Los lápices de Ikea

Adiós a todo esto

La noticia corrió como la pólvora:

“La multinacional sueca Ikea ha anunciado que procederá a retirar los emblemáticos lápices de madera y los metros de papel de todos sus establecimientos”

Ikea es un imperio y, como tal, cualquier cosa que mueva origina un terremoto mediático. Lo que, en principio, podría parecer algo sin más importancia, en este caso, los lápices de Ikea, que han estado con nosotros desde 1996, años en los que el mundo era muy diferente al de ahora: el orden de las cosas, sin móviles ni Redes, latía de otra manera.

"Entre todos los clientes de Ikea el poeta Fernando Beltrán vio en estos lápices algo más que un objeto. Los poetas no suelen ver lo mismo que los demás mortales"

“Esta decisión de la empresa”, continúa la noticia, “cambiará la experiencia de compra de sus clientes para dar un paso definitivo hacia la tecnología. Hace unos meses realizamos una encuesta para conocer si habían cambiado los hábitos de consumo en nuestras tiendas y detectamos que más del 60% de nuestros clientes no hacían uso de nuestro icónico lápiz”, declaran fuentes oficiales de Ikea.

Entre todos los clientes de Ikea el poeta Fernando Beltrán vio en estos lápices algo más que un objeto. Los poetas no suelen ver lo mismo que los demás mortales y Fernando Beltrán, entre pasillos repletos de “mesas, sillas, estantes…”, la pregunta del tamaño del cuarto compartido, le hizo reflexionar: “y este lápiz que es breve y afilado…”.

Fernando Beltrán por Juan Martínez

"¿Cuánto miden las cosas, las tangibles y las que no que no se pueden medir?"

¿Cuánto miden las cosas, las tangibles y las que no que no se pueden medir? Fernando Beltrán, seguramente envuelto en la niebla de las palabras que le bombardeaban, ante tamaña pregunta escribió este poema que publicó en Hotel Vivir (Libros Hiperión, 2015).

LOS LÁPICES DE IKEA

Fernando Beltrán

Me pregunta de pronto
cuánto crees
que mide nuestro cuarto,
aproximadamente.

Caminaba hasta entonces junto a ella
mirando sin sentir, sintiendo sin mirar
mesas, sillas, estantes…

Nuestro cuarto.
Cuánto puede medir.
Aproximadamente.

Troceo la pregunta
y la repito en alto, muy despacio
taponado aún mi oído de ser padre
tener casa, familia, ser al fin
como al fin somos todos.

Pero ella es generosa y tarda menos
en subir a mis nubes que en bajar yo a su tierra,
percibe ya la hormiga en mis dos manos
y me señala al fondo una columna
donde crecen los lápices
y un enjambre de hombres y mujeres
se quitan la palabra unos a otros
dispuestos a saber cuánto miden sus vidas,

cuánto el pozo, los clavos, los aullidos,
la luz de sus colmenas, el martillo del tiempo,
la terca longitud de algunas noches,
cuánta sed, cuánto hielo.

Escribo atropellado
sobre el margen de un folio
que ahora observo despieza en mil pedazos
un armario que no sabré jamás
si es pequeño o enorme
para ocupar un sitio en nuestro cuarto
entre puerta y ventana,

jamás pensé siquiera en la existencia
del hueco que habitamos cada día
sin manual de instrucciones.

La escarpia del vivir, el berbiquí del miedo
y este lápiz que es breve y afilado
como un sábado en calma
transformado de golpe en una alcoba
difícil de explicar.

Cuánto mide el amor. Cuánto el silencio.

Cuánto mide una vida

aproximadamente.

–––––––––––––––––––––––––––––
https://www.lavanguardia.com/facebook-ia/20190731/463798340236/ikea-retira-lapices-madera.html

https://www.20minutos.es/noticia/3720643/0/ikea-quita-lapices-metros-sostenibilidad/

https://www.lainformacion.com/empresas/ikea-lapices-metros-dejan/6508003/

https://www.losreplicantes.com/articulos/ikea-retira-sostenibilidad-lapices-metros-gratuitos-tiendas/

4.7/5 (22 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)