Inicio > Libros > No ficción > De la espalda a la luz
De la espalda a la luz

Ricky Dávila apostó por las mil palabras. Y luego por mil más. Y otras mil… Hasta la cantidad que sea que haya en este libro. No es en detrimento de la imagen, o por lo menos, no en el abandono de la misma. El Tractatus Logico-Photographicus nos ofrece, además de un mar de palabras para los atunes, algunas imágenes estupendas como carnada. El resultado: todo lector morderá el anzuelo.

"Para Dávila, su cuaderno de notas es su otra cámara de fotos"

La fotografía explicada a los atunes, dice el subtítulo del libro. Es cierto: con la excusa de hablar de fotografía, Dávila se mete a fondo con los conceptos de tiempo y de luz en los primeros dos capítulos, donde ya nos familiarizamos con el tono que el subtítulo dejaba asomar, ese tono que nos pesca…, y ya no podemos escapar de esta lectura ni aunque nos sacudamos por nuestra vida. Un tono lleno de complicidad, de frescura y de humor. Pero la verdadera “velocidad de obturación” en este texto quizá no tenga tanto que ver con la luz y con el tiempo, sino ya con una cuestión literaria.

"A partir de estos nombres esenciales, Dávila hace un recorrido por la historia de la fotografía y llega a las selfies"

Ricky Dávila repasa la historia de la fotografía para acabar hablando, en un relato por momentos autobiográfico y todo el tiempo en primera persona, de la vida. Nos cuenta sus aspiraciones literarias y su escritura se manifiesta no solo a través de la propia escritura de las miles de palabras, sino también a través de las imágenes que nos muestran su caligrafía. Para Dávila, su cuaderno de notas es su otra “cámara de fotos”, aquella en la que la velocidad mencionada se juega en otros parámetros, tal vez menos técnicos, aunque quizá no menos “físicos”.

¿Qué hay de ensayo de fotografía en este libro? Erich Salomon, Muybridge y su caballo “volador”, Niépce manchándose con betún de Judea, Newton y su espectro de luz, Le Gray frente al océano, Nicéforo, Daguerre, Talbot… el listado es largo. A partir de estos nombres esenciales, Dávila hace un recorrido por la historia de la fotografía y llega a las selfies. Todo esto ilustrado con fotos. Pero mientras tanto, mientras los peces van olfateando la carnada, el autor nos habla de su dolor de espalda, de su hijo, de la contemplación, de los modos de vivir, del insomnio, de viajes por el Mediterráneo, de algunas lecturas, de la limpieza de su casa, de la naturaleza, de la cultura, del arte, y de la poesía escrita por él. Entonces, ya hemos mordido el anzuelo.

—————————————

Autor: Ricky Dávila. TítuloTractatus Logico-Photographicus. La fotografía explicada a los atunes. Editorial: Galaxia Gutenberg. Venta: Todos tus libros, AmazonFnac y Casa del Libro.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)