Inicio > Blogs > Ruritania > Las rolas de Lola: «Bette Davis Eyes»

Las rolas de Lola: «Bette Davis Eyes»

Las rolas de Lola: «Bette Davis Eyes»

La novela El italiano, de Arturo Pérez-Reverte, está ambientada principalmente en 1941, cuando la Bette Davis del título tenía 33 años y era toda una estrella de Hollywood. Sin embargo, la mención a esta canción se produce en una escena en la que un reportero investiga a los personajes de la novela cuarenta años más tarde, o sea, en 1981. Durante una cena en el restaurante Breathe de Puerto Banús, «estábamos cenando pescado y vino tinto: Alfred Campello no soportaba el blanco a esa hora, y yo tampoco. Más allá de la terraza sonaba la música amortiguada de un restaurante cercano, con baile incluido para turistas británicos: una cantante hacía una versión razonable de «Los ojos de Bette Davis», imitando la voz aguardentosa y rota de Bonnie Tyler». Es lógico que aquella cantante intente imitar la conocida voz arenosa de la Tyler, ya que era conocida por esa manera de cantar, comparada a menudo a una Rod Stewart femenina, pero quien puso de moda esta canción a primeros de los 80, también con ese estilo que algunos llamaron «rasp and roll», fue la californiana Kim Carnes, una de esas artistas de larguísima carrera musical, pero que es conocida principalmente por una sola canción, esta en su caso. Que ni siquiera es suya, sino de Jackie DeShannon, una cantante de country y rockabilly. La versión de Carnes fue número 1 en 21 países, entre ellos España, y nueve semanas en Estados Unidos, donde fue el single más vendido de todo el año, además de ganar dos Grammys.

La versión original, de 1974, es un rhythm and blues de tempo ligero, mientras que la versión de Carnes es uno de los mejores ejemplos de los sintetizadores aplicados al pop ochentero, con el pegadizo arreglo de Bill Cuomo. La original no había tenido ningún tipo de éxito fuera del ámbito country, pero la segunda alcanzó a la propia Davis con 73 años de edad y todavía en activo, que quedó encantada con la canción ya que, según ella misma dijo en una de sus típicos «bettecismos», «ahora mi nieto piensa que soy guay».

La letra de la canción es un retrato a pinceladas de una femme fatale mezcla no solo de la propia Bette Davis, a quien no se consideraba una gran belleza, pero sí una mujer con gran presencia ante las cámaras, extraordinaria actriz y de mirada magnética, sino también de Greta Garbo (con sus «suspiros altaneros»), Jean Harlow (de «cabello dorado») y hasta Marlene Dietrich («todos los chicos piensan que es una espía», a lo Mata-Hari). Se habla de sus manos, de sus labios y de su manera de complacer a quien escucha la canción de formas que «harían ruborizarse a una profesional». Es precoz, es feroz, y te dará una vida loca hasta que la final te tire a la basura hecho migas. Lo de que es «pura como la nieve de Nueva York», sin embargo, puede dar lugar a varias interpretaciones, ya que a no ser que sea una nieve idealizada tipo postal desde Central Park, la nieve neoyorquina se convierte rápidamente en un barro sucio machacado por coches y peatones. Quizá es que nuestra protagonista sea así de «pura», cual cama bien hecha al principio y revuelta al final de la noche. O también puede ser que la pureza de la «nieve» sea del tipo que se esnifa.

El videoclip para la versión de Carnes está dirigido por Russell Mulcahy, cuya imaginería de luces brillantes, dramáticos contrastes de colores, ventiladores industriales y estética neo-noir es una de las rúbricas estilísticas por antonomasia de los 80 (no por nada acabaría dirigiendo la estupendamente desmelenada Los Inmortales (Highlander), que a nadie dejaré criticar en mi presencia). Carnes, amazona alta, rubia y de negro estilizado, entra en escena con el primer verso sobre precisamente el cabello dorado de la protagonista, y mientras canta preside un baile de disfraces lleno de maquillaje, hombreras, movimientos robotizados y una referencia a la famosa bofetada de Gilda, femme fatale por excelencia.

Versión de Los Héroes Cansinos, la banda residente, cuando quieren, del Bar de Lola

Versión original de Jackie DeShannon

Versión de Kim Carnes

Versión de Gwyneth Paltrow

Versión en directo de Kylie Minogue

Versión también en directo de Taylor Swift

Versión acústica de Dean Ray

Versión rockera de Brandon Flowers

Versión blues de The Hindley Street Country Club

Versión a dos voces femeninas de Walkman

…y hay decenas de youtubers y concursantes de talent shows que la han cantado. Pero ni rastro de una versión de Bonnie Tyler, que Pérez-Reverte dice haber visto personalmente, y que seguro que de existir fue estratosférica.

 

Sin embargo, unas semanas después…

Letra y traducción:

Her hair is Harlow gold,
her lips a sweet surprise.
Her hands are never cold.
She’s got Bette Davis eyes.
She’ll turn her music on you.
You won’t have to think twice.
She’s pure as New York snow.
She got Bette Davis eyes.
And she’ll tease you, she’ll unease you,
all the better just to please you
She’s precocious
and she knows just what it takes to make a pro blush.
She got Greta Garbo’s standoff sighs.
She’s got Bette Davis eyes.
She’ll let you take her home.
It whets her appetite.
She’ll lay you on a throne.
She got Bette Davis eyes.
She’ll take a tumble on you,
roll you like you were dice
until you come out blue.
She’s got Bette Davis eyes.
She’ll expose you, when she snows you
off your feet with the crumbs, she throws you.
She’s ferocious
and she knows just what it takes to make a pro blush.
All the boys think she’s a spy.
She’s got Bette Davis eyes
She’ll tease you, she’ll unease you,
all the better just to please you.
She’s precocious,
and she knows just what it takes to make a pro blush.
All the boys think she’s a spy.
She’s got Bette Davis eyes.
She’ll tease you,
she’ll unease you
just to please you.
She’s got Bette Davis eyes.
She’ll expose you
when she snows you
‘cause she knows you.
She’s got Bette Davis Eyes.
She’ll tease you.

Su cabello es rubio Harlow,
sus labios una dulce sorpresa.
Sus manos nunca están frías.
Tiene ojos de Bette Davis.
Te pondrá su música,
no tendrás que pensarlo dos veces.
Es pura como nieve de Nueva York.
Tiene ojos de Bette Davis.
Coqueteará contigo, te desazonará,
para complacerte mejor.
Es precoz y sabe lo que hace falta
para hacer que una profesional se ruborice.
Tiene los suspiros altaneros de Greta Garbo.
Tiene ojos de Bette Davis.
Te dejará que la lleves a casa.
Le abre el apetito.
Te pondrá en un trono.
Tiene ojos de Bette Davis.
Se derrumbará sobre ti,
te hará rodar como si fueras unos dados
hasta que te salgan moratones.
Tiene ojos de Bette Davis.
Te pondrá al descubierto, cuando te cubra como una nevada
te tirará como unas migas.
Es feroz y sabe lo que hace falta
para hacer que una profesional se ruborice.
Todos los chicos piensan que es una espía.
Tiene ojos de Bette Davis.

Traducción de Rogorn Moradan

En el bar de Lola, cuando ella está de humor, a veces te deja pedir una canción. Eso sí, te vas tú a la máquina, te la buscas y te la pones tú, y luego te las apañas con los aplausos o los abucheos de la concurrencia. Si algún zendadano se anima, que busque cambio en el bolsillo, pida la siguiente y nos cuente algo sobre ella.

Todas las rolas de Lola, aquí.

5/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios