Inicio > Actualidad > #Mibiblioteca > Fase 0 en la librería ‘Amapolas en octubre’
Fase 0 en la librería ‘Amapolas en octubre’

No soy quién para hablar de épica en este espacio, tampoco es mi intención hacerlo. Para mí, es todo más sencillo: no soy periodista ni escritor, mis pequeños textos en esta sección no son más que un complemento a mis imágenes. Mis pretensiones no son mayores.

Laura es una luchadora; su octágono o ring es su hogar, y Amapolas en Octubre, su librería situada en el centro de Madrid —C/Pelayo, 60—.

Igual que a otros compañeros libreros, esta situación la ha hecho crecer, explotar sus recursos y su creatividad para seguir al frente de un negocio que ama y que, además de ser su oficio, es su fuente de ingresos. Ha realizado vídeos en directo en Instagram entrevistando a autores o simplemente hablando sobre literatura; ha creado tarjetas-regalo para sus clientes y ha mantenido contacto con todos ellos a través de las redes sociales. No ha realizado envíos, manteniendo así su responsabilidad hacia los mensajeros, aguantando en esa cuerda floja de un par de meses sin vender un solo libro.

El viernes 8 de mayo fui a su librería a hacer un reportaje sobre cómo ha sido su vuelta al trabajo. Sobre la mecánica de compra-venta de libros en esta nueva normalidad. Sin ningún tipo de contacto físico y manteniendo las distancias de seguridad, sabe trasmitir esa cercanía que se siente como un abrazo o un afectuoso apretón de manos.

Su día a día no ha cambiado: solo se ha adaptado a las circunstancias. Su metodología de trabajo, su cariño por el cliente y su amor por el oficio siguen intactos. Debajo de su mascarilla se sigue notando su amplia sonrisa; sigue haciendo todo lo posible por asesorar y descubrir historias a sus clientes.

Estamos en la Fase 0, pero quizás pronto lleguemos a la Fase 1 e iremos viendo, poco a poco, cómo retomamos esas formas de vida que la pandemia nos arrebató hace un par de meses. Lo que sí tengo claro es que Amapolas en Octubre ha vuelto para quedarse con nosotros, para ayudar a que el mundo de la cultura siga mirando hacia adelante.

4.6/5 (52 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)