Inicio > Actualidad > Noticias > «Días en blanco», los poemas inéditos de José Luis Sampedro

«Días en blanco», los poemas inéditos de José Luis Sampedro

«Días en blanco», los poemas inéditos de José Luis Sampedro

Siete años después de su muerte, la poesía del escritor José Luis Sampedro, inédita hasta el momento, se ha reunido en un volumen, «Días en blanco», que publicará la próxima semana Plaza&Janés.

José Manuel Lucía Megías, catedrático de Filología y amigo cercano de José Luis Sampedro, ha sido el encargado de reunir los poemas del novelista y economista que su viuda, Olga Lucas, encontró entre unas cajas de cartón destinadas «a acabar en la basura», según ha relatado en un comunicado de la editorial.

En esta poesía «está José Luis Sampedro. En estado puro. Con toda su complejidad. Con toda su humanidad. Con todo su compromiso, con su tiempo y consigo mismo. Con toda su genialidad», dice José Manuel Lucía.

Sampedro (1917-2013) fue catedrático de Estructura Económica, escritor, miembro de la Real Academia Española y Premio Nacional de las Letras, además de uno de los autores e intelectuales más respetados en España por su actitud ética y por su apuesta por un mundo más igualitario.

El libro reúne cincuenta años de creación inédita y constituye, explica la editorial, una pieza esencial para entender el legado de Sampedro.

Presentadas en orden cronológico, el volumen agrupa sus poesías en varios bloques temáticos que reflejan las diversas facetas de su creación.

El primero de ellos reúne los poemas escritos durante la Guerra Civil, una escritura en la que la guerra y la muerte no ocupan un lugar central, sino que prima en ellos el descubrimiento de la naturaleza, su visión de los pueblos y gentes que conoce, sus experiencias personales.

Un segundo grupo, reúne versos llenos de imágenes urbanas y reflexiones intimistas y personales sobre el hombre, su destino y la soledad, temas que trata en las novelas de esa etapa.

Y el último apartado agrupa sus poesías cómico-satíricas, en las que brilla el Sampedro «más juguetón»: son obras surgidas del deseo de hacer más divertido el mundo gris de la economía y de la política, con coplas en contra de la OTAN, ripios escritos durante las sesiones de Naciones Unidas en Ginebra o incluso villancicos de actualidad con los que felicitaba las Navidades a sus allegados.

Su viuda, Olga Lucas, explica cómo a su muerte quedaron «miles, decenas de miles de papeles ordenados a su manera, por un lado con la meticulosidad y el rigor del científico estructuralista, por otro con el caos imaginativo del gran creador».

«Seis años después, cuando ya creíamos haber ordenado, indexado y digitalizado todo ese legado, hoy depositado en la BNE, aparecieron unas cajas de aspecto inequívocamente destinado a acabar en la basura», recuerda Olga Lucas, que explica dentro de una de las cajas había una más pequeña rotulada de su puño y letra con la palabra ‘Poesía’. «Y dentro de ésa un cuaderno antiquísimo y muchas hojas, unas manuscritas, otras mecanografiadas».

En el caso de la poesía de Sampedro, su viuda cree que no la publicó en vida «porque él mismo no le otorgó calidad suficiente. Tenía un gran respeto por la poesía y no consideraba la suya a la altura de la poesía en mayúsculas. Pero la escribió y la conservó».

«Personalmente creo que tenía razón en considerarse mucho mejor novelista que poeta y que probablemente fue un acierto por su parte rechazar la propuesta de su publicación cuando ya era conocido y admirado. Sin embargo, siete años después de su fallecimiento considero que debe ser compartida con los demás», sostiene Olga Lucas.

5/5 (4 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)