Inicio > Firmas > Hotel Z > Música botánica: grabas los conciertos porque no valen nada

Música botánica: grabas los conciertos porque no valen nada

Música botánica: grabas los conciertos porque no valen nada

Foto de portada: Víctor Moreno – Festival Noches del Botánico.

Las Noches del Botánico son una agenda musical donde la gente paga 45 euros para grabar vídeos y los periodistas van gratis para criticar. Las Noches del Botánico son una mezcla de hierba, arbolitos, luces LED color Podemos y sillas de tijera como de hacer cine; luego hay un escenario. Las Noches del Botánico son una gran idea para acabar con el aburrimiento, dado que provocan todavía más aburrimiento. Son ponerle al tedio un precio y un selfie; al hastío, un lacito; a las noches de los martes, una coloración.

La música en directo es bastante coñazo. No sé si esto ya lo ha dicho alguien, Morrissey, Boyero, la Niña de los Peines. La música en directo es sobre todo público. No es el directo lo que hace la música en directo, sino el público. Por eso la música en directo tiene cada vez menos de directo y sigue funcionando. Mientras haya público, no es necesario cantar de verdad, rasgar instrumentos de verdad. Basta con salir ahí y moverse.

"Cuando acabó el mensaje, una pareja de espectadores, sentada a mi lado, lo comentó. Él estuvo muy agudo al apuntar que ni en el teatro ni en el cine la gente graba lo que ve"

El último concierto botánico que he visto ha sido el del Placebo. Placebo tiene el nombre perfecto para dar conciertos en directo, como es obvio. Antes de la actuación, una grabación de audio sorprendió al auditorio. “Hola, soy Stefan”, oímos. (Stefan —lo he mirado en Wikipedia— es el que toca la guitarra). El que toca la guitarra, nacido en Suecia, hablaba en español. Esto era de agradecer. Y decía Stefan: por favor, no graben el concierto, molesta a la banda y al resto de espectadores, hemos venido a crear comunidad y trascendencia, la gente no tiene por qué ver durante todo el show la pantalla encendida de tu móvil.

El mensaje era amable y borde en dosis milimétricamente encantadoras. Me cayó bien Placebo por ser amable y ser borde. La gente ha pagado 45 euros por ver tu (por lo demás) espantosa música, y tú le pides que no se lleve ni un recuerdo de su desembolso. Que se lleve, en lugar de vídeos y selfies, “comunidad y trascendencia”. En principio, parecía un buen canje.

Foto: Víctor Moreno – Festival Noches del Botánico.

Cuando acabó el mensaje, una pareja de espectadores, sentada a mi lado, lo comentó. Él estuvo muy agudo (aunque sólo sea porque me ha dado la idea para este artículo) al apuntar que ni en el teatro ni en el cine la gente graba lo que ve. Es cierto. Grabar una función de teatro o de cine es, para empezar, delito, y para acabar, una extravagancia. La gente no lo hace, no se le ocurre hacerlo. Quizá porque está sanamente doblegada por la fuerza de una ficción.

"El fan acude a ver su grupo para verse viendo a su grupo, como una especie de bingo donde todos los números que salen los tienes en tu cartón"

Nadie está interesado en lo que pasa sobre un escenario en un concierto. O, vale, una vez de cada cien estás interesado. El resto de las ocasiones en las que vas a un concierto, vas a pasar el rato con amigos, con tu pareja, con tu bebida. La prueba evidente de que la música en directo es un coñazo es que sólo acuden a ver a un grupo sus fans. Casi nadie entra en un concierto sin saberse las canciones. Como te sabes las canciones, las reconoces. Como las reconoces, te revalidas. El fan acude a ver su grupo para verse viendo a su grupo, como una especie de bingo donde todos los números que salen los tienes en tu cartón. Es una felicidad autoinducida.

Cuando Placebo pide por favor, y un poco de mandatory (ojo: la gente obedeció, lo cual nuevamente promueve en mí sentimientos encontrados: educación, esclavitud), pide, Placebo, digo, que no se grabe su espantoso concierto, está dándose todos los aires imaginables (“comunidad y trascendencia”), proponiendo que realmente ellos creen que hacen buena música, suficientemente sustancial para llenar el tiempo de miles de espectadores. Esto es no conocer a tus fans. Si el concierto de Placebo se hubiera llenado de gente que nunca los ha escuchado, nadie haría fotos y nadie haría vídeos. Estaría ese público virgen esperando a ver qué es eso de Placebo, cómo suena, cuántos son, de qué país llegaron.

"Algunos días antes había visto a Nicki Nicole en el mismo espacio, y sí era un espectáculo. Desde luego, no musical, pero sí un espectáculo"

Como en mi visionado de Oppenheimer (me salí; me salí también de Placebo), dediqué en el Botánico algunos minutos a mirar la cara del público. La cara del público de Placebo no era de estar pasándolo en grande; no era de sentir cosas; no era, desde luego, de paladear trascendencia alguna. Era de total aburrimiento. La gente que parecía divertirse parecía más bien querer divertirse, como es lo lógico cuando has pagado unos cincuenta euros por un espectáculo.

Foto: Víctor Moreno – Festival Noches del Botánico.

Placebo no era un espectáculo, era como gente tocando la zambomba a ver qué sale. Algunos días antes había visto a Nicki Nicole en el mismo espacio, y sí era un espectáculo. Desde luego, no musical, pero sí un espectáculo. Había bailarines, vídeos molones en las grandes pantallas y juegos de luces sorprendentes. Era como ver aterrizar naves espaciales en las películas de Spielberg. En Nicki Nicole las canciones a dúo las cantaba a dúo la argentina con la propia grabación del videoclip (Delaossa, v.g.). Esto quedaba muy bien, no siendo música en directo. Al final Nicki Nicole o Rosalía podrían dar conciertos poniendo sus propios videoclips en la pantalla, y la gente saldría muy contenta de pasarse dos horas viendo vídeos de Youtube junto a la persona que los protagoniza.

Yo una vez entré en un concierto sin saberme la banda. Fue en la sala Low (Madrid) y fue Fujiya & Miyagi. Y me pareció extraordinario. Pasa, sí.

"Curiosamente, Wilco fue tan antipático que daban ganas de irse a casa, de dejarles ahí solos haciendo su música en directo, como quien deja solo a su padre con el bricolaje del domingo"

Hace como un año escribíamos aquí sobre Wilco. Viendo la matanza musical de Placebo, pensé que Wilco estaba a años luz de ellos. Y a años luz de Nicki Nicole. Hacían música en directo, que es una cosa que se ve muy poco en los conciertos de música en directo.

Curiosamente, Wilco fue tan antipático que daban ganas de irse a casa, de dejarles ahí solos haciendo su música en directo, como quien deja solo a su padre con el bricolaje del domingo. Digo curiosamente porque Nicki Nicole fue abrasivamente cariñosa con el público, de creerte que eras su amigo. No dejaba de amar al público desde el escenario, aunque luego hiciera esa música como de ponerte los videoclips en Youtube. Placebo también eran muy majos, haciendo la segunda o tercera peor música en directo que he visto en mi vida.

Bob Dylan parece que también fue muy antipático, cuando pasó por allí.

Para hacer buena música en directo, quizá haya que volver a Bob Dylan, en efecto, que dijo: “Que te guste mi música no significa que yo te deba nada”.

2.2/5 (414 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

45 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Ester
Ester
11 meses hace

Un artículo tan malo que no he sido capaz de terminar.
Una banda con unos artistas que llevan 30 años creando música y reconocidos a nivel mundial, que un mindungui que dice ser crítico de música y se supone que habrá estudiado algo y cuando menos se habrá documentado sobre lo que dice, cosa que no ha hecho, y hable así de ellos, es para vomitar.

Rafa
Rafa
11 meses hace

A mí tampoco me gusta placebo.. pero me parece absurdo que alguien a quien no le gusta la música en directo vaya a ver un concierto.. y que lo que le parezca guai es ver espectáculos multimedia que poco tienen que ver con la música.

Carlos
Carlos
11 meses hace

Dios mío que articulo.
Es como si decido ir a ver una carrera de fórmula 1, de la que no entiendo, pero encima me pongo a micro analizar todo desde la perspectiva pedante de alguien que no entiende que haya gente que le pueda gustar.

Óscar Pérez
Óscar Pérez
11 meses hace

Quizás lo que te hizo salirte del concierto fue precisamente eso, esperar un espectáculo. Placebo son un grupo de rock y unos grandes profesionales con una larga trayectoria, aspectos ambos puramente objetivos, te guste o no su música. Hoy en día parece que necesitamos que nos sorprendan, necesitamos fuegos artificiales, naves espaciales que aterricen en el escenario, puro ornamento vacuo y, por qué no decirlo, en ocasiones un tanto hortera, que lo único que consigue es que se nos olvide el verdadero motivo por el que vamos a un concierto: la música. Y es precisamente en este sentido en el que grupos como Placebo jamás defraudan: son, ante todo, músicos. Veremos qué es de Nicki Nicole o de Rosalía dentro de 30 años.

Caterina
Caterina
11 meses hace

Aunque concuerdo con lo molestos que son los móviles en los conciertos, tu artículo apesta a un clasismo ombligocentrista típico de capitalino. Solo alguien que va a tantos conciertos por año puede hacer una crítica así, revisa tus privilegios porfa.

María Rivera
María Rivera
11 meses hace

Quien diga que Placebo es sinónimo de aburrimiento es porque definitivamente no conoce a la banda.
El hecho de restringir el uso de móviles en un concierto habla de respeto hacia los intérpretes y para los demás.
Acaso ya nadie sabe disfrutar de nada sin un móvil a la mano???
Vas a un concierto a OIR las canciones y VER a tu artista favorito.
Los que se sienten agraviados respecto a éste tipo de restricciones son los que tomas fotos de su comida antes de comérsela, los que se graban mientras están en medio de un accidente.

Álex
Álex
11 meses hace

Madre de Dios.
Y a tí te pagan por escribir, pues bien.

Fran
Fran
11 meses hace

Pedante, pero que muy pedante. Pero lo tienes muy fácil, no vayas a conciertos y quédate en tu casa mirándote tu ombligo.

Name
Name
11 meses hace

La música de Placebo es así, puede gustar o no gustar. Puede que en el concierto se echaran en falta más grandes éxitos, pero nadie se aburrió. Quizás es que los fans de Placebo somos así, poco tenemos que ver con el panorama musical actual. Y sí, las pantallas de los móviles son molestas durante un concierto, ¿qué problema hay en dejar el teléfono apartado durante apenas dos horas? Por mi parte, ha sido un lujo poder ver el directo de Placebo en un lugar tan encantador como es el Botánico. 🙂

Verónica
Verónica
11 meses hace

Lo peor del tema es que crees que tu criterio está bien fundamentado y que tú artículo es ácido. Lo que me demuestra que no sabes de música y no sabes escribir.
Para ser pretencioso hay que tener algo de talento, o pasa que publicamos cualquier opinión de cuñado de bar.
Si te gustan las lucecitas en las tiendas de multiprecio te las venden, muy chulas y de colores. Deja la música a los mayores.

Ruben
Ruben
11 meses hace

Madre mía… Eres una persona completamente recalcitrante. Solo espero que no seas en la vida real tal cual escribes. Es insoportable estar con una persona que todo el rato disecciona cualquier elemento mundano siempre desde el disenso y por supuesto con pretendida lucidez. Es el mismo modus operandi que un negacionista, que cree que su obligación es la de advertir a los demás de aquello en lo que no han reparado por no tener la suficiente capacidad de análisis. Te harías un favor revisando como has decidido relacionarte con el mundo desde la inquina, el hastío y la insatisfacción. Porque tampoco escribes mal. Ni bien.

Rogelio
Rogelio
11 meses hace
Responder a  Ruben

Brillante comentario, un repaso en toda regla. Una buena cura de humildad para alguien que pretende pontificar sin justificación ni argumento alguno más allá de los que se le pasan por sus huevos toreros.

Omar
Omar
11 meses hace

Enserio le permiten a este tipo escribir ? Woow que artículo tan malo es como si quisiera dejar de leerlo y dejar a este tío escribir su sarta de fecalidades solo

Mel
Mel
11 meses hace

Hazte un favor a ti mismo y dedícate a político, sin duda es lo más adecuado a tu perfil.

Luis
Luis
11 meses hace

XLSemanal: darle el artículo a un hater que no entiende nada no lo convierte en interesante. Lo único que he sacado en limpio es ver que alguien tan ignorante también es capaz de unir palabras. Y no lo digo por la crítica a Placebo, si no por las estupideces acerca de la música en directo jajaja Brutal.

Luis
Luis
11 meses hace

«Me gusta Wilco y no Placebo» Jajajaja te faltaba decir «yo vi a Arcade Fire cuando nadie los conocía». Ha quedado gracioso tanto berrinche e ignorancia.

Juan pablo castaño
Juan pablo castaño
11 meses hace

Este tipo como va a decir q noches de botanico es aburridor un lugar tan acogedor como ese y q da oportunidad de ver artistas tan en privado y tan cerca x un valor tan bajo asi como su variedad musical ( musica para todos los gustos ) ademas la tranquiladad al ingresar poder tomarse un agua o una cerveza afuera antes del ingreso en la calle. Ak lo q queda demostrado esq el aburrido sos vos q no sabes q es ir a un concierto a ver tu artista favorito. X favor deja de existir y asi le haces un favor al mundo

Luis
Luis
11 meses hace
Responder a  Juan pablo castaño

Con que deje de escribir y publicar lo que no entiende esta Bien 😛

Isabel
Isabel
11 meses hace

Uno de los peores artículos que he leído en mi vida. Rebuscado en demasía. Comenta varios temas sin estructura y al final no concreta en nada.

Rober
Rober
11 meses hace

Afortunadamente grupos como Placebo, están muy por encima de críticas tan desacertadas como esta.
Yo vi ayer a Placebo en el Low Festival de Benidorm e hicieron una actuación sublime e impecable, que movió a todas las masas y nos emociono con su maravillosa música.
«Humor amarillo», era todo un espectáculo, supongo que usted les haría una esplendida crítica cada vez que cogiesen el micro.
Lástima de articulo, para esto, mejor no escriba….

Jennifer Gamoneda
Jennifer Gamoneda
11 meses hace

Patético. Claramente, fue alguien que solo pagó su dinero para sacarse una nota de la manga. Si quieres hacer una buena nota te pones a investigar aunque sea un poco sobre los albums y el género que toca cada banda/artista para así entender el porque de las cámaras, no toda la música tiene el objetivo de divertir y hacer que todo el mundo aplauda y cante como orangután. Invitar a reexperimentar un concierto sin grabar no es una regla, al final cada quien decide si hacerlo o no, es como cuando le pides al público que aplauda o levante las manos para crear ambiente.

Marta
Marta
11 meses hace

Ostras tío, escribes realmente mal. Un Boyero de marca blanca. Para presentarte en el mundo con una personalidad irreverente se ha de tener mucho talento. Sino quedas como tú en éste artículo: cómo un tipo amargado y bastante ignorante.

Última edición 11 meses hace por Marta
Felipe
Felipe
11 meses hace

Madre mía, todos son unos borregos menos tú, menos mal que estás ahí para abrirnos los ojos.

Santi
Santi
11 meses hace

Creo que este tipo de artículos para para provocar.
Me parece tan patético este artículo como la foto del autor.
No se ni cómo escribe ni de lo que escribe en sus libros, pero me encantaría que le hicieran críticas similares a las que el hace, quizá cambiaría un poco y sería menos soberbio y pretencioso.

Viki
Viki
11 meses hace

Que digas que la payasa de nicki nicole haga mejor directo que artistas con tanta trayectoria…
Dedícate a tus novelitas y deja la música para quien le guste, que cojones sabes tú de música.

Alberto Avendaño
Alberto Avendaño
11 meses hace

Mare Nostrum, señor Olmos escritor y columnista que ha publicado 9 libros…
Menuda payasada de artículo, dando increíbles giros irónicos y suspicaces, diciendo básicamente que la música en directo está muerta, exceptuando cuando fuiste a ver a la Sala Low a Fujiya & Miyagi, y te tomaste un julepe de menta, nunca leí nada tan repipí y vacío. Encima tienes las narices de explicárnos a que vamos los demás a un concierto y por qué, y lo tedioso de la música en directo. Si no te gustó Placebo perfecto, a mi tampoco me gustaron, pero leyéndote solo se pone más de manifiesto que los voceros de este tiempo, solo soltais basura que ni aporta ni informa de nada, solo se lee a un tipo con mucho ego y con muy poco conocimiento e interés por la música. Me preguntaba hace poco, que pasa con el periodismo musical en este país, y lo necesario que es, y al final siempre es lo mismo, un escritor haciéndose el intelectual y mirando por encima del hombro al resto. No he leído tus libros, pero si quieres me leo el resumen, y te hago una crítica mordaz y graciosilla mientras agito mi Negrini. Vete a trufar al bosque Olmos.

rik
rik
11 meses hace

Alucino con la cultísima opinión del ilustre columnista. ¿Se jubila Boyero y quiere su silla? Ni entro a debatir, porque salimos mal. Solo de acuerdo en que la gente no va a un concierto, sino de quedada. Pues vete a otro sitio, no molestes y déjanos oírlo.

Iao
Iao
11 meses hace

Lastima que ocuparas un asiento de alguien que podría haber disfrutado del concierto…Vaya tela

Burxun
Burxun
11 meses hace

Es como que este tío se hubiese levantado un poco arrevenío y le ha dado por escribir esto por rellenar, por curro, por que le pagan donde escriba…
Has justificado tu trabajo de manera poco constructiva pero tu opinión no me importa un carajo. En verdad no has escrito una crónica. Has dado tu opinión según te levantaste de la cama esta mañana. No creas que soy un hater de esos ni lo de que hablen de tí aunque sea mal. Has hecho fatal tu trabajo y en verdad mientras escribo esto ni siquiera me acuerdo del nombre del grupo al que estabas criticando. Acuéstate, a ver si mañana tienes más suerte y no te acaban echando de aquí por lo mal que escribes.

Cristina
Cristina
11 meses hace

Me parece una ofensa para los fans de Placebo este artículo. A parte de ser ridículo y sin sentido. Nunca jamás se puede comparar a una artista como Nicky Nicole con Placebo. Está claro que no tienen nada que ver.
En los conciertos de Placebo, solo con escuchar sus canciones y verlos en vivo, a los fans nos sobra, independientemente de que el grupo defienda que los móviles lo único que hacen es molestar a muchas de las personas que van a verlos en directo y no les gusta en sus conciertos, no creo que sea relevante para las personas que respetamos su música y disfrutamos con su espectáculo.
Esta claro que no respetas al grupo, ni a las personas que nos apasiona Placebo.
El peor artículo que he leído en mi vida.

Joaquín
Joaquín
11 meses hace

Me parece genial que alguien pueda escribbir esto o lo que le salga del boli, faltaría mas pero publicarlo, publicarlo me parece de una valentía o temeridad, no se, inauditas. Dedícate a otra cosa porque la incoherencia y falta de criterio reina en tus palabras. Reciclaje ♻️

Ricard
Ricard
11 meses hace

Tú artículo no es aburrido al menos, no como un libro tuyo que leí, no recuerdo el nombre del libro pero si el tuyo, tengo que recordarlo para no tropezar con otro libro tuyo por descuido.
No estuve en ese concierto de Placebo, no puedo validar tú crítica, he estado en otros, nunca fueron muy buenos en directo pero si los recuerdo entretenidos al menos. Lo que me preocupa más es tú opinión sobre Wilco, definitivamente no sabías donde estabas o no los conoces demasiado, no son la alegría de huerta pero son unos músicos impecables. Difícil que tengan un día malo.
Ánimo con tu amargura y no dejes que las críticas que he leído de fans indignados te hagan hacer artículos felices, no es lo tuyo.

Salva
Salva
11 meses hace

Va a un concierto de Placebo sin tener idea de la banda, ni de su música ni de su público, encima escribe un artículo criticándoles por no montar un ‘espectáculo’ a lo Nicki Nicole, alucina. Pobre Placebo tener que tocar para gente así.

Jaume
Jaume
11 meses hace

Artículo malísimo. Dedícate a la literatura y olvida las reseñas musicales

Alejandro
Alejandro
11 meses hace

Que horrible articulo, chupala jaja

Rosa
Rosa
11 meses hace

Muy malo el artículo, no sé cómo va a escuchar un concierto de alguien que no le gusta. Todo gira en torno a los 45 € que ha costado. Si se es borde y se habla mal del grupo sobre el que tienes que escribir, pues lo mismo te lee más gente. Se le ve demasiado el plumero, no entiende ni conoce aquello sobre lo que se pronuncia.

Miguel Escolá
Miguel Escolá
11 meses hace

Pues a mí me parece un coñazo Bob Dylan, pero vamos es mi opinión personal y no me dedico a escribir artículos, si fuera el caso, respetaría profundamente las sensibilidades de las personas .
La musica,señor Olmos,son sentimientos,lo que para mí es maravilloso para usted puede ser patético,por supuesto, por eso gracias a Dios no somos todos rubios de 1,80 de altura, juzgar de esa manera me parece una falta de respeto y de poco profesional en un artículo público,es su opinión personal.
Ah,por cierto, cuándo voy a un concierto sea con amigos o con mi pareja voy a ver el concierto,no ha charlar…eso antes o después

Fernando
Fernando
11 meses hace

Me alegra mucho haber leído este artículo, para saber a quién no tengo que volver a leer, pena que inviten a gente así gratis a sitios en los que no quiere estar y que los que sí, tengamos que pagar, por otro lado con mucho gusto,.Afirmar con tanta rotundidad las cosas que dices de ese concierto y de los conciertos en general es de una ignorancia tan pedante, ¿Acaso viste todas las caras de los que estuvimos? ¿Hay que ser fan para ir a un concierto? Tener educación es obedecer? A mí no me tiene que decir nadie que no saque el móvil como no me tienen que decir que no ponga los pies en los asientos del metro etc, sentido común , el menos común de los sentidos. Un saludo, espero que superes tu amargura.

Última edición 11 meses hace por Fernando
Carles
Carles
11 meses hace

No tienes ni puta idea de música. Dedícate al corazón a ver si te va mejor… inculto musical.

Carmen Tenorio
Carmen Tenorio
11 meses hace

Que pésima reseña, obviamente no prestaste la atención suficiente y menos después de la última comparación, ya ni si quiera tuve intereses en terminar de leer esto. Se nota a leguas qué fuiste a un concierto de música de la cual no conoces nada.

Luis
Luis
11 meses hace

Esta basura lastimo mis ojos, es el peor articulo que eh leido en un buen buen tiempo, ni siquiera recuerdo un articulo tan malo. No me gustaria toparme por ahi con alguien que pienses asi.

Raoul
Raoul
11 meses hace

Menuda mano de leches le ha caído al bueno de Alberto Olmos. Pero alma de cántaro, ¿a quién se le ocurre apoquinar 45 euros para ver un concierto que sabes de antemano que no te va a gustar? No conozco ni a Placebo ni a Wilco (creo que lo más reciente que he escuchado, aparte de las cosas que va sacando Bob Dylan, es el tercero de Sheryl Crow), pero me parece muy bien que el tal Stefan le pida al personal que no joda con el móvil; Dylan, mucho menos diplomático, lo ha prohibido en sus conciertos. Y de paso, también habría que pedir a los horteras de turno que se abstuvieran de subir a una tía a hombros, impidiendo ver al de atrás. Por lo demás, el artículo demuestra que su autor no debe de tener muchas cosas en las que emplear su tiempo, dada su tendencia a ir a conciertos y a sesiones de cine que no llega a ver enteros, como si se sintiera forzado a hacerlo para luego poder contarlo aquí.

Luzko
Luzko
11 meses hace

Se nota que no te gusta la musica y que ademas no tienes ni puta idea de lo que es y lo que conlleva un concierto en directo.
La proxima vez dame a mi los 45 pavos que yo si que lo voy a disfrutar.

Ricardo
Ricardo
11 meses hace

Lo que es aburrido hasta el hastío es el artículo. Me permito dudar de los conocimientos musicales del autor, pero todo el texto rezuma esa pose tan «cool» de periodista crítico que, en realidad, no informa de absolutamente nada e intenta, palabra tras palabra, dejar patente una pregunta superioridad intelectual por la que nadie le ha preguntado. Egocentrismo puro y performance escrita de periodista agresivo para la que, si se pretende que sea efectista, requiere de una extensa documentación que, en este caso, brilla por su ausencia. No así como la pedantería, que hace acto de presencia en cada línea.

Elvi
Elvi
11 meses hace

Yo estuve en el concierto y puedo asegurar que fue increíble.
Independientemente de los gustos de cada uno, tu artículo es soberbio, irrespetuoso y sin falta de criterio. Pregunta por favor a Julio Ruiz que también estuvo viéndoles y seguro que te dará una valoración más objetiva y profesional que la tuya.