Inicio > Creación > Adelantos editoriales > Carmen Martín Gaite: de la vida a la literatura

Carmen Martín Gaite: de la vida a la literatura

Carmen Martín Gaite: de la vida a la literatura

Zenda ofrece las primeras páginas de Carmen Martín Gaite: El juego de la vida y la literatura, escritas por José Jurado Morales, catedrático de literatura española en la Universidad de Cádiz, autor de este libro publicado por Visor.

 

Mi admiración por la obra de Carmen Martín Gaite no ha hecho más que crecer con el paso del tiempo a medida que he ido descubriendo nuevos derroteros suyos. Todo empezó con la lectura de Entre visillos en mis años universitarios. Me pareció una novela de una traza a la altura de otras de sus coetáneos y de la que me quedó, sobre otras huellas, la certeza de que me estimulaba el cuestionamiento de ciertos convencionalismos. Aquella espoleta fue suficiente para sentirme atraído por conocer el resto de su narrativa. Cuando creí que había llegado a la espina dorsal de su escritura con la lectura de El cuarto de atrás y sobre todo de Retahílas, que tengo como una de mis novelas españolas predilectas de la segunda mitad del siglo XX, fui desgranando los artículos de La búsqueda del interlocutor y parándome a pensar cada línea de El cuento de nunca acabar. Me di cuenta de que a Martín Gaite se le daba tan bien narrar como ensayar y desde entonces la tuve por una ensayista de primer orden. La curiosidad me llevó a consultar sus muchas páginas sobre Melchor de Macanaz, el Conde de Guadalhorce, el siglo XVIII, otros episodios históricos y otros asuntos sociológicos sobre los que se ha interesado. Me sorprendieron su sagacidad y exhaustividad como investigadora. Tampoco me defraudaron su capacidad retórica para construir discursos y conferencias así como su sutileza y afinamiento para emitir valoraciones y análisis en sus reseñas literarias, según fui disfrutando Agua pasada y Pido la palabra. Encontré un tono apropiado en algunos poemas de Después de todo. Poesía a rachas y me animó a la reflexión sus propuestas teatrales, tan intimistas y más de palabras que de acciones. Me embelesé con los collages de Visión de Nueva York y terminé por aquilatar su entrega a la labor de la traducción del inglés, francés, italiano y portugués. Cuando pensaba que su mayor distanciamiento del realismo se centraba en El cuarto de atrás, apareció El libro de la fiebre para desmentirlo con sus vericuetos oníricos. Y en estas andaba en el momento en que se puso en marcha la edición de los varios volúmenes de sus Obras completas, con la inclusión de material inédito, donde todo lo que he apuntado y mucho más se suceden para corroborar su vocación por una escritura total y desvelar el hallazgo de una mujer de letras en el sentido más transversal y noble de la expresión. Porque solo con calar los Cuadernos de todo nos apercibimos de que los afanes mayúsculos de Carmen Martín Gaite se condensan en las ideas de vivir y escribir: vivió para escribir y escribió para sentir que vivía. Y lo hacía a sabiendas del sentido lúdico de la vida y de la literatura, por más que una y otra se empeñaran en recordarle la matriz trágica de la existencia. A Martín Gaite le gustaba el juego de la vida y se divertía con el juego de la escritura y la lectura.

"Desde mi descubrimiento de Entre visillos hasta esta parte no he parado de leer y escribir sobre su obra"

Desde mi descubrimiento de Entre visillos hasta esta parte no he parado de leer y escribir sobre su obra. Como frutos más notables he de destacar los libros Del testimonio al intimismo: Los cuentos de Carmen Martín Gaite, publicado por la Universidad de Cádiz en 2001, y La trayectoria narrativa de Carmen Martín Gaite (1925-2000), estampado en la colección Biblioteca Románica Hispánica de la editorial Gredos en 2003. De modo paralelo he ido dando conferencias y entregando algún que otro artículo para revistas o capítulo para libros. Dada la dispersión de estas investigaciones, la dificultad para hallar alguna de ellas y el tiempo transcurrido desde su aparición primera en ciertos casos, me he animado a agruparlas en este volumen. Para que lo dicho en cada uno de los trabajos se encuadre con justeza en el decurso de los estudios sobre la obra de la escritora, al pie del título de cada texto anoto el lugar donde apareció originalmente y el año de que data. Conviene tener en cuenta estas fechas para valorar el alcance de lo presentado ya que sobre algunas cuestiones, perspectivas, relaciones y obras se ha seguido profundizando con el paso de los años. He distribuido los capítulos en varios bloques para dar cuenta de los distintos campos genéricos que cultiva y para dotarlos de un hilo cronológico. Parto de algunas consideraciones que vinculan su obra y su vida, sigo con una mirada a sus inicios en los que Ignacio Aldecoa cobra gran relevancia y en la que siente predilección por el cuento, me detengo en su inclinación por lo ensayístico como una seña de identidad imborrable, me fijo en las novelas del final de su trayectoria cuando ya está de vuelta de algunos avatares vitales y literarios, remato con un recuento bibliográfico de lo aportado por la crítica hasta las proximidades de su muerte en el año 2000.

_____

Autor: José Jurado Morales. Título: Carmen Martín Gaite: El juego de la vida y la literatura. Editorial: Visor. Biblioteca Filológica Hispana, nº 196. Venta: Casa del libro