Inicio > Actualidad > #Mibiblioteca > Manuel Ríos San Martín
Manuel Ríos San Martín

Poder retratar a Manuel para este blog ha sido todo un lujo. Es un creador nato que goza de esa gran capacidad para pensar en diferentes lenguajes, para crear en diferentes medios y soportes desde cero grandes historias que ya forman parte de nuestra cultura, como series de televisión que ya son clásicos de nuestro panorama televisivo.

Hace unas semanas nos citamos en su casa de Madrid.

Para saber más sobre Manuel:

Manuel Ríos San Martín (Madrid, 1965) es licenciado en Ciencias de la Información y ha trabajado en importantes productoras de televisión —Globomedia, BocaBoca y Diagonal— como productor ejecutivo, director o guionista de diversas series. Ha participado, entre otras, en Médico de familia, Menudo es mi padre, Compañeros, Mis adorables vecinos, Soy el solitario, Rescatando a Sara, Raphael o Sin identidad. Es autor de la novela Círculos. Ha participado en un proyecto de biopic sobre el cantante Joaquín Sabina de 10 episodios.

Actualmente trabaja para la productora LaZonaGigantes, 8 apellidos vascos, No habrá paz para los malvados— en la adaptación a serie de televisión de su última novela, La huella del mal, ambientada en Atapuerca.

Puedes seguir su trabajo en su cuenta de Twitter o a través de su página web.

Recomienda a los lectores de Zenda el libro Atapuerca, persiguiendo un sueño, de José María Bermúdez de Castro:

Atapuerca es el yacimiento prehistórico más importante de Europa, en el que más restos humanos se han encontrado, y que ha revolucionado los estudios sobre Evolución Humana. Tiene un futuro prometedor, cada campaña se profundiza más en los diferentes estratos de las galerías y se abren nuevos yacimientos.

En este libro, José María Bermúdez de Castro —uno de los co-directores— hace una breve historia fotográfica de los últimos 40 años de la excavación. Es un libro personal, lleno de apuntes e imágenes tomadas durante ese tiempo. En sus páginas podemos comprobar gráficamente como ha ido variando el aspecto de los arqueólogos y las condiciones de trabajo, según la Fundación Atapuerca ha ido consiguiendo los apoyos que merecía. Muy ameno y fácil de leer, el texto trata de animar también a niños y jóvenes para que se adentren en una disciplina tan apasionante como es la prehistoria y la evolución de los homínidos, sus herramientas, costumbres, alimentación o lenguaje. Y es un fiel reflejo de los descubrimientos trascendentes que se han ido encontrando en los distintos yacimientos de la zona, como es la aparición de los restos de la especie humana más antigua de Europa, Homo antecessor.

Un libro que solo podía realizar alguien que haya sido testigo de todo el proceso.

Sobre su libro La huella del mal:

La huella del mal es, tal vez, mi proyecto más personal. En el año 1999 yo era productor ejecutivo de la serie Compañeros y trajimos a Juan Luis Arsuaga para que saliese en uno de los capítulos hablando de Atapuerca. Desde entonces, he tenido en la cabeza la idea de hacer una ficción sobre los yacimientos, aunque he tardado muchos años en encontrar la historia adecuada. Y fue de casualidad, visitando el Centro de Arqueología Experimental con mis hijos hace 7 años. Uno de ellos se acercó a tocar la reproducción que tienen allí de un enterramiento neandertal y yo pensé: qué pasaría si un niño en una visita escolar se acercase a tocar el muñeco y resultase ser una chica de verdad, pero asesinada pocas horas antes. Esta idea me dio la ocasión de construir un thriller en el que pudiera profundizar en el concepto de qué nos hace realmente humanos: la violencia o la empatía. ¿Está el mal dentro de nosotros desde siempre?

La historia empieza cuando, en una visita escolar a la excavación arqueológica de Atapuerca, un chico de catorce años descubre que una de las reproducciones humanas que imitan los enterramientos de los homínidos de hace miles de años es, en realidad, el cuerpo de una chica muerta. La joven parece haber sido colocada según una simbología ritual, y todas las pistas apuntan a un macabro homicidio similar al ocurrido seis años atrás en otro yacimiento en Asturias.

A primeros de julio se ha publicado la edición en bolsillo de la novela (Booket-Planeta) y la traducción al italiano bajo el nombre L’impronta del male (Editorial Nord).

4.7/5 (6 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios