Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Fray Luis de León es absuelto por la Inquisición

Fray Luis de León es absuelto por la Inquisición

Fray Luis de León es absuelto por la Inquisición

El 11 de diciembre de 1576 Fray Luis de León, el máximo exponente de la literatura ascética durante el Renacimiento, fue absuelto por la Inquisición de los cargos que pesaban contra él, y por los cuales pasó cuatro años preso en la cárcel de Valladolid.

¿Quién fue Fray Luis de León?

"Fray Luis de León consiguió sus mejores obras en prosa con títulos como La perfecta casada o De los nombres de Cristo"

Fray Luis de León compartió honores en la literatura religiosa del siglo de oro con los místicos San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús. Este agustino tenía un gran conocimiento del mundo latino, lo que le hizo destacar como uno de los grandes humanistas de su época. Fray Luis de León consiguió sus mejores obras en prosa con títulos como La perfecta casada o De los nombres de Cristo, aunque pasó a la posteridad por sus versos. Su poética se enmarcó en las nuevas corrientes que impulsaron Juan Boscán y Garcilaso de la Vega en la primera mitad del siglo XVI. La lira fue la métrica elegida para sus poemas. Sus composiciones proponen un alejamiento del mundo terrenal, una preparación para acercarse a Dios y la vida celestial. Sus conocimientos no se limitaron a la literatura: el papa Gregorio XIII le consultó por la modificación del calendario juliano.

¿Por qué condenó la Inquisición a Fray Luis de León?

"Las envidias académicas y las acusadas diferencias entre agustinos —orden a la que pertenecía— y los dominicos —representantes de la Santa Inquisición— le llevaron a la cárcel"

Las envidias académicas y las acusadas diferencias entre agustinos —orden a la que pertenecía— y los dominicos —representantes de la Santa Inquisición— le llevaron a la cárcel. Paso cuatro años encerrado en una prisión de Valladolid por la traducción del Cantar de los Cantares sin permiso. Fray Luis de León envió una copia a su prima, Isabel de Osorio, que se encontraba en el convento Sancti Spiritus de Salamanca. El encargado de denunciarle fue el catedrático de griego León de Castro. También fueron acusados otros compañeros como Gaspar de Grajal y Alonso Gudiel. Ambos corrieron peor suerte y fallecieron durante su cautiverio. El escritor y humanista consiguió ser exonerado de todos los cargos. Lo primero que hizo fue renunciar a su cátedra de escritura en favor del profesor que la había impartido durante su estancia en la cárcel. La Universidad le adjudicó otra, de Teología. Fiel a su costumbre de comenzar la clase recordando la del día anterior, pronunció la famosa frase «Como decíamos ayer…», que daba carpetazo a los años de cautiverio.

Otras efemérides históricas del 11 de diciembre

El día 11 de diciembre de 1738 un grupo de arqueólogos descubrió las ruinas de la aldea de Herculano, que había sido sepultada por las cenizas del volcán Vesubio.

El día 11 de diciembre de 1813 Napoleón Bonaparte devolvió la corona de España a Fernando VII.

El día 11 de diciembre de 1831 las tropas francesas fusilaron al general José María de Torrijos y Uriarte. El fusilamiento de este militar liberal y de sus hombres quedó inmortalizado en los versos de Espronceda y el cuadro de Gisbert.

El día 11 de diciembre de 1950 se proclamó la República Shuliavka en Kiev, Rusia.

4.9/5 (13 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios