Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Guerra entre Irán e Irak
Guerra entre Irán e Irak

El 22 de septiembre de 1980, comenzó la Guerra entre Irán e Irak que duró hasta el 20 de agosto de 1988 sin que hubiese claro vencedor de este conflicto armado que causó cerca de medio millón de muertos, y numerosos heridos que fallecieron en los años siguientes por el uso de armas químicas.

¿Cómo comenzó la Guerra entre Irán e Irak?

"La guerra relámpago que planeaba Sadam pronto se convirtió en una de desgaste ante el gran éxito de la llamada a filas de voluntarios en Irán"

La caída del Sha y la llegada al poder de los clérigos liderados por el ayatolá Jomeini provocaron una gran tensión internacional contra Irán, que se vio acrecentada por la crisis de los rehenes en la embajada norteamericana. El dictador iraquí Sadam Hussein aprovechó esta situación para atacar al país vecino para conseguir una nueva ordenación de las fronteras entre las dos naciones, impugnando la validez del Tratado de Argel. La excusa para comenzar las hostilidades fue la propiedad de unas pequeñas islas en el Golfo pérsico, aunque realidad este enfrentamiento era el producto de una ancestral oposición cultural y religiosa entre dos rivales, uno islamista y el otro árabe, que luchaban por ostentar la supremacía en la región. La guerra relámpago que planeaba Sadam pronto se convirtió en una de desgaste ante el gran éxito de la llamada a filas de voluntarios en Irán.

¿Cómo fue la Guerra entre Irán e Irak?

"La Guerra entre Irán e Irak es recordada por la utilización de armas químicas, tan mortíferas como el gas mostaza y el sarín"

Cuando estalló el conflicto la mayoría de las grandes potencias se declaró neutral. Aunque Estados Unidos —igual que hiciera con otros regímenes, como el de los talibanes de Afganistán contra los que luchó más tarde— apoyó en secreto con armas al dictador iraquí. Además de la administración Reagan, Francia y Arabia Saudí también tomaron partido por Sadam. Fueron ocho largos años de batallas que causaron un gran número de víctimas entre los soldados de los dos ejércitos y también entre la población civil. Esta fue una guerra de trincheras, con combates cuerpo a cuerpo para avanzar solo unos escasos metros de terreno. Al final la batalla acabó en tablas, la superioridad numérica iraní quedó igualada por el gran arsenal del que disponía Irak. La Guerra entre Irán e Irak es recordada por la utilización de armas químicas, tan mortíferas como el gas mostaza y el sarín, por parte de Sadam; no solo contra los iraníes, también contra civiles kurdos indefensos.

 

 

4.8/5 (4 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios