Inicio > Firmas > Barbitúricos Ciudadanos > Habrá Sant Jordi, don Miguel
Habrá Sant Jordi, don Miguel

«En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme…». Abril de 2020, España lleva un mes confinada. Un joven lee de pie, agarrotado y embozado; entonces sólo los contagiados disponían de mascarillas. Vestido apenas con una bata de papel, aquel paciente leyó el primer capítulo del Quijote en el hospital de campaña de IFEMA. Lo sucedieron en el turno enfermeras, sanitarios, médicos y militares. Estábamos enfermos, pero aún podíamos leer.

Hace un año, en Alcalá de Henares el Paraninfo se mantuvo desierto y las campanas doblaron, huecas, en este día sin la ceremonia de entrega del Cervantes, el premio que distinguió a Borges, Octavio Paz, Miguel Delibes, María Zambrano o Ana María Matute. Ese mismo día, hace un año, las Ramblas se mostraron desiertas y sólo los repartidores de Glovo pedaleaban con docenas de rosas rojas en sus cestas.

"El coronavirus nos desahuciaba, nos apeaba de la vida, pero entonces tuvimos los libros para volver a entrar en ella"

Veintitrés de abril de 2020. Aquella fue la primera vez en más noventa años en que no se celebró Sant Jordi en Barcelona. También la primera desde su creación, en 1976, en que no se entregó el premio Cervantes, y que debe su celebración a la fecha que conmemora la muerte del escritor. El coronavirus nos desahuciaba, nos apeaba de la vida, pero entonces tuvimos los libros para volver a entrar en ella.

Un año y cien mil muertes después, lectores, autores y libreros se reencuentran, ya no en las páginas de los libros que los guarecieron durante el peor tramo de la pandemia, sino en la calle, en las librerías, en algún paraje de ese mundo mixto: mitad digital, mitad físico. Un año y cien mil muertes después, vuelve Sant Jordi a Barcelona, el libro recupera su día y San Jorge su Santo.

"Este 2021 no habrá poeta ni escritor que distinga la lengua, pero sí lectores, don Miguel"

Menos autores y más distancia, así libreros y editores buscan una fórmula para retomar lo que antaño y unas ventas de libros que rondarán el 60% de una jornada tradicional, según las previsiones. Las rosas, parece, correrán con menos suerte. Más delgado y un tanto desorientado por el parón, Sant Jordi volverá este viernes a la calle. Seguirá el patrono de aragoneses y catalanes seguirá matando al dragón.

Se cumplen ya dos años de plantón al premio Cervantes, el galardón que reúne a una constelación de autores que honran el idioma y la memoria del autor del Quijote. Este 2021 no habrá poeta ni escritor que distinga la lengua, pero sí lectores, don Miguel. Un año después, seguimos enfermos, pero aún podemos leer. Los libros, como la risa de Pennac, nos meten de nuevo en la vida. Este año habrá sant Jordi, don Miguel.

4.6/5 (16 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)