Inicio > Actualidad > Noticias > Fatoumata Kébé: «La Luna me conecta con el deseo de ser astronauta»

Fatoumata Kébé: «La Luna me conecta con el deseo de ser astronauta»

Fatoumata Kébé: «La Luna me conecta con el deseo de ser astronauta»

Fatoumata Kébé (Montreuil, 1985) tiene un «vínculo especial» con la luna, porque en el cielo nocturno de París, donde casi no se ven estrellas, esta la «conecta con su oficio de astrofísica» y le recuerda su sueño de ser astronauta, que pronto podría ser una realidad.

Kébé inauguró el festival Kosmopolis, que en esta edición se centra en la ciencia ficción como gran género literario, algo que para la autora ha sido una oportunidad «increíble» para hablar de «astronomía» frente a un gran público, según ha explicado en una entrevista con Efe.

La relación de Kébé con la literatura es precisamente a través de la luna, ya que en 2020 publicó su primera obra, El libro de la luna (Blackie Books), que acerca al lector a los aspectos «menos científicos» de este astro. Según Kébe, la luna, que «siempre ha fascinado a la humanidad», «está en todas partes» y ha jugado un «papel central» en aspectos tan importantes como el control del tiempo a través de los calendarios, la mitología o el arte. Su papel, sin embargo, también ha sido crucial en otros sentidos: «Durante la Guerra Fría, por ejemplo, la luna se convirtió en un campo de batalla», remarca Kébé, y añade que hoy en día el interés por este satélite sigue teñido de motivaciones políticas y económicas, más allá de su «estudio científico».

A raíz de este primer libro, Kébé se interesó por la luna como fuente de «inspiración», y actualmente trabaja en una nueva obra que se centrará en «la representación de este astro en la literatura y la música». La verdad es que la fascinación de Kébé por el universo empezó de niña, cuando por casa encontró una enciclopedia astronómica y entendió que de mayor quería dedicarse «al estudio del espacio».

La observación, sin embargo, no ha sido suficiente, y Kébé está decidida a ser astronauta: «Siempre he soñado con ver la tierra desde el espacio, me encanta viajar y creo que este es el lugar más fascinante para hacerlo», explica emocionada. Esta ilusión que de pequeña parecía inalcanzable ahora está más cerca que nunca, ya que Kébé se ha presentado a la candidatura que la Agencia Espacial Europea (ESA) abrió en marzo para seleccionar nuevos astronautas. La astrofísica es consciente de las dificultades: «Hace doce años, cuando la ESA abrió una convocatoria de este tipo, recibió ocho mil solicitudes, y creo que esta vez puede recibir aún más», asegura Kébé, que no pierde la esperanza.

En su labor como astrofísica, Kébé ha centrado gran parte de sus investigaciones en la contaminación espacial, un punto en el que se muestra preocupada: «Que se genere este tipo específico de polución no es una buena señal, porque si el impacto es grande ahora, imagina cuando lleguemos a la luna y a Marte». Lo que se conoce como «basura espacial», explica, se genera de diferentes maneras: desde la colisión entre varios satélites hasta el caso, por ejemplo, de estructuras que se abandonan en el espacio para evitar el coste de devolverlas a la Tierra una vez terminada la misión. Según Kébé, la legislación actual sobre la actividad espacial no es suficientemente rigurosa, y aunque reconoce que «hay personas trabajando para mitigar la basura espacial», la astrofísica teme que «esperemos a que pase una gran catástrofe para hacer algo al respecto».

A sus 36 años, Fatoumata Kébé ha trabajado en el Observatorio de París, de la Universidad Pierre y Marie Curie, y ha sido becaria de la NASA, del CNRS francés y de la Universidad Internacional del Espacio. Además, trabaja como educadora en la asociación Ephémerides, donde organiza talleres de divulgación científica, y participa en proyectos de protección del medio ambiente en África como Connected Eco, que ganó el concurso mundial para jóvenes innovadores de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Desde asociaciones como Femmes et Sciences y Women in Aerospace, Kébé promueve el papel de las mujeres en el espacio y, el año 2018, la revista Vanity Fair la incluyó en su lista de las cincuenta personas más influyentes del año.

5/5 (2 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios