Inicio > Libros > No ficción > La letra pequeña, el amor grande

La letra pequeña, el amor grande

La letra pequeña, el amor grande

Tengo un amigo convencido de que Michael Crichton es el mayor genio de la literatura contemporánea; dice que no se acaba nunca, que fue tan grande como los dinosaurios de su Parque Jurásico. Él lee para entretenerse, yo leo para entender el mundo, para alimentarme, para ser mejor (con mucho cariño a mi amigo y mucho respeto por Crichton).

Estábamos en esa discusión cuando me crucé con este libro pequeñito. Llegó de puntillas, por una conversación al vuelo, y, en dos horas, se me había hecho gigante por dentro. Quería llamar al autor, darle la enhorabuena y darle las gracias, porque todos somos hijos, pero pocos sabemos mirar a nuestros padres tan bien y tan de cerca, contarles con amor y crítica, con sus fallos y los nuestros, con sus virtudes y nuestros defectos.

"Daniel, hijo a punto de ser padre, mira a sus padres con amor, con pleno conocimiento de su vulnerabilidad, y los cuenta con sencillez, con honestidad, con crudeza: en una nevera vacía, en pijama"

La familia de Daniel Jiménez era una familia de clase media. Como tantas, a un despido o dos de cambiar de casa, de colegio, de vida. Solo que su padre era (y es) un artista, miembro de los Pekenikes, músico, programador, productor, profesor… El creador de un formato televisivo millonario que a él le llevó a la ruina por confiar: primero, en unos directivos de televisión sin escrúpulos y, luego, en una justicia a la que se puede sobornar. Ese engaño arrastró a la familia a la ruina literal y metafóricamente: pobreza, huidas, suicidio… Y, sin embargo, casi treinta años después, el padre de Daniel Jiménez sigue firme, justiciero, obcecado: quiere justicia, aunque ya nadie le pueda devolver a la hija que se perdió en el dolor ni tantos años de miseria.

Y Daniel, hijo a punto de ser padre, mira a sus padres con amor, con pleno conocimiento de su vulnerabilidad, y los cuenta con sencillez, con honestidad, con crudeza: en una nevera vacía, en pijama. Los cuenta sabiendo que los padres nos fallan como nosotros fallaremos a nuestros hijos; entendiendo que —a un lado y otro de los roles familiares— todos somos humanos, falibles, ilusos, imperfectos… Daniel Jiménez escribe este libro aceptando que ha heredado la integridad familiar y una clara predisposición a no llegar a fin de mes, sabiendo que el amor no basta y que, sin embargo, es un milagro.

En resumen: este libro es una joya, y el plagio que le da título una auténtica canallada.

————————

Autor: Daniel Jiménez. Título: El plagio. Editorial: Pepitas de Calabaza (esta novela ha obtenido el XXVII Premio Literario Café  Bretón & Bodegas Olarra). Venta: Todostuslibros y Amazon.

5/5 (4 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios