».

3.9/5 (7 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)