Inicio > Libros > Narrativa > La guerra que nunca cesa

La guerra que nunca cesa

La guerra que nunca cesa

Sobre el jinete que, en el capítulo sexto del Apocalipsis, cabalga el caballo alazán existen una multitud de interpretaciones religiosas y artísticas que lo señalan como una alegoría de la guerra, que habrá de venir a junto a sus hermanos hambre, muerte y conquista en el fin de los tiempos. Sin embargo, y por más que las amenazas de cataclismo global no dejen de planear por encima de nuestras cabezas, quizá no haga falta irse tan lejos: la guerra no solo no ha sido nunca ajena al ser humano, sino que, por desgracia, cuesta imaginar un mundo en el que pueda ser erradicada.

Con esta idea en mente, Hervé Le Corre (1955) vuelve con Después de la guerra (Reservoir Books, 2021), un thriller histórico ambientado en una Francia de posguerra poblada por policías corruptos y jóvenes desencantados, una Francia en la que abundan los ambientes deprimidos y el pesimismo social que, como una constante, siempre ha atravesado la obra del bordelés.

"El trauma que siguió a la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial se complementa con el colaboracionismo en la sombra"

La obra se publicó de forma original en la lengua de Balzac en 2014 y es responsable de numerosos galardones de ámbito nacional para su autor: el Prix Landerneau Polar, el Prix Michel-Lebrun y el Prix Le Point du Polar Européen. Después de la guerra describe un Burdeos que el turista del siglo XXI tardará en ubicar; no hay sitio aquí para el pintoresco puente de piedra construido por Napoleón sobre el Garona, nadie pensará en los excelentes caldos tintos ni el impresionante casco histórico de la ciudad —que, por cierto, le valió la consideración de Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 2007. Hablamos de calles poco pavimentadas en las que la lluvia nunca arrecia. De fachadas que el hollín ha tiznado hasta la negrura, de estibadores ceñudos y farolas que apenas alumbran, de partisanas que se arrojan a las vías del tren, de canciones de Edith Piaf que han perdido su significado, de disparos en mitad de la noche y cuerpos que desaparecen. Hablamos de cuentas pendientes, del deseo de desaparecer y del deseo de venganza. Y hablamos, en particular, de las largas secuelas de la guerra.

Los personajes de Le Corre viven un presente desnortado, donde el trauma que siguió a la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial se complementa con la sombra del colaboracionismo por parte de quienes se suponía eran la resistencia. Quizá por eso son, en su mayoría, tipos violentos, pesimistas, impulsivos, misóginos, pragmáticos y nostálgicos; hombres rudos, sin tiempo para la compasión ni el idealismo, hombres sobre los que la guerra ha hecho mella, y que sienten la necesidad de dañar tanto como fueron dañados. Sumamos otro factor desestabilizador: la guerra de Argelia. Ocurrido entre 1954 y 1962, el conflicto será telón de fondo para buena parte de los acontecimientos de la novela, y recordatorio constante de una oscura etapa colonial en pleno derrumbe. Una guerra, como sucede con todas, caracterizada por la brutalidad contra la población civil, el despilfarro de recursos públicos, el sacrificio de generaciones enteras de jóvenes y el interesado silencio institucional acerca de lo sucedido.

"Haya un dios o no ahí arriba, la lectura de libros como el de Le Corre evoca un solo deseo: ojalá Mateo se equivocase en su evangelio"

Gustará a quienes se consideren apasionados de la novela negra, a quienes les interese profundizar en ese período de la historia internacional llamado «años cincuenta» —que, en retrospectiva, suele pasar desapercibido al gran público, habida cuenta del morboso horror que lo precede y la oleada de cambio que lo reemplazó—, a la amplia base francófila de lectores y lectoras que siempre ha existido en la comunidad hispanoparlante, y, en general, a quienes disfruten con las tramas clásicas, construidas desde la multiplicidad de personajes con intereses enfrentados, las descripciones minuciosas y el lenguaje enfocado hacia la acción. También, por supuesto, a los seguidores del autor bordelés, de quien ya hemos leído obras como Bajo las llamas (2019) o Perros y lobos (2016), ambas publicadas por Reservoir Books.

En palabras de Mateo, ya el propio Jesucristo habría advertido de la guerra y de los rumores de guerra, señalando su insalvable necesidad, y manifestando que estábamos ante el principio de los dolores. Haya un dios o no ahí arriba, la lectura de libros como el de Le Corre evoca un solo deseo: ojalá Mateo se equivocase en su evangelio. Ojalá los horrores de la guerra —y sus heridas sin cicatrizar, que abarcan décadas, mentes y contextos muy posteriores al propio acto bélico— desaparezcan para no volver.

————————————

Autor: Hervé Le Corre. Título: Después de la guerra. Editorial: Reservoir Books. Venta: Todostuslibros, Fnac, Casa del Libro, Amazon.

4.1/5 (8 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios