Inicio > Actualidad > Entrevistas > Manuel Ángel Cuenca López: «Nuestra ilusión desde el principio es que estos libros se pudieran leer en familia»

Manuel Ángel Cuenca López: «Nuestra ilusión desde el principio es que estos libros se pudieran leer en familia»

Manuel Ángel Cuenca López: «Nuestra ilusión desde el principio es que estos libros se pudieran leer en familia»

Gestas de España es un proyecto que tiene como objetivo, según sus propias palabras, «hacer honor a la historia de nuestro país con rigor, neutralidad y un sentido significado docente». Criaturas míticas de España es su último trabajo, un libro sobre los personajes de cuentos y leyendas del imaginario español. Un viaje descubriendo cuarenta criaturas míticas, muchas de ellas ya olvidadas.

—¿Cómo nace este proyecto literario de Gestas de España?

"No lo sabíamos entonces, pero el equipo de Gestas de España estaba casi montado desde nuestra infancia"

—Fermín Valenzuela, Gloria Cuenca y yo mismo somos el equipo que está detrás de esta idea. Bueno, en realidad fue Gloria la primera impulsora del mismo. Ella es mi hermana mayor, licenciada en Bellas Artes y con un gran talento para la ilustración, desde mi punto de vista. Los tres íbamos al mismo colegio en Granada, y desde pequeños hemos conservado una gran amistad. El gusto por la Historia y, sobre todo, por la historia de España era algo que compartíamos desde siempre, aunque es verdad que Fermín nos inculcó una curiosidad y una pasión especiales que a él le llevó a profundizar y doctorarse. Por mi parte, siempre he leído y me ha gustado mucho escribir. No lo sabíamos entonces, pero el equipo de Gestas de España estaba casi montado desde nuestra infancia.

—Pero tú eres capitán del Ejército del Aire. ¿Qué te hizo pasar del hobby a ser autor de libros de Historia?

—La Historia siempre me ha gustado mucho, y en buena medida eso se lo debo a los profesores que he tenido, pues la diferencia, el punto de inflexión, lo marca el docente. Un buen profesor es aquel que hace que te apasiones por la aventura de conocer. De ahí a plantearnos como equipo el hacer libros que despertasen esa pasión entre los chavales apenas medió un ¡vamos! Nos atrevimos, primero modestamente, y luego nos esforzamos en mantener la ilusión y la calidad. Ahora editamos con EDAF y las ventas son más que buenas. Fíjate, de las Criaturas míticas ya vamos por la segunda edición.

—¿Cuál es el objetivo de este proyecto?

—Humildemente, desde nuestro pequeño terreno, pretendemos acercar los grandes ejemplos y lecciones del pasado a todas las familias. Nuestro propósito siempre fue ofrecer originalidad, entretenimiento y rigor histórico a nuestros lectores, pero fundamentalmente al público joven, conscientes de que plantar en ellos la semilla del respeto por su historia, y por una educación de calidad, es enriquecer el futuro.

—¿Es solo para jóvenes, o también pretendéis llegar a otros públicos?

"Nuestra aspiración es dar un paso más allá e intentar llegar a cuantas generaciones nos sea posible"

—Nuestra aspiración es dar un paso más allá e intentar llegar a cuantas generaciones nos sea posible. En las páginas de nuestros libros construimos un puente generacional que parte del rigor histórico, fruto del concienzudo trabajo de nuestro historiador, Fermín Valenzuela, y se apoya en las originales ilustraciones de Gloria Cuenca López. Yo, digamos, cuento de manera cercana las historias, dándoles un toque divulgativo y personal.

—Y en lo personal, como autor de los textos, ¿qué deseas tú de este proyecto?

—Mi deseo personal es, en realidad, el mismo que el de mis compañeros. Somos ambiciosos, pero creo que es legítimo, porque trabajamos mucho para lograr que se cumpla. Siempre he deseado que los héroes y heroínas de nuestro país, que nada envidian a los del cómic americano, animen a nuestros lectores en el conocimiento profundo de nuestra Historia. Pero, sobre todo, y por encima de todo, aspiro a lograr que tanto heroísmo denostado, tanto sacrificio de los héroes y heroínas de nuestro pasado no sea olvidado.

—Hoy por hoy, hablar de España y de Historia es algo no demasiado bien visto, que incluso se identifica con una ideología de derechas.

—Es muy triste. Cuando decidimos titular a nuestro proyecto Gestas de España ya pensamos que intentarían etiquetarnos. Pero la verdad es que eso no nos importó; nos negamos a que la palabra gesta o la palabra España se relacionen con una determinada ideología. Hay que cerrar heridas, olvidar el pasado reciente; hay que empezar a superarlo. Y la única manera de superar eso es con la educación. Nuestro granito de arena es conseguir que los niños estén orgullosos de su pasado, explicar la Historia tal y como sucedió, con rigor, con sus luces y sombras. Tenemos que recuperar nuestra memoria para poder saber quiénes fuimos, pero sobre todo para que nuestros jóvenes sepan qué quieren llegar a ser.

—¿Alguna gesta favorita de las muchas que has contado en tus libros?

"La expedición de Balmis es una de las grandes hazañas médicas de la historia de la humanidad"

—Buf. Muchas. Siempre lo digo, pero es verdad; y además hoy es más actual que nunca: la primera es la expedición de Balmis, una de las grandes hazañas médicas de la historia de la humanidad. En esa gesta el médico Francisco Javier Balmis, junto a la enfermera Isabel Zendal, diseña una expedición y lleva la vacuna contra la viruela por todo el mundo. De ahí es de donde toma el nombre el «operativo Balmis» que llevan a cabo nuestras Fuerzas Armadas, y de ahí también recibe el nombre el hospital madrileño creado para atender a los enfermos de COVID.

—¿Es importante saber contar la Historia?

—Estamos acostumbrados a abrir un libro de Historia y que te cuenten estas gestas de una manera sosa, insípida. Nuestro objetivo era dotar a cada capítulo, a cada episodio, de un añadido. No sólo con las ilustraciones de mi hermana Gloria, sino también con un dinamismo diferente, contar todas esas gestas de forma fresca.

—Háblame de vuestro último libro, Criaturas míticas de España.

—Con este “cuaderno de campo” proponemos un recorrido por todos los rincones de nuestro país recuperando historias míticas, muchas de ellas populares, que perviven tan solo en la memoria de los más viejos del lugar, pues nadie las ha fijado en papel ni las ha investigado: la Tragantía, la Santa Compaña, las Mouras, la Zarrampla o los Reñuberos… Cuentos o leyendas que con el paso del tiempo han ido difuminándose en el recuerdo de generaciones pasadas.

—¿Y por qué este tema precisamente?

"No son grandes hazañas, es verdad, pero se mantienen en el imaginario de la parte más oculta, mágica, telúrica, singular de nuestro país"

—Porque también son historia y memoria. No son grandes hazañas, es verdad, pero se mantienen en el imaginario de la parte más oculta, mágica, telúrica, singular de nuestro país. Cada uno de estos cuentos y cada uno de los personajes que los protagonizan pertenecen al imaginario español, como cualquier parte de nuestro patrimonio, y es nuestra responsabilidad dejar testimonio de ellos.

—¿Cómo habéis seleccionado las leyendas?

—El equipo de Gestas de España quería que, al llegar a la última página, el lector hubiese podido hacer un viaje genial, casi mágico, que se leyera como un libro de pequeños relatos en las propias voces de sus protagonistas mágicos. Por eso unos cuentos tienen raíces en la historia, como El moro Musa o Aisha, y otros, como el El coco o El Ratón Colorao, son simpáticos, casi inocentes y muy apegados a la sabiduría popular. También están las criaturas mitológicas, como el Hombre Pez de Liérganes o la Bicha de Balazote…

—¿Es también para niños, o recomiendas su lectura a otro público?

—Nuestra ilusión desde el principio es que estos libros se pudieran leer en familia: comentarlos, mirar sus ilustraciones, compartirlos… Creo que este bestiario fabuloso tiene todos los ingredientes para gustar por igual a los lectores interesados por lo curioso y lo antiguo, por lo tradicional y lo misterioso. Los amantes de los mitos y las curiosidades y los lectores concienciados en salvar del olvido a estos seres excepcionales disfrutarán mucho, sean abuelos, padres, nietos o hijos.

4.9/5 (31 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Pablo Cassinello
Pablo Cassinello
1 mes hace

La mejor ficción sigue estando paradójicamente en la Historia. Adentrarse en esa Historia es el verdadero reto y con estas ideas la aventura está asegurada. Bravo.