Inicio > Libros > Narrativa > El camino del fuego, de María Oruña

El camino del fuego, de María Oruña

El camino del fuego, de María Oruña

El último libro de María Oruña continúa la saga protagonizada tanto por Valentina Redondo como por los miembros de su equipo y, en esta ocasión, con un mayor protagonismo de Gordon y su familia. Y es que esta vez La teniente se aleja de las tierras cántabras para pasar unas tranquilas vacaciones cerca de la familia de su prometido, y será allí donde el misterio y, por supuesto, la muerte, sorprendan a la feliz pareja. Utiliza Oruña en esta ocasión varios hilos para llevar al lector desde la época actual al pasado, y plantea un misterio literario en el que el lector se verá trasladado al pasado en busca de la pista de las memorias literarias del escritor lord Byron. Byron, Gordon Byron, nos explica la escritora para así justificar la peripecia en la que la teniente Redondo da muestras de curiosidad en una tierra extraña en la que de poco o nada sirven su trabajo en nuestro país. A partir de esta premisa, tanto como del hallazgo de un documento en el que se dice que las memorias del famoso escritor tal vez no fueran destruidas en su totalidad, la trama se despliega para presentarnos a uno de los personajes sobresalientes de la novela. Y es que en su parte más histórica será en la que el lector conozca la relación entre Mary y Jules Berlioz, dos jóvenes de situaciones sociales encontradas y cuyas vidas y líneas leídas serán encontradas hasta ver llegar un crimen pasado cuyos ecos perduran en el presente. Será aquí donde la escritora se extienda para hablar de la sociedad, las costumbres, las peculiaridades de una joven con inquietudes en un mundo en el que las mujeres no tienen permiso tenerlas, y también el lugar en el que plante la semilla de una trama que, al igual que las piezas de un reloj, encaja a la perfección dando lugar a una historia que funciona desde las primeras páginas.

Cuida, como ya hizo en las entregas anteriores, que su novela no desnude misterios ya escritos. E incluso en la parte personal, en la que los personajes avanzan en el tiempo, Oruña sigue prefiriendo moverlos en claroscuros a seguir un esquema lineal que reste el interés de quienes comiencen por este título. Y con estos ingredientes, a los que une hermosas descripciones de verdes parajes y costumbres de otros tiempos que perduran al presente, es con los que El camino de fuego se va asfaltando, cimentando la trayectoria de una escritora que va sumando lectores y ediciones no solo de sus últimos títulos, si no también de los primeros. Destaca la naturalidad con la que está escrito, la documentación entre líneas y la búsqueda de personajes siempre cercanos que puedan situarse cerca del lector. Su protagonista, además, parece negarse a ser la heroína de la novela, y es que Oruña deja bien claro que Redondo ni puede saberlo todo, ni tampoco le interesa. Y señalo esto porque lo fácil hubiera sido desnudarla como una magnífica lectora que se bebiera las historias sobre libros y cabalgar así en la novela más cerca de los misterios de El nombre de la rosa que de los del noir, casi domestic noir con la guardia civil de vacaciones, por los que se decanta la historia. Se reconoce perfectamente el estilo de la autora y se percibe una evolución literaria en la que las reflexiones van cuajando poco a poco en las páginas de una novela marcada por la acción y la intriga, que el lector termina con la sensación de saber un poquito más de cada uno de los personajes. Algo importante cuando uno va por la quinta entrega y procura no desvelar nada de las cuatro anteriores, pero mantener a la vez la satisfacción lectora que implica conocer más a personajes cada vez más familiares.

—————————————

Autora: María Oruña. Título: El camino del fuegoEditorial: Destino. Venta: Todostuslibros, Amazon, Fnac y Casa del Libro.

3.5/5 (34 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios