Inicio > Libros > Narrativa > ¿El destino es inalterable?

¿El destino es inalterable?

¿El destino es inalterable?

Cuando llega el verano y el tiempo de disfrutar de las vacaciones me gusta enfrascarme en un tipo de lectura distinta de las habituales del año, y por eso escojo algunos títulos de literatura fantástica, ciencia ficción o estilo gótico. Este año elegí la literatura fantástica, que se puede definir como aquella parte de la narrativa en la que se combinan, de forma plausible y acertada, mundos reales con imaginarios, en donde es posible la convivencia de seres mitológicos, humanos y criaturas quiméricas. En el género fantástico se da explicación, de manera razonable, a fenómenos que escapan de la comprensión, que se desarrollan en una combinación de escenarios de lo más diverso. A veces, la literatura fantástica adapta elementos de la narrativa romántica y de la épica, en donde se enfrentan formas de vida contrapuestas que se rigen por corrientes filosóficas diferentes. El lector, gracias a todos estos elementos, se sumerge en un mundo atractivo que es capaz de hacer que su mente se evada y pueda divertirse, siempre que, insisto, la narración sea verosímil, olvidándose de los avatares de su vida; en pocas palabras: disfrutando, y mucho, con la lectura. Uno de los mayores atractivos de la literatura fantástica, a pesar de llevar menos de dos siglos de existencia, es que tiene unas raíces extensas y profundas, que se remontan a la literatura clásica grecolatina, en donde convivían dioses, héroes y hombres. A mi memoria acuden como muestras representativas títulos cómo la Odisea, la Ilíada o la Eneida, etc. La novela que he escogido, de título La Elegida, se nutre de estas raíces mediterráneas.

"Avil, a lo largo de la narración, plantea reflexiones filosóficas convirtiéndolas en el leitmotiv que acompañará a los protagonistas a lo largo del libro"

Amira Avil es el seudónimo escogido por la escritora María Vila (Madrid), licenciada en Derecho, graduada en Lengua y Literatura Española, máster en Banca y Finanzas. Su reciente novela La Elegida es una obra autoconclusiva que ocupa el segundo lugar dentro de su proyecto de crear una pentalogía del género de novela fantástica. La Elegida ha resultado ganadora del IV Premio Villiers de l’Isle Adam de Novela Fantástica”. La base argumental de la novela se basa en que Ileya (así se llama la Elegida) será la encargada de que se cumpla la profecía de que un día llegará una mujer que provocará el final de la era de los hombres y liberará a las mujeres. Para conseguir su objetivo, primero deberá luchar contra una orden de monjes guerreros, al objeto de arrebatarles el arma mágica que custodian; a continuación, deberá seducir al único sacerdote de Esiorg, para al final, con las herramientas conseguidas, acabar con la vida de Esiorg —dios de luz—. A lo largo de la novela se desarrolla una leyenda en la que aparece un definido maniqueísmo —enfrentamiento entre el bien y el mal— que se acompaña de una batalla entre la razón y los sentimientos de los diversos protagonistas. En La Elegida encontramos una novela clásica de aventuras fantásticas con todos los elementos característicos de la ficción literaria. Existe una clara estructura narrativa en tres actos. En el planteamiento, nudo y desenlace se asiste a un enfrentamiento larvado entre las facciones sacerdotales de los dioses de la luz y la oscuridad, traducido en un conflicto entre hombres y mujeres que poseen destinos contrapuestos, situaciones que convierten al camino del héroe, más bien en este caso antihéroe, en un tránsito difícil, complicado y lleno de sorpresas que hará que incluso el lector llegue a cuestionar el propio camino que posiblemente llevará la salvación del mundo.

A lo largo del libro, Amira Avil demuestra, gracias a sus maravillosas descripciones, que en las novelas fantásticas podemos encontrar literatura con mayúsculas, apta para todo tipo de públicos. También encontramos una brillante narrativa con un léxico culto y atractivo, y la sorprendente característica de que no hay narrador formal. Avil, a lo largo de la narración, plantea reflexiones filosóficas convirtiéndolas en el leitmotiv que acompañará a los protagonistas a lo largo del libro. Fruto de estas reflexiones nacen serias dudas sobre quiénes son los buenos, si se halla en el bando correcto, si el precio que debe pagar por elegir es el adecuado, cuál es la verdad absoluta, si son lógicas las dudas que le plantea la elección y si el fin justifica los medios.

"La novela de Amira Avil tiene todas las características necesarias para hacer que el lector se asombre y disfrute con las sorpresas que puede provocar un destino inapelable"

La protagonista es una muchacha joven, inexperta e inocente que debe someterse a las enseñanzas de las cinco sacerdotisas oscuras de Astene, que, como “Pigmaliones mágicas” deben formar a Ileya en el manejo de diversas armas, así como aprender las reglas de la “magia oscura” y sus potentes hechizos, que la permitirán convertirse en una sensual mujer guerrera que seduzca al único sacerdote del dios de la luz y lograr su objetivo final para el cual resultó ser la elegida.

La novela de Amira Avil tiene todas las características necesarias para hacer que el lector se asombre y disfrute con las sorpresas que puede provocar un destino inapelable. La autora consigue dejar un muy válido alegato en favor de las mujeres, con independencia del tiempo en que se haga. Con la publicación de las dos primeras novelas —tituladas La Sacerdotisa y La Elegida— continúa avanzando la pentalogía, de la que tengo certeza que calará en los lectores aficionados a la literatura fantástica y conseguirá llegar a otros muchos que no lo son.

—————————————

Autor: Amira Avil. Título: La Elegida. Editorial: M.A.R. Editor. Venta: Todostuslibros.

4.9/5 (18 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Assis Benet
Assis Benet
9 meses hace

El autor consigue crear una interesante simbiosis entre ficción y realidad. La emancipación de las mujeres tras muchos años de lucha contra una sociedad patriarcal y un futuro oscuro e incierto bajo un nuevo orden dominante. El equilibrio, en ambos lados, sería sin duda lo mejor de ambos mundos.