Condena

La primera certeza que tuve al ver la primera escena de Condena fue: la cárcel no es el sitio de este hombre. La cara de despistado de Mark Cobden —Sean Bean— y la sumisión que muestra a cada orden del funcionario de prisiones, mientras este realiza todos los trámites para su ingreso, no me dejó lugar a dudas: algo raro ha pasado con él. Lo más probable es que haya sido un error judicial, deduje. Con este enfoque afronté los primeros minutos de la serie.

Poco a poco me iba dando cuenta de mi profundo desacierto. Les aseguro que no me importó mi equivocación, todo lo contrario, ya que Condena es mucho más que una serie sobre justicia y culpabilidad. Sobre todo, es un drama carcelario con una carga de profundidad humana que empuja al espectador a reflexionar.

"Condena lleva el sello de la BBC. Últimamente esto es un certificado de garantía en el mundo audiovisual"

En tan solo tres capítulos de una hora de duración cada uno, muestra numerosos planteamientos sustanciales de la vida. Nos saca de nuestro habitual escenario cotidiano y nos lleva a un entorno hostil: una cárcel, para golpear nuestro cerebro y nuestra conciencia. Es, por tanto, un producto extraordinario para tratar, por ejemplo, con los alumnos en clase de tutoría o en la asignatura de Valores Éticos. Incluso, es muy aconsejable para comentar en el ámbito familiar, si ustedes tienen hijos jóvenes.

Condena lleva el sello de la BBC. Últimamente esto es un certificado de garantía en el mundo audiovisual. El magnífico trabajo de su director, Lewis Arnold y de su guionista, Jimmy McGovern, está secundado por un triplete de actores con una intensa y acreditada carrera profesional.

Al mencionado Sean Bean se le unen Stephen Graham, interpretando a Eric McNully, funcionario de prisiones, y Siobhan Finneran, que da vida a la monja Marie-Louise. Los tres son veteranos de la interpretación y han trabajado en muchas películas y series de éxito. En el caso de Bean es conocido por El Señor de los Anillos y Juego de tronos. Graham, por Line of Duty y The Virtues. Y Finneran, por Downton Abbey y Happy Valley.

"Cobden ha provocado su propia desgracia, debido a que la botella siempre le gana la batalla"

Retomemos la historia de Cobden. Antes de convertirse en presidiario, era profesor en un instituto. Una noche, en la que había bebido más de lo aconsejable, atropelló a un ciclista cuando regresaba a su casa. El resultado de su imprudencia fue la muerte del desafortunado hombre. Por ello, debe cumplir una condena de cuatro años en Craigmore.

Al contrario que Cobden, McNully lleva una vida ordenada junto a su mujer. Es cumplidor en su trabajo y no se le conocen vicios ni malas costumbres en su vida privada.

Son, personalmente, personajes antagónicos. No obstante, a ambos se les plantean situaciones que les cambian la vida, si bien el contexto de ambas es completamente diferente. Cobden ha provocado su propia desgracia, debido a que la botella siempre le gana la batalla, mientras que a McNully se le presenta un dilema moral por la irresponsabilidad de su hijo.

Uno de los primeros asuntos sobre el que se puede meditar es si el sistema penitenciario es adecuado para todos los condenados sin atender a circunstancias personales. La serie incide sobre ello, ya que muestra a Cobden como una buena persona, aunque con un grave defecto que provoca un accidente mortal. Por otra parte, su compañero de celda presenta evidentes síntomas de una enfermedad mental para la que el sistema penitenciario no ofrece ninguna solución.

"No basta con que cumpla una merecida condena. Las etapas de este recorrido son: sinceridad, arrepentimiento y, por fin, solicitar el perdón"

El alcoholismo y las consecuencias de los actos humanos son otras perspectivas desde las cuales se puede analizar la serie. Sin embargo, las más interesantes para debatir en un foro educativo son el dilema moral que McNully debe resolver y la petición de perdón que Cobden tiene que afrontar.

McNully se encuentra en una encrucijada. La decisión que tome marcará su vida. El causante de la situación que vive es su hijo. Este puede ser el origen de un interesante debate que se puede plantear a los adolescentes. A veces, la vida nos golpea por decisiones propias, pero otras los problemas nos vienen dados. Todo puede complicarse hasta el extremo si el que nos causa el dolor es alguien al que queremos tanto o más que a nuestra propia vida. Una decisión entre las convicciones personales y las circunstancias vitales.

En cuanto a Cobden, tendrá que recorrer el camino para interiorizar la necesidad que tiene de perdón a la mujer del ciclista al que mató. Es imprescindible que lo haga para seguir viviendo. No basta con que cumpla una merecida condena. Las etapas de este recorrido son: sinceridad, arrepentimiento y, por fin, solicitar el perdón.

"La sinceridad comienza por uno mismo. Se trata de reconocer los propios errores"

La sinceridad comienza por uno mismo. Se trata de reconocer los propios errores. En un ambiente de redes sociales en el que tan inmersa está la juventud, son pocos los que se atreven a mostrarse como son. Simular una vida que no tienes, una felicidad no alcanzada, son los objetivos esenciales. ¿Cómo se podría, entonces, llegar a la franqueza personal si se vive en un permanente teatro?

La honradez individual llevará al arrepentimiento, estadio anterior y necesario para pedir perdón. Este es un acto de humildad cuya recompensa será la oportunidad de vivir en paz con los demás y, más importante, consigo mismo.

Condena estremece y remueve el corazón. Es, por tanto, una serie contundente desde el punto de vista humano. Cinematográficamente, no tiene fisuras, debido al sensacional trabajo del director y del guionista. El excelente desempeño de los protagonistas redondea un producto televisivo extraordinario.

FICHA TÉCNICA

Título original: Time

Título: Condena

Temporadas: 1

Episodios: 3

Duración: 1 hora

Plataforma: Movistar+

Productora: BBC

Director: Lewis Arnold

Guionista: Jimmy McGovern

Protagonistas: Sean Bean, Stephen Graham y Siobhan Finneran

5/5 (10 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios