Inicio > Libros > Cómic > ¡Hulk, aplasta!
¡Hulk, aplasta!

A Hulk, ese adorable gigante verde (aunque tenga el hombre un poco de mal genio) le han mandado reparar una estación orbital. Se lo han pedido los barandas del Universo Marvel. Inocentón como él solo, ahí lo tenemos en medio del espacio atornillando tuercas y empalmando cables, ignorando que los que cortan el bacalao han decidido alejarle de la Tierra. Hartos de sus brotes, durante los cuales puede derribar un par de edificios, le van a mandar a un planeta remoto, allá, a tomar por culo al otro lado de la galaxia. “Y no vuelvas, cabrón. Quédate allí donde quiera que vayan a dar tus huesos de brutalón”. Así pensaba sobre todo Tony Stark, alias Iron Man, multimillonario, exalcohólico, enfermo del corazón, guardaespaldas de sí mismo y aspirante a la presidencia de los EE UU. Y así lo expresó en el cónclave de los Iluminati, compuesto por las mentes más poderosas de Marvel, a saber: Mr. Fantástico, científico de intelecto y cuerpo expansivo; Dr. Extraño, señor de las artes mágicas y fumeta irredento (de otra manera no se explican las visiones del Ojo de Agamotto); Profesor X, protector de los mutantes y de la humanidad en general, bueno por naturaleza, una especie de Tierno Galván de los superhéroes; Rayo Negro, rey de los Inhumanos, condenado a no poder entonar ni una triste balada a lo Leonard Cohen porque un susurro de su gaznate podría arrasar medio Manhattan; y Namor, príncipe submarino de la mítica Atlantis, el único que votó en contra del exilio de Hulk y por lo que tuvo algo más que palabras con el ingeniero de la chatarra.

"Hulk aparece en un planeta desconocido y hostil, con multitud de criaturas amenazantes y una estructura social basada en la esclavitud."

Pero la verdadera razón de que estos prohombres se quisieran deshacer de la piel verde no era más que se avecinaba una guerra civil entre superhéroes y Stark quería mantener un equilibrio de poderes entre los dos bandos. Hulk decantaría la balanza hacia las filas en las que formase y Stark, augurando que nunca contaría con la fuerza de choque de Hulk, se curaría en salud desterrándolo lo más lejos posible.

Fundido a negro.

Hulk aparece en un planeta desconocido y hostil, con multitud de criaturas amenazantes y una estructura social basada en la esclavitud. En la arena los gladiadores luchan para entretener a los tiranos. Se trata de un entorno idóneo para un tipo como Hulk, sin trazas ya de su alter ego, el vulnerable físico nuclear Bruce Banner. Allí, alguien con la rabia siempre a flor de piel, verde, por supuesto, se encuentra en su salsa y romper unas cuantas cabezas en las peleas del circo es como un premio a tan cuestionada y perseguida vida. Sin embargo, Hulk no se conforma y pronto tomará conciencia de la injusticia de esa sociedad. Así que, ni corto ni perezoso, se empeña en subvertir ese orden social mediante una rebelión que le llevará, tras una dura contienda, a coronarse rey del planeta. En ese camino hallará el amor y tendrá un vástago pero, como los hijos de Stan Lee son proclives a la tragedia, la felicidad acabará bruscamente.

Eso y mucho más contiene el tomo integral de Planeta Hulk que incluye, además de la propia serie, un prólogo en el que se explican los antecedentes de la misma. Escrito con un pulso electrizante por Brian Michael Bendis y Greg Pak entre otros, y puesto en vigorosas escenas por diversos dibujantes entre los que destaca Carlo Pagulayan, el exilio forzado de Hulk es uno de los arcos argumentales más brillantes de los protagonizados por un personaje que nació en 1962 de la mente repleta de ingenio de un joven Stan Lee y de los pinceles de Jack Kirby, el dibujante más prolífico y eficaz del primer bullpen (equipo de creativos) marvelita.

"Stan Lee matizó al personaje otorgándole pinceladas de otro icono literario: la criatura de Frankenstein, incomprendida y acosada."

Reinterpretación del arquetipo fijado por R. L. Stevenson en El extraño caso del doctor Jekyll y mister Hyde, Hulk representa al monstruo que todos llevamos dentro y puede aflorar de forma insospechada. Pero Stan Lee matizó al personaje otorgándole pinceladas de otro icono literario: la criatura de Frankenstein, incomprendida y acosada. Por eso Hulk sería incapaz de pegar una paliza mortal a bastonazos a un niño, mientras que Hyde sí. Es más, Hulk aplastaría a semejante energúmeno si lo tuviese a mano. Por otro lado, como el despojo hurtado a la muerte por Mary W. Shelley, nuestro cabreado gigantón solo quiere ser aceptado tal como es: grande, simple y fuerte. Pero ya sabemos cómo se las gasta la humanidad con los extraños, con los diferentes. En este caso, en cuanto asoma la piel verde hipervigorizada bajo los harapos de la ropa del doctor Banner, el ejército echa los tanques a la calle para destruir o atrapar al monstruo, que tal vez no lo sea tanto.

El volumen El Increíble Hulk. Hombre o monstruo reúne todos los cómics de la primera etapa de Hulk, desde su aparición en mayo de 1962 hasta abril de 1968. Unas historias en las que el personaje deja su poderosa impronta gracias a las imágenes de artistas de la talla de Jack Kirby, Steve Ditko, John Buscema, Gil Kane y Marie Severin. Todos le aportaron algo, y si Kirby le dotó con ese dinamismo monolítico (y no es una contradicción) tan propio de sus dibujos, Buscema le dotó de un ceño y una fiereza arrolladora que se convertirán en marca de la criatura, mientras que la Severin interpretó un bruto un poco más frágil.

Para terminar este recorrido por la extraordinaria vida de Bruce Banner hay que señalar Hulk Gris, donde Jeph Loeb y Tim Sale volvieron a contar, cuarenta años después, el origen del personaje. Cómo Banner se expone a las radiaciones de una bomba que estaba probando por salvar al joven Rick Jones… Mejor disfruten estos tres libros sobre uno de los iconos de Marvel. Ninguno defrauda. ¡Excelsior!

———————

Autores: Stan Lee, Jack Kirby y otros. Título: Planeta Hulk. Integral. Editorial: Panini Comics. Venta: Amazon, Fnac y Casa del libro

Autores: Varios autores. Título: El Increíble Hulk. ¿Hombre o monstruo? Editorial: Panini Comics. Venta: Amazon

Autores: Jeph Loeb y Tim Sale. Título: Hulk Gris. Editorial: Panini Comics. Venta: Amazon, Fnac y Casa del libro

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)