Inicio > Libros > Adelantos editoriales > Domingo por la tarde
Domingo por la tarde

El director de cine, guionista y autor teatral Cesc Gay (Truman, Sentimental, Historias para no contar…), prologa con este texto el libro de Alex Cabré

Alex escribe los domingos. Todos los domingos por la tarde.

Mientras el resto de nosotros se dedica a pasear, ir al cine o dejarse llevar por una larga siesta en el sofá, Alex se sienta ante su ordenador y escribe hasta el anochecer.

En su casa lo saben y ya nadie lo molesta. Sunday Writing, lo llama.

Luego, el lunes, vuelve a su trabajo y espera deseoso que transcurran los días y las horas que lo separan del siguiente do-mingo, para entonces volver a sentarse y reconectar de nuevo con su novela, sus personajes y su mundo de ficción.

Y así sigue, un domingo tras otro, desde hace ya muchos años.

La primera vez que me lo contó no me lo tomé demasiado en serio. Pensé que duraría solo unas semanas con este método de trabajo, que enseguida se cansaría y que volvería a dominguear como hacemos todos.

Él envidiaba saber que yo podía dedicar toda la semana a escribir los guiones de mis películas o los textos de mis obras de teatro y que encima me pagaban por ello. «Un sueño», me dijo una vez, «sería trabajar como lo haces tú», y obviamente no tuve argumentos para rebatir su comentario; «soy un privilegiado», le contesté.

Y siempre intento no olvidarme de ello, sobre todo los domingos por la tarde, cuando lo imagino concentrado ante la página en blanco mientras yo alargo una sobremesa o me distraigo viendo un partido de fútbol.

Y así fueron pasando los meses, hasta que un día me citó en un bar. Se presentó con una gran sonrisa, pidió un par de gin-tonics y orgulloso extendió su mano y me entregó un manuscrito de 300 folios. Se titulaba 3650 días, y hoy, por fin, lo tenéis en vuestras manos. Lo leí, lo devoré hasta el final y estoy seguro de que lo mismo os sucederá también a vosotros.

Siempre le agradeceré a Alex la confianza por darme su no-vela y querer escuchar y valorar mis comentarios al respecto, pero especialmente le agradezco lo que esta provocó en mí. En la pri-mera página de ese manuscrito había una nota que decía algo así como: «Esta novela se ha escrito a lo largo de 53 domingos por la tarde».

Algo se disparó en mí al leer la acotación de Alex, hasta el punto de que, 2 años más tarde, he estrenado mi segunda comedia en el Teatro Romea de Barcelona. Se llama 53 domingos y cuenta las discusiones entre tres hermanos, uno de los cuales casual-mente ha escrito una novela.

Ya se sabe que los escritores encontramos la inspiración en los lugares menos esperados, pero cuando esta proviene de un amigo y de su trabajo, no puede más que llenarme de satisfacción, por-que le da sentido a nuestro esfuerzo, nos hermana y nos hace formar parte, a quienes escribimos, de una misma familia.

Sé que Alex se ha tomado la revancha y está terminando la escritura de una nueva historia. Vino a visitarme un día al rodaje de mi última película y terminó haciendo de figurante en una es-cena. «Haz de escritor», le dije, y se sentó con un gin-tonic en la barra del bar donde estábamos rodando, justo detrás de los actores. Sé que esas horas haciendo de figurante le sirvieron de inspiración para dar forma a su nuevo relato.

Me dijo hace poco que todavía no lo había terminado, que aún no se podía leer, así que mientras esperamos, os invito a disfrutar de su primera novela, con la que empezó todo hace ya muchos, muchos domingos…

Buena lectura.

————————

Autor:  Alex Cabré. Título: 3650 días. Editorial: Eunate. Venta: Todostuslibros.

4.3/5 (3 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios