Inicio > Actualidad > Navegar el catálogo de Alfaguara

Navegar el catálogo de Alfaguara

Navegar el catálogo de Alfaguara

La Real Academia Española describe un alfaguara como un manantial copioso que fluye con violencia. Acertó quien eligió la palabra para bautizar, en 1964, el sello creado por el constructor Jesús Huarte bajo la dirección de Camilo José Cela y sus hermanos Juan Carlos y Jorge Cela Trulock, al frente de la editorial hasta 1977. Más de cincuenta años después, el catálogo de esta editorial encuaderna lo mejor de la literatura iberoamericana. No sólo ha sido un puente para cruzar el océano que separa España y América Latina, es un torrente en el que confluyen varias generaciones y geografías.

El premio Nacional a la Mejor Labor Editorial concedido la semana pasada por el Ministerio de Cultura reconoce el éxito en la labor y la tradición de una editorial por la que han pasado editores como Jaime Salinas, José María Guelbenzu, Luis Suñén y Guillermo Schavelzon. Un sello como Alfaguara debía ser capaz de leer los tiempos, y así continúa haciéndolo medio siglo después. En los años noventa, cuando España vivía una explosión cultural, se convirtió en el centro de la actividad editorial en español. En aquel entonces, Juan Cruz asumió la dirección de Alfaguara y Edipaís, que coeditaba con Aguilar libros de investigación periodística, ensayos, turismo y ocio.

"En 2009, Pilar Reyes desembarcó desde Colombia en España, justo el año en el que comenzaba el largo desierto de una crisis económica que hizo desplomarse al mercado editorial"

Como director hizo un catálogo por el que muchos le atribuyen el rol de arquitecto de la Alfaguara actual, ya que comenzó a pensar el español como un conjunto. Fue en el momento en que Mario Vargas Llosa comenzó a publicar en el sello y Julio Cortázar se relanzó con mucha fuerza con sus cuentos completos. Cruz forjó un catálogo centrado en autores hispánicos, pero hubo muchas cosas más: desde la publicación de la serie de Arturo Pérez-Reverte protagonizada por el capitán de los Tercios de Flandes Diego Alatriste hasta el acercamiento de los autores hispanoamericanos.

En 2009, Pilar Reyes desembarcó desde Colombia en España, justo el año en el que comenzaba el largo desierto de una crisis económica que hizo desplomarse al mercado editorial. Hoy, las cosas han cambiado: la industria editorial se ha recuperado tras cinco años continuos de caída y las cifras gozan de buena salud, hasta el punto de que el sector editorial español registró en 2019 su sexto año consecutivo de crecimiento. Tal y como informó el Informe de Comercio Interior del Libro, en el ejercicio previo a la pandemia del COVID-19 el sector mejoró sus cifras en un 2,4%, hasta los 2.420,64 millones de euros.

"El premio Alfaguara de Novela se creó en 1965, un año después de la aparición del sello. En 1998, el certamen fue relanzado por Juan Cruz"

En 2015 Alfaguara fue adquirida por uno de los grupos editoriales más potentes del mundo, Penguin Random House. Fue la operación más anunciada, a la vez que desmentida, en el panorama editorial en español. Si no lo negaban unos, lo hacían los otros. Pero ocurrió. Tras meses de especulación, ocurrió. Santillana, mejor dicho, el Grupo Prisa, perdía su mascarón de proa cultural. El anuncio se hizo público, además, un día antes de la lectura del veredicto del Premio Alfaguara de Novela; y no en cualquiera de sus ediciones sino, quizá, en la más importante: la del 50 aniversario del sello.

Desde entonces, Pilar Reyes se consolidó en uno de los puestos clave del quehacer cultural, ese lugar en el que coinciden América Latina y España, pero también una geografía literaria todavía mayor de la que esta colombiana da buena cuenta en su carrera profesional. Bajo su égida ha publicado autores revelación como Joël Dicker —un best seller en toda regla—, ha rescatado voces como las de Lucia Berlin y editado auténticos sucesos literarios como la Ordesa de Manuel Vilas.

Un premio histórico

El premio Alfaguara de Novela se creó en 1965, un año después de la aparición del sello. En 1998, el certamen fue relanzado por Juan Cruz y con Pilar Reyes volvió a experimentar un rejuvenecimiento. Ocurrió durante la vigésima edición del galardón, que fue concedido a Ray Loriga por su novela Rendición, en cuyas páginas el escritor se permitía dejar de ser el eterno joven escritor que le exigieron ser y en el que consiguió, al fin, coger el timón de su madurez literaria. En esta nueva etapa de renovación se incorporaron al palmarés Jorge Volpi, Patricio Pron, Guillermo Arriaga y Pilar Quintana, ganadora de la edición 2021 con su novela Los abismos, una historia sobre varias generaciones de mujeres en una misma familia.

Desde 1998, el jurado del Premio Alfaguara de novela ha estado presidido por Carlos Fuentes, Eduardo Mendoza, Alfredo Bryce Echenique, Antonio Muñoz Molina, Jorge Semprún, Luis Mateo Díez, José Saramago, José Manuel Caballero Bonald, Ángeles Mastretta, Mario Vargas Llosa, Sergio Ramírez, Luis Goytisolo, Manuel Vicent, Bernardo Atxaga, Rosa Montero, Manuel Rivas, Laura Restrepo, Javier Cercas, Carme Riera, Elena Poniatowska, Fernando Savater, Juan José Millás, Juan Villoro y en la más reciente edición Héctor Abad Faciolince, cuyo libro El olvido que seremos ha sido uno de los grandes aciertos de Pilar Reyes como editora.

5/5 (4 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios