Inicio > Actualidad > Noticias > Camila Sosa: «Creo que las sociedades siempre van muy por atrás de sus leyes»

Camila Sosa: «Creo que las sociedades siempre van muy por atrás de sus leyes»

Camila Sosa: «Creo que las sociedades siempre van muy por atrás de sus leyes»

Tras el éxito internacional de Las Malas, la argentina Camila Sosa Villada se reafirma como escritora con su nuevo libro de cuentos Soy una tonta por quererte, en el que aborda la persecución a las travestis, pero también el deseo y la amistad.

«Había un temor concreto, que era salir de Las Malas«, dice sobre qué tipo de ejercicio iba a hacer para continuar escribiendo después de un libro que fue muy bien recibido, muy querido y muy determinante también para la carrera de una escritora. (…) Pero este es un libro con menos reflexiones, con más acción, con más verbos y eso me da mucha alegría«, explica la autora en una entrevista virtual con EFE. Por Las Malas, Camila Sosa Villada (Córdoba, 1982) ganó el Premio Sor Juana Inés de la Cruz y ha sido traducido a más de diez idiomas.

Dentro de su nueva obra, cuyos cuentos van desde lo autobiográfico hacia lo «futurista», los personajes (niños que intentan sobrevivir a una familia disfuncional, mujeres que fingen ser novias de hombres gays o travestis que se convierten en grandes amigas de la cantante Billie Holiday) «conviven entre sí», porque así es como conviven en la cabeza de la autora. «Yo siempre estuve en contacto con las travestis y siempre estuve en contacto con el mundo dizque normal». «Las travestis nunca dejamos de relacionarnos con el resto del mundo porque nuestros clientes son heterosexuales, porque nuestras madres son mujeres cis, porque nuestros padres y hermanos son varones cis. Entonces, ¿cómo podríamos nosotras estar aisladas de toda esa relación? No me parece tan extraño que convivan personajes así», afirma.

Uno de los cuentos del libro editado por Tusquets es el denominado «Gracias, Difunta Correa», que, a diferencia de Las Malas, asegura Sosa, sí es un relato autobiográfico. «Me peleé mucho con la idea de que Las Malas fuera un relato autobiográfico, porque no lo es. Sí es un libro en el que la escritora puso todo su conocimiento. Ese conocimiento que no es académico, pero sí de experiencia. Se habló mucho de eso, se me menospreció mucho por eso. Se me bajó el precio como escritora en constantes críticas o devoluciones«. «Entonces, una vez que ya estaban todos esos cuentos que pasaron por el tamiz de la mentira, por el tamiz de la invención e incluso por el tamiz de la ciencia ficción, me parecía una buena manera de demostrar que era verdaderamente autobiográfico, que sí era autobiográfico lo que yo escribía. Y lo escribí y gustó muchísimo más», agrega.

Otro es «Seis tetas», un cuento «futurista» en el que se relata una inquisición contra las travestis y contra quienes las hayan tocado tres veces, una situación que la autora imagina que puede pasar en el 2040 o 2050. «Creo que las sociedades siempre van muy por atrás de sus leyes. En Argentina, a pesar de que tenemos una ley que garantiza que nosotras tenemos un documento nacional de identidad que asegura que somos mujeres, etcétera, lo cierto es que laboralmente no ha cambiado nada», lamenta la escritora.

Y sostiene que «esos procesos llevan muchísimas más vidas. Y puede ocurrir que la sociedad no soporte esas leyes y que nos expulsen, porque las persecuciones se dan igual, porque la discriminación sigue ocurriendo. Hace poco, acá en Córdoba, un cliente le prendió fuego a una chica», explica la también actriz.

También incluye en uno de los relatos a la cantante Billie Holiday, sobre quien había hecho ya una obra teatral en 2011. «La pasé muy bien escribiendo ese cuento, y mucho mejor aún después de que la editora habló conmigo sobre ese cuento y me dijo: «Bueno, acá vos superás como escritora a Las Malas«. Un sentimiento de superación que, asegura, recorre toda la obra. «Lo siento con todo el libro. Supongo que así será la experiencia. Se supone que cada vez se escribe mejor».

Sin embargo, pese al gran triunfo literario de Las Malas, Camila Sosa Villada lamenta que las travestis sigan sin estar en el lenguaje. «¿Cuántas travestis hay escribiendo y produciendo lenguaje en este momento? Sigue sorprendiendo que yo escriba sobre ellas y no sobre mujeres y varones», recalca. «Las productoras de televisión, los medios de comunicación, usan ese gancho y te dicen: «Bueno, para que vos tengás más visibilidad, para que tengan más visibilidad las travestis», asegura. «Pero —continúa— producen series donde lo que menos hacen es vernos, nos invisibilizan detrás de una idea que ellos tienen acerca de nosotras. Siempre intentando hacernos parecer a una idea europea muy blanca, muy del norte respecto a la existencia travesti, que en Latinoamérica fue muy diferente. Recién están surgiendo teóricas que están hablando de ese fenómeno», zanja.

3.4/5 (9 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios