Inicio > Libros > Narrativa > Las armas de la luz
Las armas de la luz

Parece que algunas historias hubieran estado esperando durante siglos para ser escritas en el presente. Me refiero a aquellos acontecimientos históricos que, una vez descubiertos, resultan impresionantes a los ojos de un lector contemporáneo. Pero que, inexplicablemente han permanecido desconocidos, como ocultos. Ese es el caso de algunos hechos que se cuentan en Las armas de la luz. Todo empezó durante la investigación de una novela anterior, cuando en las crónicas islámicas encontré un dato muy significativo que era totalmente nuevo para mí: los catalanes saquearon Córdoba en los inicios del siglo XI, cuando todavía el califato estaba en plena vigencia. Aquello ocurrió justo después de la muerte de Almanzor, y como una venganza bien planeada. Porque Almanzor antes, en el año 985, había saqueado y destruido a su vez Barcelona, llevándose a Córdoba toda su riqueza y millares de cautivos. Los condes catalanes nunca olvidaron aquello, como tampoco el hecho de que los francos no hubiesen acudido para socorrerlos. A partir de entonces, decidieron independizarse de la monarquía franca de iniciar su propia andadura, a pesar de la gran amenaza que suponían los musulmanes. La ocasión de la venganza llegó cuando el califato se vio envuelto en una guerra civil. Los catalanes reunieron un gran ejército y descendieron hasta Córdoba, que todavía seguía siendo la ciudad más rica y esplendorosa de Occidente.

"La trama comienza cuando atracan unos misteriosos barcos egipcios en el pequeño puerto de Cubelles, en la costa tarraconense"

Las armas de la luz nos traslada al final del primer milenio y a los inicios del siglo IX. Sin duda se trata de una epopeya medieval en la que se mezclan héroes y personajes reales con otros de ficción. He pretendido ser fiel a los hechos históricos, pero, al mismo tiempo, siempre he tenido muy claro que debía ser un gran relato; una novela con una estructura sólida en la que en todo lo que sucede encuentra su sentido.

He buscado que el lector sienta, piense y se emocione, y también que viaje al pasado y conozca cosas que ni siquiera pudo imaginar… Mi intención es que se encuentre con una obra apasionante, como aquellas novelas de toda la vida.

La trama comienza cuando atracan unos misteriosos barcos egipcios en el pequeño puerto de Cubelles, en la costa tarraconense. En ellos ha llegado un valioso presente destinado a Almanzor, pero que, por equivocación, acaba en territorio cristiano. Por aquel tiempo las fronteras eran muy imprecisas y aquellos marineros creyeron haber desembarcado en el califato Omeya. El error dará pie a una historia que culminará con uno de los acontecimientos más apasionantes de los inicios del segundo milenio.

Las armas de la luz es una novela coral; con múltiples protagonistas, que viven en circunstancias diferentes y que tienen que enfrentarse cada uno con la realidad que le corresponde en suerte. Cada uno de ellos debe reafirmar su personalidad en un tiempo convulso y peligroso, en medio de luchas e intereses de poder.

Es una época realmente fascinante. El Las armas de la luz coinciden muchos elementos evocadores: castillos, monasterios, ciudades luminosas, hombres de guerra, otros hombres de paz, héroes, monjes, mercaderes, arriesgados viajeros, peregrinos…

"Esta novela es un homenaje a los hombres pacíficos, buenos y conciliadores que siempre hay, en toda época y lugar"

He buscado recrear con fidelidad la vida en los campamentos guerreros, las peculiares relaciones entre nobles y clérigos, la rica cultura monacal, las costumbres cotidianas, el amor, la guerra, el miedo y el valor… Siempre en los fascinantes escenarios de una tierra singularmente bella y agreste, pero también fértil y poblada de esplendorosas ciudades: Barcelona, Gerona, Seo de Urgell, Vic, Solsona, Besalú, Berga, Manresa, Tortosa, Lérida…; y de grandes monasterios que extienden su influencia: Santa María de Ripoll, San Cugat, San Juan de las Abadesas, San Pedro de Rodas, San Martín de Canigó…  Con la resplandeciente Córdoba califal como telón de fondo.

Una figura crucial es Oliba, hijo de los condes de Cerdanya y Besalú, que en el año 1002 renuncia a su herencia para hacerse monje. En medio de la confusión y la violencia, surge un hombre cuya cordura y sabiduría aportará luz, y descubrirá el verdadero tesoro, que es de naturaleza espiritual…

Esta novela es un homenaje a los hombres pacíficos, buenos y conciliadores que siempre hay, en toda época y lugar, frente a los violentos, belicosos y codiciosos. También es una exhortación, un canto a la libertad y la fe; una llamada a la esperanza en tiempos de sombra…

—————————————

Autor: Jesús Sánchez Adalid. Título: Las armas de la luz. Editorial: Harper Collins. Venta: Todostuslibros y Amazon

4.7/5 (7 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)