Inicio > Poesía > Nevers no existe: Angélica Liddell

Nevers no existe: Angélica Liddell

Nevers no existe: Angélica Liddell

Dicen que Nevers es más triste es un libro de teatro, de poesía, un diario, relatos breves, y otros no tan breves, flechas literarias punzantes que se nos clavan en la retina. Una obra tan inclasificable como su autora: Angélica Liddell.

Premio Nacional de Literatura Dramática por La casa de la fuerza, publicado también por la editorial La uÑa RoTA en 2011, y León de Plata de la Bienal de Venecia, esta artista nacida en Figueres en 1966 ha traspasado una y otra vez todos los límites de los géneros artísticos. Comparada por algunos críticos con Artaud y Pasolini, fundó su compañía Atra Bilis en 1993 junto a Sindo Puche. Con ella ha representado más de treinta obras como: You are my destiny (Lo stupro di Lucrezia), 2014, Primera carta de San Pablo a los corintios, 2015, ambas del Ciclo de las resurrecciones. Esta breve tragedia de la carne, 2015 y ¿Qué haré yo con esta espada?, 2016, ambas de la Trilogía del Infinito, El Decamerón o El orgullo de la nada.

Una creadora omnipotente capaz de dibujar imágenes poéticas y escénicas crudas, tanto en el papel como sobre el escenario. Basta con leer la descripción de la propia autora sobre la relación entre el sacrificio y lo poético en su práctica teatral:

En vez de disparar a alguien, escribo.
Es una fortuna, ¿no? En el escenario puedo asesinar con total libertad.
Y también puedo suicidarme un millón de veces.

Ciclo de conferencias El sacrificio como acto poético

Esto es, justamente, lo que Angélica Liddell consigue en Dicen Que Nevers es más triste. Al igual que en su teatro, huye de toda imposición convencional y tiende a mostrar los aspectos más oscuros de nuestra realidad contemporánea: la muerte, el sexo, el poder, la violencia, la locura, temas que se repiten de manera obsesiva en cada una de sus líneas. En un mundo donde lo más cómodo es mirar para otro lado, esta autora nos fuerza a contemplar los aspectos más putrefactos de la sociedad. Es como si nos agarrara la cabeza y nos obligara a presenciar un acto brutal en directo, consiguiendo que nos replanteemos los paradigmas y las incoherencias latentes en nuestro día a día, como por ejemplo, el exceso de puritanismo a la hora de tratar ciertos temas.

Con un estilo abrumadoramente certero, se nos presenta una obra despiadada, con la que el estómago se revuelve y con esbozos tan potentes como este:

EL VERANO DE LA ABSOLUCIÓN XII

VIAJAR

– Quiero marcharme con mis padres.
– Y ¿dónde viven tus padres, chica?
– Mis padres estàn muertos.

The Scarlet Letter, Angélica Liddell, 2019.

Un libro dividido en cuatro partes que se corresponden con las cuatro estaciones del año, y en las que Liddell plantea un viaje hacia las emociones más lúgubres que se esconden en nuestro corazón.

Necesitamos un peligro que nos una profundamente a otra persona.

Con versos, si es que los podemos llamar así, como este, se nos abre la puerta de una habitación a la que no siempre es agradable acceder. Las fronteras que separan la realidad de la autoficción se difuminan cada vez más, a medida que avanza la travesía. 

Lo único que puede suceder de verdad es que nos matemos y que la hierba crezca rápidamente. Nada más. Se puede tardar toda una vida en suicidarse.

He puesto unas flores de broma en el sofá para gustarle a mi
madre muerta. Qué bien estamos juntas, mamá

Sin serpientes para bendecirte,
meto las manos en el fuego
y las saco heladas.

Dardos como estos se intercalan con relatos más extensos como La Elegida o Ingmar Bergman me habla, dos maravillosos fragmentos que bien podrían imaginarse como una escena teatral. La uÑa RoTA es una editorial valiente y necesaria que se sitúa como una pieza clave, precisamente por este tipo de apuestas innovadoras y poco comerciales, para seguir la obra de autores vinculados al mundo escénico. Carreteras, muertos, padres, madres, ciudades inventadas, Nevers no ha existido nunca, Nevers está en todas partes, Nevers es donde habita el espíritu de Angélica Liddell, Nevers es una ciudad de Francia, una calle de París, el personaje femenino de Hiroshima mon amour. Nevers es la pérdida, una forma de nombrar lo invisible, la orfandad, el amor y el duelo. Nevers es ese lugar al que nunca nos atrevemos a ir, Nevers es aprender a gritar frente a una vela encendida sin apagarla.

—————————————

Autora: Angélica Liddell. Título: Dicen que Nevers es más tristeEditorial: La uÑa RoTa. Venta: AmazonFnac y Casa del Libro.

4.1/5 (12 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)