Inicio > Firmas > Romanzas y donaires > ¿Persecución lingüística en España?

¿Persecución lingüística en España?

¿Persecución lingüística en España?

La escritora uruguaya Cristina Peri Rossi, flamante Premio Cervantes, vive en España desde 1972, por mor del exilio al que se vio abocada dada la situación política en su país. Hasta la muerte de Franco, vivió también represaliada por el régimen, fruto de un acuerdo entre las dictaduras uruguaya y española. Pese a todo, acabó instalándose en Cataluña hasta alcanzar una cierta felicidad. Se familiarizó con el catalán, idioma que terminó por entender, leer y hasta traducir. Mucho tiempo después de su llegada, Peri Rossi participaba en varias tertulias de Catalunya Radio. Utilizaba para ello el idioma español, por tener más habilidad con él a la hora de razonar y expresar los matices de sus ideas. De pronto, un día de 2007, la emisora decidió prescindir de ella en las tertulias precisamente por blandir el español en lugar del obligatorio catalán. El revuelo fue de aúpa. Varios compañeros, como Caballero Bonald, Esther Tusquets o Mario Benedetti, firmaron un manifiesto para rechazar esta censura. Ella misma escribió un artículo criticando el ambiente represivo: «Creo haber sufrido un claro caso de persecución lingüística, como otras veces he sufrido persecución política, bajo la dictadura uruguaya o franquista».

"Sé que me van a decir que las dos lenguas viven en armonía, pero ¿a costa de qué?"

¿Viven los castellanohablantes una persecución lingüística en ciertos territorios bilingües de la península? Ahórrense las referencias a exageraciones e hiperbolismos: esta persecución no tiene que ver con las hostias de la dictadura cívico-militar uruguaya, ni con las galopadas de los grises franquistas, como bien refleja en la comparación la propia Cristina: una es persecución política y otra lingüística, aunque en algún punto empiezan a tocarse. Sé que me van a decir que las dos lenguas viven en armonía, pero ¿a costa de qué? A costa de que los que tienen una de ellas como principal, los que, como Peri Rossi, tengan el castellano como lengua con la que explotar mejor sus cualidades intelectuales se vean relegados a un segundo plano en según qué ambientes, véase la famosa tertulia de Catalunya Radio, donde destacarán sólo los que tengan pericia con el catalán.

"¿Por qué ese joven no puede hacerlo con el idioma que mejor maneja, tan oficial como el otro?"

El último caso lo hemos vivido hace unos días, cuando un alumno de Cheste solicitó que las preguntas de un examen fueran traducidas del valenciano al castellano, queja por la cual terminó siendo expedientado. El muchacho pretendió elevar la queja vía hoja de reclamaciones, pero el docente le espetó que aquello no era un bar. Efectivamente, la escuela no es un bar, caballero, sino un lugar donde formarse intelectualmente y demostrar esa formación con la mayor pericia lingüística posible. ¿Por qué ese joven no puede hacerlo con el idioma que mejor maneja, tan oficial como el otro? ¿Por qué las ideas de una extraordinaria escritora, que ingresa en el palmarés más prestigioso que este plumilla ha conocido, tienen que claudicar frente a las probablemente inferiores de algún zote catalanohablante? ¿Acaso esto no es, como dijo Peri Rossi, una persecución? De hecho, acabemos con ella y con una de las frases de su omnipresente artículo: «La libertad de expresión es un derecho constitucional que atañe a todos los ciudadanos y no se refiere exclusivamente al pensamiento, sino a las lenguas en que se emite». Pues eso.

4.2/5 (233 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
12 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Pepehillo
Pepehillo
1 mes hace

Los progres castellanohablantes no tenéis ni p. idea de qué es el nacionalismo étnico. Ahora que os toca a vosotros recibir un poco, lloráis. Muchos lo hemos sufrido durante décadas, con consecuencias irreparables, y encima nos habéis llamado fachas. Que os den.

caraloco
caraloco
1 mes hace
Responder a  Pepehillo

El impresionante caso de la dictadura racista y una Constitución podada por mutación.

Pepehillo
Pepehillo
1 mes hace
Responder a  caraloco

Mande?

Joan
Joan
1 mes hace
Responder a  Pepehillo

En Catalunya la lengua que está en desventaja es el catalán.

Última edición 1 mes hace por Joan
Pepehillo
Pepehillo
1 mes hace
Responder a  Joan

Claro, claro. Y más que lo estará. Cuando obligas a alguien a comer avena, acaba aborreciéndola. Las lenguas no tienen derechos, los tienen los hablantes.

Susan
Susan
1 mes hace
Responder a  Pepehillo

Si lo sabemos, y también sus consecuencias, solo hay que ver el acorralamiento que sufre el castellano en Cat, el mismo que el catalán en otras épocas, de las que por lo visto han tomado buena nota los actuales políticos catalanes haciendo con el castellano lo mismo que le hicieron al catalán , los mismos perros con diferentes collares.

Pepehillo
Pepehillo
1 mes hace
Responder a  Susan

Falso. No se está haciendo lo mismo. Se dicen muchas tonterías y falsedades sobre el franquismo. El franquismo fue mucho más permisivo con el catalán que el régimen nazionalista con el castellano. Durante el franquismo ya comenzó a haber enseñanza pública en catalán (en las escuelas municipales de Barcelona) y la privada y concertada era libre. La literatura en catalán era abundante, y había muchos premios para literatura en catalán, como los premios Sant Jordi y el Ciudad de Barcelona, que lo entegaba el ayuntamiento el día que conmemoraba la liberación de la ciudad en 1939. Si incluso Omnium Cultural nació y fue legal durante el franquismo. No sólo se podía publicar en catalán, sino que muchos de los mejores literatos y artistas catalanes eran bastante más inclinados al franquismo que al nazionalismo (véase Josep Pla, Llorenç Villalonga, Gironella, Ignasi Agustí, Dalí o Eugeni d’Ors). El nazionalismo ha creado una conciencia tribal y etnicista en torno a la lengua, ha convertido la lengua en un elemento de diferenciación, cuando su naturaleza es servir para la comunicación. Es una inversión, una absoluta aberración. Lo más curioso es que las familias y élites nazionalistas son las mismas que las del franquismo. Ustedes los de fuera, no tienen ni idea de la estafa del nazionalismo.

Gomindo
Gomindo
1 mes hace
Responder a  Pepehillo

Si

Gomindo
Gomindo
1 mes hace
Responder a  Pepehillo

Tienes muchísima razón, yo soy de izquierdas pero no soporto el

Gomindo
Gomindo
1 mes hace
Responder a  Pepehillo

Nazionalusmo. Realizado por una élite materialista y opresora diga lo que diga la Rahola. Y la dolza Borrás.

Pepehillo
Pepehillo
1 mes hace
Responder a  Gomindo

Claro! Precisamente por ser de izquierdas (internacionalista o, al menos, cosmopolita) no debería usted soportar el nazionalismo catalán. Aún digo más: siendo el nacional-socialismo alemán una ideología errónea, aún era más culta y más teóricamente -¡en su teoría, no en su praxis!- razonable que el nazionalismo caralán, que es una mala adaptación ‘en espardenyes’ del movimiento romántico (cultural y político) alemán. Si hasta Prat de la Riba imitaba el corte de pelo de Bismarck. El nazionalismo caralán es clasista y semiilustrado, que es la peor clase de analfabetismo. Es un producto de la burguesía con más conciencia de casta y con más prejuicios de clase de España.

Roger
Roger
1 mes hace
Responder a  Pepehillo

Yo sí. Soy y vivo en Euskadi y lo tengo muy claro: el nazionalismo periférico es hipócrita y el central zafio.