Inicio > Libros > Narrativa > Cuba en el corazón
Cuba en el corazón

En este emotivo texto, que se incluye al principio de su novela a modo de carta a los lectores, la autora cuenta el origen de esta obra basada en su historia familiar

En mi infancia, Cuba fue muy importante. Mi padre y mis abuelos dejaron el país en 1967. Mis abuelos siempre anhelaron volver a casa y nunca dejaron de recordarla con gran nostalgia, sin embargo, no fue hasta que me hice adulta cuando me di cuenta de lo poco que mencionaban la Revolución o sus consecuencias. Hablaban de Cuba con amor y de Fidel con ira, pero superaron los malos tiempos y pintaron un cuadro de una isla de ensueño. Las partes tumultuosas de su vida en Cuba eran un misterio para mí. Y uno de esos misterios lo descubrí mientras escribía El próximo año en La Habana.

Las fuertes emociones que Cuba evocaba en mi familia me inspiraron para escribir sobre la experiencia del exilio desde la perspectiva de dos generaciones. En el verano de 2016, planeamos una reunión familiar en Cuba, y en el curso de la organización del viaje, mi abuelo se enfadó mucho. El dolor ante la idea de regresar a su país en las circunstancias actuales introdujo una conversación en nuestra familia sobre el peso del exilio. Como estaba trabajando en la novela, intenté reflejar de primera mano la experiencia de mi protagonista, Marisol, mientras yo aprendía más acerca de la vida de mi familia en Cuba, particularmente de las secuelas de la Revolución, y también mientras examinaba mi propia identidad como cubana.

"Escribir El próximo año en La Habana me hizo sentir como si mi abuela estuviera conmigo mientras recorría la Cuba que ella amaba a través de sus historias y recuerdos"

Escribir y documentarme para El próximo año en La Habana me abrió los ojos y me proporcionó una mirada con más matices sobre la Revolución. Y en un momento en el que sentí la pérdida de mi abuela profundamente, me dio una nueva conexión con nuestra historia y me hizo valorar el coraje y la fuerza de mi familia.

Mi abuelo no podía desperdiciar la comida. Era incapaz de tirar nada. Hasta que no fui adulta no pude entender que era porque aprendió lo que era que la comida escaseara durante los ocho años que vivió bajo el régimen de Fidel. Hay una historia en el libro, que Luis le cuenta a Marisol, de la vida después de la Revolución, cuando su familia se enfrentó a la escasez de alimentos y algunos amigos les llevaron carne a La Habana en el maletero de su coche. El coche se averió y su familia se asustó mucho cuando unas personas quisieron ayudarlos a poner el coche en marcha, porque temían que, si encontraban la carne, pudieran meterlos en la cárcel por violar el sistema de racionamiento. Ese incidente les ocurrió a mi padre y a mis abuelos antes de que se fueran de Cuba. Me enteré de esta historia cuando trabajaba en El próximo año en La Habana, y me sorprendió lo desesperada que estaba la gente en aquella época.

Siempre supe que a mi abuelo lo enviaron al campo durante un año, lejos de su mujer y su hijo, como castigo por pedir autorización al gobierno para salir de Cuba. Antes de empezar a trabajar en la novela, me avergüenza admitir que no entendía del todo lo que eso significaba. Pensaba que solo había ejercido la medicina fuera de La Habana. No comprendía que formaba parte de un gran grupo de cubanos que fueron enviados a hacer trabajos forzados como castigo, a menudo en condiciones duras y peligrosas. Al hablar del libro, conocí a otros cuyos familiares tuvieron experiencias similares, y empecé a comprender más si cabe lo que tantas familias sufrieron durante ese tiempo, y lo mucho que se esforzaron por asegurar un futuro mejor para sus hijos y nietos.

"La historia de mi familia es la historia de tantas otras que fueron forzadas al exilio, que tuvieron que dejar su hogar cuando la violencia y la agitación política hicieron imposible que pudieran quedarse"

Mi abuela fue una de las personas más influyentes de mi vida, y cuando falleció hace más de diez años, dejó un hueco en mi corazón. Escribir El próximo año en La Habana me hizo sentir como si ella estuviera conmigo mientras recorría la Cuba que ella amaba a través de sus historias y recuerdos. Contaba cuarenta años, tenía polio y estaba embarazada de su único hijo, mi padre, cuando Fidel llegó al poder en 1959. No puedo imaginar lo aterrador que debió ser para ella pasar por tanta confusión e incertidumbre en un momento tan crucial de su vida, y seguir sus pasos en el libro solo me hizo admirar su valentía aún más. Me enseñó lo que significaba ser una mujer cubana, y me encantó que compartiera Elisa (el personaje que interpreta a la abuela de El próximo año en La Habana) y sus hermanas compartieran ese espíritu en la novela.

Recientemente tuve la oportunidad de volver a Miami con mi padre y mi abuelo. Vi el apartamento en el que vivió mi familia durante un año cuando llegaron a los Estados Unidos como refugiados, y entonces me di cuenta de la valentía y el sacrificio que significó para mi familia procurarme la vida que vivo hoy en día. Mis abuelos se fueron de Cuba con poco más que una maleta y su hijo pequeño. Enterraron sus objetos de valor, sus posesiones más preciadas, en una caja en el patio trasero de su casa, pensando que un día volverían. Durante lo que deberían haber sido los años dorados de sus vidas, cruzaron un océano, llegaron a un país extranjero sin saber el idioma,  y, con la ayuda de amigos y familiares, empezaron desde cero. Construyeron una vida aquí y prosperaron, siempre esperando que un día volverían.

La historia de mi familia es la historia de tantas otras que fueron forzadas al exilio, que tuvieron que dejar su hogar cuando la violencia y la agitación política hicieron imposible que pudieran quedarse. Mi familia es parte de una poderosa comunidad de familias que han transmitido su historia, sus tradiciones y su esperanza a las siguientes generaciones. Nunca me he sentido más orgullosa de ser cubanoamericana que ahora.

————————

Autora: Chanel Cleeton. Título: El próximo año en La Habana. Editorial: Maeva. Venta: Todostuslibros y Amazon

4.4/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios