Inicio > Libros > No ficción > Cangas del Narcea, la Antártida tan cerca

Cangas del Narcea, la Antártida tan cerca

Cangas del Narcea, la Antártida tan cerca

A principios del siglo XX surge el interés por explorar la Antártida. Paralelamente, se siguen descubriendo lugares no tan lejanos. Del primero de los propósitos da buena cuenta el torrencial volumen El corazón de la Antártida. Historia de la expedición antártica británica 1907-1909 de Ernest Shackleton, que acaba de publicar Fórcola Ediciones con un revelador prólogo de Javier Cacho. De lo segundo, el mucho más contenido Rumbos. Viaje por Cangas del Narcea 1928-1932, publicado por la asociación Tous pa Tous, con esmerado prólogo de Juaco López Álvarez y Alfonso López Alfonso. Se preguntará el lector por qué mezclar ambos en una única reseña. Y quien esto firma no tendrá más remedio que confesar que hasta que no se topó con el segundo no encontró manera de abordar el primero. Uno ha querido ver en ello una coincidencia nada casual, sino absolutamente necesaria, inevitable, fundamental, porque, después de todo, ambos libros entroncan con las dos tradiciones inauguradas por Homero en sus dos obras más conocidas: la Ilíada y la Odisea.

"El volumen de Shackleton, tal y como se nos cuenta en el prólogo, no hubiera sido posible, de no mediar su interés por casarse con una joven doncella de más alto rango social que él"

El primero, el que nos permite acercarnos a uno de los viajes de Shackleton, sería más bien heredero de la primera. Lo que cuenta el famoso explorador en él se parece más al relato de una guerra, en este caso contra los hielos polares, que a otra cosa. Así, uno puede en sus páginas asomarse al riguroso proceso de preparación del viaje como si del pertrecho para una batalla se tratase: barcos, provisiones, tripulación, cómo y por qué apostar por esto y no por lo otro, para después asistir al combate contra esa naturaleza hostil, relatado también con sobrecogedora prolijidad. Existe, por su puesto, otro paralelismo. La guerra de Troya se desata cuando Paris rapta por amor a Helena. De un modo similar, el volumen de Shackleton, tal y como se nos cuenta en el prólogo, no hubiera sido posible, de no mediar su interés por casarse con una joven doncella de más alto rango social que él. Por aquel tiempo, explorar los polos suponía un notable ascenso en la consideración de las clases pudientes.

"Son prueba, en cualquier caso, ambos libros, de que el viaje siempre es hacia lo desconocido, aunque uno ya haya trillado esos caminos antes"

El otro libro, el del viaje por Cangas del Narcea del médico militar, erudito y literato Mario Gómez, entronca más bien con la Odisea. Cierto que su propósito a la hora de emprenderlo fue más bien conseguir socios para la recién creada asociación para la mejora de su pueblo natal Tous pa Tous. Sociedad canguesa de amantes del país, impulsada también por él mismo. Pero lo que van destilando sus excursiones, a medida que publica su relato en otra de sus iniciativas culturales, la revista local La Maniega, es más bien una búsqueda del primigenio ser cangués. Así, por sus páginas desfilan numerosos potentados, con sus casonas y palacios, que acabarán siendo decisivos en la conformación de lo que es el actual concejo del suroccidente asturiano. Son, por lo tanto, sus rumbos un paseo hacia los orígenes, como lo fue el mucho más accidentado de Ulises, orígenes de tantas vidas y patrimonios, pero también hacia las fuentes de las materias primas sobre las que esas vidas y patrimonios se han ido forjando. Por ejemplo, hacia las rocas y peñascos donde nace el río Narcea que atraviesa el concejo y que pronto le dará nombre, o hacia los bosques de donde se extrae la madera, que en ese momento ya sustenta una de las principales industrias locales. Es, también, un viaje hacia lo desconocido, como el de Shackleton, porque el propio Gómez reconoce pisar por primera vez algunas rutas, por ejemplo la del Couto.

Son prueba, en cualquier caso, ambos libros, de que el viaje siempre es hacia lo desconocido, aunque uno ya haya trillado esos caminos antes: el propio Shackleton ya había viajado a la Antártida antes y lo hará también después, pero ninguna experiencia será igual. Lo mismo le sucederá a su coetáneo Mario Gómez, maravillado y asombrado por todo lo va descubriendo al explorar su Antártida particular, aunque la suya la tenga muy cerca de casa.

—————————————

Autor: Ernest Shackleton. Traductor: Javier Cacho Gómez. Título: El corazón de la Antártida. Historia de la expedición antártica británica 1907-1909. Editorial: Fórcola. Venta: Todos tus libros, Amazon, Fnac y Casa del Libro.

Autor: Mario Gómez. Título: Rumbos. Viaje por Cangas del Narcea 1928-1932. Editorial: Tous pa Tous. Venta: Librería Treito.

4.9/5 (9 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios