Inicio > Series y películas > Nos vemos en otra vida, la serie sobre la trama asturiana del atentado del 11-M

Nos vemos en otra vida, la serie sobre la trama asturiana del atentado del 11-M

Nos vemos en otra vida, la serie sobre la trama asturiana del atentado del 11-M

Cuando está a punto de conmemorarse el 20 aniversario del 11-M, el mayor atentado yihadista en Europa que acabó con la vida de 192 personas y cerca de 2.000 resultaron heridas, Disney + estrena el 6 de marzo Nos vemos en otra vida, una serie realizada por Jorge y Alberto Sánchez-Cabezudo.

Nos vemos en esta vida o en la otra es el libro de Manuel Jabois en el que se basa esta serie de seis capítulos, que narra la historia a partir de la entrevista que el periodista hizo a Gabriel Montoya Vidal, Baby, el adolescente de 16 años que, junto a Emilio Suárez Trashorras, participó en el traslado de los explosivos desde Asturias que se usaron en Madrid el 11 de marzo de 2004.

Baby fue el primer condenado por los atentados, en el que siete de los yihadistas se inmolaron matando a un policía de los Geo. Su testimonio fue clave en el macro juicio que tuvo lugar en 2007.

Los directores Jorge y Alberto Sánchez-Cabezudo, junto con Guillermo Chapa, Daniel y Pablo Remón y Roberto Martín Maiztegui han armado una historia «significativa para la sociedad, que tardamos mucho tiempo en saber cómo afrontar», señalan este lunes a EFE los directores.

Ambos califican el suceso como el «más traumático de los últimos 50 años», por ello apuntan que se trata de una serie necesaria para la sociedad actual, porque hay «cosas que han quedado un poco olvidadas y nos parecía que es un tema que había que contar», huyendo de escenas escabrosas y sin exhibir el momento del atentado en sí.

«Teníamos muy claro que no íbamos a rodar el atentado como tal. No queríamos mostrar sangre. Queríamos ser muy respetuosos con las víctimas y no hacer del propio atentado algo sensacionalista ni recrearnos en ello», advierten. Un momento que se refleja a través de los testimonios de las víctimas en el macro juicio de 2007 en el que se juzgaron los atentados.

Una serie con un gran trabajo de investigación, de estructura documental, con muchas entrevistas previas, en la que se traslada «el horror desde la serenidad —en el momento del juicio—».

«Nos dejó completamente alucinados cómo las víctimas se sobreponen, se enfrentan a contar lo que les ha pasado con el deber cívico de transmitir lo que ocurrió para que no se olvide. Nos pareció conmovedor y la mejor manera de narrarlo», indican los directores.

Por otro lado, la trama criminal se cuenta con la perspectiva de la novela, centrándose en un pequeño barrio de Avilés (Asturias) y en la figura de un adolescente de 16 años, el primer condenado por el atentado, que cuenta su historia desde la falta de alternativas y la ausencia de arrepentimiento.

Una historia delicada en la que los directores han tenido muy en cuenta a la víctimas, a las que antes de comenzar a rodar les informaron sobre cómo se iba a desarrollar el proyecto.

«Yo creo que su reacción ha sido muy positiva. No sabemos cómo la van a recibir todas, pero las que han visto la serie les conmovió. Compartimos con ellos la necesidad de contar, de saber cómo pudo suceder algo así y que no quede en una nebulosa», indican los creadores.

Una razón por la que han ido equilibrando los diálogos y el tono, tomando distancia moral sobre cómo el protagonista llega a ese punto, «la línea era muy fina para no prejuzgar».

Roberto Gutiérrez (Oviedo, 2004) y Quim Ávila (Barcelona, 1994) son los dos actores que interpretan a Baby, en su etapa adolescente y más madura.

«Nací meses después del atentado y he tenido que leer e informarme sobre una historia de la que oí hablar, pero sabía poco», dice a EFE Gutiérrez.

Un personaje que les ha acercado para unir gestualidad y acentos «para poder coger el tono. Rober me leía mi guión y eso me servía para coger la cadencia, ha sido muy generoso», relata Quim Ávila, quien añade que es «muy difícil no juzgar al personaje».

Gutiérrez remarca que «Baby idolatraba a Emilio por las cosas que hacía, estaba siempre de fiesta y tenía dinero y eso hacía que se dejara influenciar por él».

El actor Pol López es Emilio Suárez Trashorras y reconoce que le costó tomar la decisión «de querer interpretarle, no estaba seguro». Leyó los guiones y vio «el respeto y la dignidad con el que se trata el tema, pensando en la víctimas», y subraya que la historia es «una herida importante de este país que hay que contar».

Define a su personaje como una mezcla de «apestado social y rey del barrio, con ganas de hacer cosas que tengan influencia sin tener muy en cuenta la ética. Ahí no entra, no sé si porque no está capacitado o porque no quiere».

Nos vemos en otra vida se estrena el 6 de marzo y los tres consideran que, «en cierto modo, podrá honrar lo que le pasó a las víctimas, hacer memoria y para la gente más joven, rellenar todo un vacío de información que hay en base a este episodio. Yo espero que esta serie ayude a generar memoria histórica de nuestro país», indica Quim Ávila.

4.2/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Rafa
Rafa
1 mes hace

Como dice el catedrático Reinares, las “teorías de la conspiración del 11 M” solo se explican por ignorancia, interés privado o malignidad. Y son una enorme falta de respeto a las víctimas.
Los autores de esas teorías Casimiro García Abadillo, Pedro J Ramírez y Federico Jiménez Losantos, las revictimizaron, cada vez que insistían en sus teorías, volvían a lesionar su estado mental o psíquico, convirtiéndolas de nuevo en víctimas.
La polémica sobre la hora que se pudo saber que no era ETA, está probado que los TEDAX, cuando intentaron neutralizar las dos bombas que no habían explosionado en Atocha y en El Pozo, observaron que la sustancia explosiva era de color BLANCO, no de color rojo como la dinamita Titadyn que utilizaba la banda terrorista ETA. Así lo declararon los TEDAX en la vista oral del juicio.
Este importante detalle fue conocido por las autoridades policiales apenas una hora y media después de cometerse los atentados.
El que fuera jefe de los TEDAX, comisario Juan Jesús Sánchez Manzano, lo explica y documenta en el libro «Las Bombas del 11-M. Relato de los hechos en primera persona» (Amazon 2014), página 30 y en el documento oficial nº 5, página 360. El libro es de acceso GRATUITO en biblioteca digital universitaria Dialnet. https://dialnet.unirioja.es/servlet/libro?codigo=561602
La obsesión de los periodistas citados con ETA era enfermiza. En junio de 2009, después de CINCO AÑOS, escribieron y promocionaron un libro titulado “Titadyn”, ignorando las sentencias de Audiencia Nacional (2007) y Tribunal Supremo (2008).
La re victimización fue prologada, 10 años. Aún, hay gente que insiste en las teorías de la conspiración.
Las “teorías de la conspiración del 11 M” fueron interesadas por su beneficio económico o político y muy malignas, no solo para las victimas sino para toda España. Sembraron crispación y dividieron a la sociedad.
— En 2024, 20º aniversario se ha publicado un libro “Voces del 11 M: Víctimas de la mentira”, editado por Planeta. https://proassetspdlcom.cdnstatics2.com/usuaris/libros_contenido/arxius/56/55946_Voces_Del_11M.pdf
— Otro, recientemente publicado, «11-M. PUDO EVITARSE». Editorial: Galaxia Gutenberg.
https://www.galaxiagutenberg.com/producto/11-m-pudo-evitarse/