Inicio > Blogs > La lectora de Guermantes > El fomento de la lectura en librerías
El fomento de la lectura en librerías

Tras las últimas publicaciones de esta serie sobre actividades que promueven la lectura, es el turno ya de las librerías, espacios donde se venden libros y a las que Jorge Carrión dedicó un ensayo hace tiempo (finalista del Premio Anagrama de Ensayo).

Como los clubes de lectura, hemos encontrado libreros deseosos de dar a conocer las actividades e iniciativas que promueven en este sentido y que en general echan en falta la ayuda institucional para poder llevarlas a cabo.

La Sombra Libros

Acuden a nuestra llamada Jónatan Rubio, Jorge Sexmero y Alberto Patiño, libreros de La Sombra una librería de varias plantas ubicada cerca del Paseo del Prado en Madrid

1.¿Qué actividades promovéis desde vuestra librería que pueden potenciar la creación de un hábito de lectura?

En La Sombra desarrollamos cursos de lectura tanto para adultos como para un público infantil. Para los adultos hemos hecho tanto cursos de varios meses, como el que tuvimos el año pasado sobre literatura norteamericana, como cursos de menor duración, de un mes sobre Alicia en el País de las Maravillas o, incluso, charlas como la que hemos celebrado a mediados de marzo de este año sobre Terry Pratchett y el Mundodisco. Así mismo colaboramos con el HUL (Hostia un Libro) o la revista digital “Canino” en acciones puntuales, ya sean presentaciones o encuentros con los autores. Y por supuesto hacemos presentaciones de libros, que son una forma de dar a conocer, también, la librería y la labor que realizamos. En cuanto a infantil tratamos de tener un calendario regular de actividades, que suelen ser los sábados, tanto de cuentacuentos como de talleres. Los enfocamos para distintas edades, desde los más pequeñitos para que les vaya picando el gusanillo de la lectura como para mayores, ya sea a través de manualidades o actividades que los involucren y en las que sobre todo se diviertan. Y algunas actividades puntuales como la Harry Potter Book Night para todos los amantes del pequeño mago, en la que tenemos público infantil pero también adulto.

2.¿Creéis que hay algún agente o colectivo que debe impulsar fervientemente actividades de este tipo?

Aparte de los que nos dedicamos al mundo del libro en sus distintas facetas, ya sea editores, distribuidores o librerías, el Estado ha de ser el principal agente que promueva estas actividades. Ya sea a través de la difusión, con ayuda económica o con campañas orientadas a destacar la importancia de la lectura como uno de los pilares de nuestra cultura y ponerla en valor.

3.En líneas generales, ¿qué recepción tenéis en las actividades relacionadas con la lectura que lleváis a cabo?

Es muy dispar. Hemos tenido presentaciones en las que nuestras expectativas se han visto sobrepasadas, tanto de público como de ventas y otras en las que, aunque pongas el mismo esfuerzo no acaban de atraer el público que esperabas. Pero, en general, estamos muy contentos con la acogida de las actividades que hacemos. Vamos teniendo una serie de clientes que están pendientes de nuestras actividades y a la que le vamos informando tanto de nuestras novedades como de los diferentes eventos que vamos haciendo.

"Los libros tienen el problema de tener que hacer frente no solo a una competencia mayor, también a una cada vez más interactiva."

4.¿Tenéis alguna ayuda de alguna institución a la hora de organizar estas actividades (cesión de espacios, promoción en la web, alguna cuantía económica,…)?

Las ayudas para eventos suelen ser muy puntuales y su cuantía tampoco es que sea muy elevada. Sí que hay ocasiones como el Día del Libro (y La noche del libro, que se viene celebrando desde hace unos años) en las que se destina una suma económica para las actividades que se celebren en tal ocasión. Más allá de eso las distribuidoras, o las editoriales suelen colaborar, a veces, con material o a la hora de hacer los cuentacuentos o talleres infantiles. El resto de actividades ha de costeárselas uno mismo en la medida de sus posibilidades.

5.¿Podéis explicarnos la dinámica de alguna de vuestras actividades?

En el caso de las actividades depende siempre del público y su orientación. Las centradas en un público infantil muchas veces buscan la participación tanto como que se impliquen en la historia los pequeños lectores, haciéndoles así partícipes del goce de la lectura. Las de adultos ya son más variadas. En ocasiones se trata de cursos o talleres que animan a compartir la lectura, a conocer nuevos autores y profundizar en temas. En cuanto a las presentaciones y charlas, muchas veces son un acercamiento más limitado a un libro o autor concreto, pero no por ello deja de ser menos interesante. Al final es el conseguir que la gente entre en las librerías lo que muchas veces sirve para que descubran libros, aquellos a por los que venían y todos esos otros que muchas veces parecen tapados por los que tienen más recursos para anunciarse. A veces estas actividades son precisamente para eso, para ayudar a los libros con menos visibilidad.

"Aparte de los que nos dedicamos al mundo del libro en sus distintas facetas, ya sea editores, distribuidores o librerías, el Estado ha de ser el principal agente que promueva estas actividades. Ya sea a través de la difusión, con ayuda económica o con campañas orientadas a destacar la importancia de la lectura como uno de los pilares de nuestra cultura y ponerla en valor."

6.¿Dónde- a vuestro juicio- ha fallado nuestro país a la hora de potenciar la lectura (en la familia, en el colegio,…)?

Es difícil intentar repartir las culpas. Es posible que se deba a que todos tenemos parte de trabajo que hacer, desde el ejemplo en las casas a facilitar la lectura por medio de iniciativas, bibliotecas y precios asumibles. Tenemos suerte de que haya leyes como la del libro o el precio del IVA que nos proteja, pero aún y con eso, y teniendo en cuenta que hay cada vez más alternativas a la lectura de libros físicos, algunas son otras formas de pasar el tiempo y otras, sencillamente, la mayor posibilidad de pasar tiempo ‘hablando’ con los amigos. De modo que los libros tienen el problema de tener que hacer frente no solo a una competencia mayor, también a una cada vez más interactiva. Quizá el problema sea simplemente encontrar un hueco para la lectura, o participar leyendo y siendo vistos leyendo, pero lo que está claro es que ninguno tenemos una solución sencilla, directa y fácilmente aplicable.

7.¿Qué más podemos hacer? ¿Se os ocurre alguna actividad de dinamización de la lectura para todo tipo de lector?

Lo único que tenemos seguro es la voluntad de cambiar las cosas. Quizá con un mayor apoyo del estado, un incremento en las actividades y el regreso de iniciativas que saquen libros a la calle, la promoción desde espacios públicos y medios de comunicación de menos presentadores de turbio pasado y más espacios de lectura, series adaptando novelas clásicas y también actuales, más allá de las discusiones sobre plagios, además, por supuesto, de dotar en lo posible a toda la cadena, desde los colegios a las bibliotecas, de manera integral. Además, por supuesto, de no minusvalorar la calidad de la lectura, facilitando que haya una evolución natural y una exploración que valide ese viaje. No es una solución sencilla, pero ninguna lo será.

Librería Estudio

En Miranda de Ebro está la Librería Estudio. Responde nuestro cuestionario su librera, Olivia Lahoya Cuende

1.¿Qué actividades promovéis desde vuestra librería que pueden potenciar la creación de un hábito de lectura?

Cuentacuentos infantiles, tertulias literarias, conciertos y recitales poéticos, presentaciones de libros, encuentros con autores, concursos de relatos y cuentos para niños y adultos, sorteos…

Me parece importante interactuar con los niños, que son lectores en potencia; hacer que su relación con la librería, el espacio, y los libros, el objeto, sea natural y les resulte atractiva, apetecible,  que reclame su atención, que se sientan a gusto y se diviertan. Los cuentacuentos infantiles son fundamentales para crear ese germen del gusto por las historias y los cuentos, que, a la larga, creará lectores.

En el caso de los adultos, la experiencia lectora, el amor por la literatura, compartidos en un espacio común, genera a su vez un interés creciente hacia la lectura y los libros.

2.¿Creéis que hay algún agente o colectivo que debe impulsar fervientemente actividades de este tipo?

Lo primordial es que exista una conciencia colectiva sobre la importancia de la lectura. De esa conciencia es de donde surgirían las ideas, el empeño y la visibilidad necesarios para establecer hábitos de lectura sólidos. Desde las instituciones (departamentos de cultura), por supuesto las bibliotecas, y diversas organizaciones y asociaciones de libreros, clubs de lectura y escritura. También los medios de comunicación tienen su parte de responsabilidad.  Su colaboración en la difusión de todo este tipo de actividades es fundamental y da cuenta del grado de interés, implicación y concienciación de la sociedad en general.

"La lectura, además de un bien cultural también es ocio y por lo tanto, debe presentarse ante todo, como una forma de entretenimiento. Leer es un placer, resulta divertido, interesante y, además, enriquecedor. La lectura no hay que sufrirla, hay que disfrutarla."

3.En líneas generales, ¿qué recepción tenéis en las actividades relacionadas con la lectura que lleváis a cabo?

No siempre la que nos gustaría. Sí es cierto que, en ocasiones, se abarrota la librería y nos encantaría verla así en cada acto. Con las actividades de dinamización cultural no se busca la rentabilidad ni el interés económico. Si así fuera, no se realizarían, está claro. Invertimos tiempo, esfuerzo e incluso dinero en realizarlas porque creemos en este proyecto cultural. Lo que nos apena es que no llegue a más gente, que, más o menos, siempre sean los mismos los que se mueven en estas dinámicas. Tratamos de llegar, con dificultad,  a todo el mundo, clientes y no clientes, movidos por el afán de encuentro en el que es bienvenido cualquiera con inquietudes culturales. Es difícil hacer ver a la gente que una librería no es sólo un comercio. Que entrar no implica comprar, ni mucho menos, y  puede resultar una experiencia gratificante y enriquecedora.

4.¿Tenéis alguna ayuda de alguna institución a la hora de organizar estas actividades (cesión de espacios, promoción en la web, alguna cuantía económica,…)?

No. Ninguna. Todo corre de nuestra cuenta.

5.¿Podéis explicarnos la dinámica de alguna de vuestras actividades como el vuestro?

Presentaciones de libros. Fijamos la fecha con el autor, y con al menos dos semanas de antelación iniciamos la promoción oportuna a través de carteles, que nosotros mismos creamos e imprimimos, difusión a través de las redes sociales (Facebook) y notas de prensa (que, a veces sí, pero no siempre se tienen en cuenta).

El autor suele acompañarse de un presentador o introductor, de forma que la implicación de más personas en un proyecto concreto también consiga atraer.  Nos gusta hacer que una presentación de un libro se convierta en un encuentro abierto en el que puedan participar también  los oyentes.

Para terminar, siempre servimos un vino, generando un ambiente cálido, acogedor, de charla informal entre todos. Pretendemos que tanto el invitado como los asistentes se sientan a gusto, salgan contentos y les apetezca repetir.

6.¿Dónde- a vuestro juicio- ha fallado nuestro país a la hora de potenciar la lectura (en la familia, en el colegio,…)?

Las formas, quizá. Las fórmulas empleadas no dan el rendimiento debido. La lectura, además de un bien cultural también es ocio y por lo tanto, debe presentarse ante todo, como una forma de entretenimiento. Leer es un placer,  resulta divertido, interesante y, además, enriquecedor. La lectura no hay que sufrirla, hay que disfrutarla. Y eso es lo que tenemos que hacer llegar a los niños, que contemplen el rato dedicado a la lectura como un tiempo para disfrutar de verdad, para pasarlo bien.

7.¿Qué más podemos hacer? ¿Se os ocurre alguna actividad de dinamización de la lectura para todo tipo de lector?

Probablemente nunca se ha hablado tanto de la promoción de la lectura como en estos tiempos. El problema no es hacer más cosas, el problema de base es lo que decía antes, la plena conciencia y asunción por parte de todo el tejido social de que la lectura es un bien cultural que, como tal, hay que tratar y potenciar desde las instituciones. Para que algo salga adelante, para que cale en la sociedad, primero hay que creer firmemente en ello, y partir, con ganas y medios, desde ese convencimiento.

Con todas las actividades de dinamización de la cultura lectora, se consigue que los lectores habituales lean más y participen del mundo literario de forma natural y cercana.

El respaldo y la difusión de las mismas, podrían contribuir a crear más lectores, a acercar ese mundo literario a personas que, de otra manera, nunca participarían de él.

La Buena Vida

Jesús Trueba, librero de La Buena Vida en la calle Vergara de Madrid, nos responde al cuestionario

1.¿Qué actividades promovéis desde vuestra librería que pueden potenciar la creación de un hábito de lectura?

Para adultos: clubes de lectura semanales de narrativa, poesía y ensayo; y catas de libros (lectura de fragmentos traídos por los asistentes o por nosotros mismos).

Para jóvenes: una revista cultural en la que corremos con todos los gastos de producción y a la que asignamos un persona de coordinación, y para la que cedemos todos los sábados una sala de la librería con proyector en la que chicos de entre 12 y 17 años se reúnen para aportar sus opiniones sobre cine, literatura, teatro, videojuegos, cómic…. y sus propias creaciones, que ellos mismos seleccionan y critican para la edición impresa.

Para niños hasta 12 años: con motivo de vacaciones escolares, organizamos campamentos en los que de forma lúdica todo gira en torno a la lectura y la creación literaria y artística con variaciones en forma y tema en cada sesión.

2.¿Creéis que hay algún agente o colectivo que debe impulsar fervientemente actividades de este tipo?

Nuestra sorpresa es que todos los ambientes profesionalizados en torno al sector del libro, buscan, como los propios libreros, el propio beneficio, por lo que más que generar hábitos, lo que buscan es fidelizar clientela. Y hablo de librerías (las que más justificadas están en esta actitud), pero también de las bibliotecas, los colegios, los ayuntamientos.

"La lectura tiene efectos beneficiosos sobre nuestra mente, nuestra capacidad de concentración, de empatía, de análisis y profundidad de pensamiento que no han sido debidamente valorados ni promocionados. "

3.En líneas generales, ¿qué recepción tenéis en las actividades relacionadas con la lectura que lleváis a cabo?

No hemos tenido ningún tipo de ayuda ni local ni autonómica ni estatal. Ni tan siquiera hemos encontrado interés en la comunidad escolar, a pesar de plantear actividades prácticamente gratuitas y complementarias con cualquier programa escolar, además de habernos ofrecido en cada caso a acudir al propio centro si lo consideraban interesante.

4.¿Tenéis alguna ayuda de alguna institución a la hora de organizar estas actividades (cesión de espacios, promoción en la web, alguna cuantía económica,…)?

No

5.¿Dónde- a vuestro juicio- ha fallado nuestro país a la hora de potenciar la lectura (en la familia, en el colegio,…)?

Como el cine ha tenido que afrontar la politización y aprovechamiento partidista de la piratería, la lectura también ha sufrido por razones de interés:

  • no se habla de libros y literatura fuera de los suplementos y secciones específicas de los medios, como ocurre de fútbol y temas sociales de interés transversal como ocurre en otros países donde políticos, actores, músicos son preguntados por sus lecturas;
  • se ha apoyado desde las propias escuelas el sentir general de que los libros son caros, cuando las estadísticas demuestran que no es así
  • se ha saboteado a las librerías de barrio liberalizando el precio de los libros de texto haciendo que estas librerías perdieran hasta el 40% de su facturación por este motivo y ya no pudieran mantener su labor cultural a lo largo de todo el año, sin que ello redundara en el abaratamiento de los libros de texto, sino todo lo contrario;
  • la crisis no ha arreglado la forma de pensar de la sociedad. Solo nos quejamos cuando nuestra empresa cierra o externaliza nuestro propio trabajo, pero luego las propias asociaciones de padres y colegios compran los libros saltándose la ley directamente a los editores sin pensar en el daño que hacen al tejido cultural;
  • los programas de lectura del país son inadecuados e incluso la Real Academia, ha optado por beneficiarse económicamente de una edición adaptada del Quijote, en vez de haber centrado su labor en crear una guía de apoyo a las escuelas para su lectura parcial y en diferentes edades, como ocurre por ejemplo en Italia con La divina comedia
"Me temo que las nuevas generaciones solo volverán a la lectura por prescripción médica"

6.¿Qué más podemos hacer? ¿Se os ocurre alguna actividad de dinamización de la lectura para todo tipo de lector?

Me temo que las nuevas generaciones solo volverán a la lectura por prescripción médica, como se vuelve a hacer deporte, a meditar, a pasear o a comer sano. La lectura tiene efectos beneficiosos sobre nuestra mente, nuestra capacidad de concentración, de empatía, de análisis y profundidad de pensamiento que no han sido debidamente valorados ni promocionados.

Los medios de comunicación públicos no tienen programación cultural y divulgativa de calidad y persiguen a la audiencia con la misma ramplonería que los privados.

¿Puede ser que las campañas de editores y otros gremios del sector sean claramente ineficaces?

El gato de Cheshire

Responde este cuestionario Karol Conti, librera de El gato de Cheshire en Zaragoza 

1. ¿Qué actividades promovéis desde vuestra organización que pueden potenciar la creación de un hábito de lectura?

Desde la Libroteca hacemos talleres todos los sábados dirigidos a niños, siempre relacionados con algún libro 🙂 además los lunes tenemos club de lectura para niños desde 8 años, donde realizamos la lectura conjunta de un libro y muchos juegos y actividades relacionadas con él.

Por otro lado tenemos un canal literario de reseñas y recomendaciones donde hacemos sorteos de libros y algún juego de moda en la comunidad Booktube (booktag, retos…) En la tienda tenemos además un Reto literario de lectura por colores (tienes la info en la web) y además hemos empezado una iniciativa que está gustando mucho que se llama «cita a ciegas con un libro».

Bueno, a esto le podemos sumar las presentaciones (para público adulto, juvenil e infantil) y los cuentacuentos en la librería, siempre de la mano del autor o ilustrador, creo que no me dejo nada.

2. ¿Creéis que hay algún agente o colectivo que debe impulsar fervientemente actividades de este tipo?

Sería estupendo que las actividades llegaran a más gente y es una lástima que el no formar parte de la Asociación de Libreros (CEGAL) impida que se publiciten las actividades de nuestra librería en detrimento de otras.

3. En líneas generales, ¿qué recepción tenéis en las actividades relacionadas con la lectura que lleváis a cabo?

La verdad es que estamos muy contentas y todas las actividades tienen muy buena acogida, eso sí, queremos llegar más al grupo de los jóvenes, por eso estamos dando mayor importancia al canal de youtube y las propuestas juveniles en este 2017.

4. ¿Tenéis alguna ayuda de alguna institución a la hora de organizar estas actividades (cesión de espacios, promoción en la web, alguna cuantía económica,…)?

No, como te comentaba el hecho de no pertenecer a la Asociación de libreros nos excluye de estos aspectos, incluido el tema de las ayudas, algo que no entendemos, pero que es así y que por el momento nosotras preferimos ahorrar ese dinero que estaría destinado a «afiliarnos» para seguir sacando adelante la librería y nuestras ideas.

5. ¿Podéis explicarnos la dinámica de alguna de vuestras actividades como el vuestro?

Cada actividad es un mundo, los talleres son a puerta cerrada y duran sobre una hora y media, les damos los materiales y un pequeño almuerzo, los cuentacuentos siempre son gratuitos y de entrada libre…

6. ¿Dónde- a vuestro juicio- ha fallado nuestro país a la hora de potenciar la lectura (en la familia, en el colegio,…)?

En realidad nosotras tenemos la suerte de estar en un barrio en el que se valora mucho la lectura y sobre todo en el que los padres son conscientes de que sus hijos tienen que leer y conocer libros. Creemos que obligar a una lectura no es algo positivo y que lo que se debería hacer es dar siempre la opción de que cada uno encuentre qué es lo que le gusta leer.

Supongo que todos podemos hacer más para cambiar las cosas.

7. ¿Qué más podemos hacer? ¿Se os ocurre alguna actividad de dinamización de la lectura para todo tipo de lector?

Creo que intentamos hacer un montón de cosas y sabemos que cada día más librerías, bibliotecas y centros hacen actividades para lograr que todos disfrutemos de la literatura, creo que se va por el buen camino.

Actualizado el 4 de mayo de 2017

Imágenes:

Imágenes de Librería Estudio (Presentación del libro La pregunta número siete, de José López Nuñez; Presentación del poemario Solitudine, de Ángela Serna, recitado por Pilar Corcuera y la autora y con música de Tasio Miranda; Cómo se escribe un cuento para niños, encuentro con Emma Pérez con motivo del Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil )

Imágenes de Librería La Sombra (cartel del curso En busca de la gran novela americana, de introducción a la literatura estadounidense; imagen de la Harry Potter Night)

 

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)