Inicio > Libros > Poesía > Matria, de Raquel Lanseros

Matria, de Raquel Lanseros

Matria, de Raquel Lanseros

Raquel Lanseros publica su nuevo libro de poesía, titulado Matria, lanzado por Visor Libros el pasado 5 de diciembre. Lanseros es poeta y traductora, autora de los libros Leyendas del promontorio (2005), Diario de un destello (2006), Los ojos de la niebla (2008), Croniria (2009) y Las pequeñas espinas son pequeñas (2013). Por ellos ha recibido galardones como el Premio “Jaén” de Poesía, el Premio “Unicaja” de Poesía, un Accésit del Premio “Adonáis” y el Premio “Antonio Machado en Baeza”. También ha publicado en Visor el volumen titulado Esta momentánea eternidad, prologado por la propia poeta.

Matria se sumerge en las raíces personales y colectivas para indagar sobre el concepto de identidad y establecer nuevas perspectivas sobre la trascendencia de origen. La mirada literaria de Raquel Lanseros recorre el universo humano, dando cuenta de los matices que conforman la propia esencia. En ese territorio holístico se adentra la fuerza expresiva de la poeta, para rendir homenaje al mosaico íntimo que nos define mediante una combinación de  paisajes, rostros, voces, ideas, tiempos y espacios de crecimiento. La riqueza de la herencia y la búsqueda de nuevos ángulos creativos se unen en un libro que analiza la existencia y la celebra, en una ceremonia poética rebosante de valentía, imaginación y vigor.

LA LOCA MÁS CUERDA

¿Quién es el ser humano más libre de la Tierra?
¿Quién es capaz de nacer más de una vez?
¿Quién habla con los árboles? ¿Quién llueve?
¿Quién viaja hasta el umbral de otra galaxia?
¿Quién comparte las aguas con las ninfas?
¿Quién ambiciona un tiempo sin subordinación?
¿Quién traspasa un espejo? ¿Quién es el espejo?
¿Quién brinda con Ulises en el puerto de Ítaca?
¿Quién sobrevive ileso a una tormenta dentro del corazón?
¿Quién desposa al destino? ¿Quién corteja a la muerte?
¿Quién emprende una gesta aun a sabiendas de una derrota cierta?
¿Quién para con su mano los relámpagos de un dios?
¿Quién sueña con androides que soñaban con ovejas eléctricas?
¿Quién ha visto su alma? ¿Quién vence a los molinos?
¿Quién tiene largos trenes recorriendo la estepa de sus venas?

¿Con quién es comparable la belleza del fuego?
¿A quién le pertenece lo que no es de nadie?
¿Por quién siguen doblando las campanas?

¿Quién puede competir con la imaginación?

CIELO ARRIBA

Y qué gozosamente, con qué brío
uno se da de bruces con el mundo
y antes de comprenderlo ya lo ama.

Y qué fascinación la del principio
por descubrir el barro originario
y encontrarlo en las ranas en su charco
croando las verdades inmutables
y en el ámbar goloso de la cidra
que imita en su dulzor el sueño mismo.

En busca de lo grande que supone
contener lo pequeño uno se embarca luego
que la fortuna obliga y el sendero
no deja de tentar al caminante.

Y va haciéndose hora y los paisajes
se despliegan y vibran con asombro
y los rostros desfilan y la lucha
renueva su silueta milenaria
y la rueda del mundo gira y gira
y va cambiando fuerza por cansancio
pero el encantamiento no termina
y uno se siente vivo porque sabe
que todo está en primicia eternamente.

Y se recuesta al borde del destino
para beber la sombra, cuando escucha
el croar de las ranas en su charco.

La primera verdad que siempre vuelve
a quien ya entiende que es la verdadera.

EPIFANÍA EN LA BOCA

                           El tango es un pensamiento triste que se baila
Enrique Santos Discépolo

La tierra natal cubre como un tatuaje la piel preliminar.
Bendita sea la casa de los padres.
Todas esas imágenes
ese rumor simiente que vive en cada pecho
esperando un instante para poder filtrarse.

Escucho la inocencia de mis dieciocho años
populosa como el estuario del Río de la Plata
aquel irreflexivo desdén hacia lo propio
aquella anglofilia mimética
en nombre de la posmodernidad.

Entonces tú
la persuasión de tu voz arbolada
la sala de conciertos en el Barrio La Boca
entre Vuelta de Rocha y Caminito
su majestad el tango.

Pasado y porvenir se besan en mi ombligo
si yo pudiera, como ayer
querer sin presentir

Mi corazón secreto emerge de la sombra
sabe que la lucha es cruel y es mucha
pero lucha y se desangra
por la fe que lo empecina

Las palabras preguntan por mi alma
el viajero que huye
                                                       tarde o temprano detiene su andar

Todas las ocasiones
todos los sueños fértiles de mis antepasados
todas las lluvias de América y de Europa
todos los trajes pulcros de los muertos
todas las despedidas
gauchescas
europeas
indígenas
criollas
todo el ruido del tiempo caminando hacia la libertad
todas las ilusiones fraudulentas
las chapas de metal acanaladas de los conventillos
las palabras que engendran sabor a nuevo mundo
todas las esperanzas
los lemas, los augurios
los cuerpos coagulados
los sombreros
todos los viajes más largos que la vida.

Todos esos colores de la tierra
la oriunda
la injertada
la regada con sangre y renacida
cruzaron frente a mí en forma de lágrima.

Lágrimas de mestiza, de emigrante, de hermana, de alimento del mar.

El sol puede salir también de noche.
Yo no he vuelto a olvidar
quién soy
de dónde vengo.

—————————————

Autor: Raquel Lanseros. Título: Matria. Editorial: Visor Libros. Venta: Amazon, Fnac y Casa del Libro.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)